Regalos artesanos para los cinco sentidos

Un sinfín de ideas artesanas para regalar propone la XX Feria de Artesanía de Primavera. Para la casa, para decorar la habitación de los niños, para la cocina o para lucir. La joyería gana por goleada en una feria que resulta un viaje por la España artesanal, que entra gustosamente por los ojos. Desde cuadros de flores secas o en cuero hasta bolsos, carteras, abanicos y pañuelos de seda, llaveros de madera de sabina, jabones naturales o utensilios de cocina prácticos, son algunas de estas propuestas, que resultan un regalo único y original que sale de las manos y la creatividad de estos artistas.


La lluvia amenazó con enturbiar la primera tarde de venta de los artesanos en el Parque de La Concordia, pero finalmente, las nubes descansaron y dejaron de descargar agua sobre la ciudad. Hacía frío pero el público respondió a la convocatoria y se acercó a ver, comprar y decidirse por el sinfin de objetos artesanos que se muestran en la treintena de puestos que se disponen a lo largo del paseo del parque de La Concordia.

Para las madres, para uno mismo, para estrenar, para sorprender o para la casa y la habitación de los niños. "Esto es para guardar el tabaco y hay varios tamaños", explica Ángela Canuria, artesana de Roblelacasa, en plena Sierra Norte, mientras enseña una pequeña cartera idónea para los que fuman tabaco de liar.

En su puesto, lucen colgados bolsos grandes de cuero -a modo de carteras- muy bonitos. Al lado, el viaje es hasta Coria del Rio (Sevilla), con sedas de vistosos colores. Y cómo no, abanicos y pañuelos.

Llaveros con olor a sabina y ambientadores trae Santiago González desde Soria; propuesta que contrasta con preciosas pulseras y pendientes de lapislázuli, azabache, coral y malaquita o la cerámica de Badajoz, ideada para la cocina por el alfarero Pedro Morales.

En esta feria, el vidrio se recicla y se transforma en lámparas y ceniceros. La madera de olivo se convierte en cucharas, morteros, tablas, espátulas y fuentes para la cocina; las marionetas parecen mirarte desde su medio metro de altura y su mundo de fantasía -hay gnomos, pierrots, duendes del bosque, payasetes...-y los jabones de caléndula atraen a los aficionados a los productos 100% natural. Los hace la artesana Victoria Sánchez, desde Uceda.

Hay ideas para decorar la casa: grabados al fuego en piel que se convierten en elegantes cuadros; flores secas que de forma idéntica se componen formando un óleo, aunque más rústico o artesanía en vidrio. Las lunas, los soles, los elementos celtas se transforman en pendientes en brillo y en mate -todos en plata- en una firma de joyas de autor y los tendederos se recortan para hacerse decorativos. Las pinzas, en vez de ropa, soportan fotografías de mamás o un dibujo infantil. Son divertidas para las habitaciones de los más pequeños.

Forja, zapatos y cuero

La forja o los zapatos también están presentes en la XX Feria de Artesanía de Primavera. Hay viejos cabeceros de cama -habituales, antaño, en las casas de los pueblos-, paragüeros y ollas de latón pero también moda. La que ofrece desde A Guarda (Pontevedra) una joven artesana con diseños originales, moda alternativa de algodón natural hecha a mano y trabajada de forma artesanal de principio a fin.

Jesús Baquero, desde Huesca, es un fijo de la feria. Realiza objetos en caña y bambú. Especialmente llamativas son sus plumas estilográficas. De 15 a 100 euros, hay donde elegir.

El viaje por la feria acaba con el cuero más moderno convertido en prácticos monederos o bolsos con motivos pintados. "Estaba buscando hace tiempo un monedero como este", dice una visitante que acaba de hacerse con él, "porque es muy práctico"... "y dura mucho", dice el artesano que se lo vende, dándole una tarjeta de visita.

Talleres e información práctica

La Feria de Artesanía de Primavera permanecerá abierta hasta el próximo 5 de mayo. El horario es de 10,30 a 14,30 y de 17,30 a 21,30 horas. Durante estos días habrá talleres participativos, impartidos por artesanos de AIDA todos los días. Hoy miércoles, hay taller de elaboración de jabones, a cargo de Victoria Sánchez Campos; el día 2, taller de composición de flor seca, con Miren Basoa Bustinza; el día 3,  taller de decoración creativa de madera, con Adolfo Pérez. Todos los talleres serán de 18 a 20,30 horas.

Igualmente, habrá talleres demostrativos, a cargo de la Escuela de Folclore provincial. El día 4 de mayo, se celebrará un taller de trajes regionales y de labores (en horario de mañana y tarde) y el último día de feria, el 5 de mayo, habrá taller de alfarería (sólo durante la mañana).