Nogueroles: “Los artistas de la ciudad tienen sus espacios”

Esta es la segunda parte de la entrevista mantenida con la concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Guadalajara, esta vez abordando la materia cultural. Entre los asuntos de actualidad abordados, los diez años de la trayectoria del Buero, que se cumplieron en diciembre; el cierre del Moderno y la reacción entre algunos colectivos culturales de Guadalajara, a los que la concejala responde que tienen espacios para su actividad, además de las puertas de su despacho abiertas para el diálogo; los hábitos de lectura, el Congreso Nacional de Magia o los posibles planes para crear bibliotecas municipales.


La concejala de Cultura aborda en esta segunda parte de la conversación con Cultura EnGuada los asuntos de actualidad relacionados con la vida cultural de la ciudad. Indudablemente, el conflicto generado en la ciudad por el cierre del Teatro Moderno, propiedad de la Junta, y la campaña de reacción por parte de Amigos del Moderno y los artistas colaboradores. Los diez años del Buero Vallejo, los nuevos espacios municipales que están floreciendo en la capital o el Congreso Nacional de Magia, entre los aspectos abordados en la charla.

El Buero Vallejo ha cumplido diez años, ¿considera que ha llegado en buen estado de salud a este décimo aniversario?¿qué necesita mejorar?

Todo es mejorable en esta vida. El teatro se concibió para la ciudad de Guadalajara y así sigue siendo. Al margen de que atraiga público, que a lo mejor no estaba previsto, del Corredor del Henares y de Madrid. Es el edificio cultural por antonomasia en la ciudad donde pasan muchas cosas. No sólo representaciones en el escenario grande sino también en la sala Tragaluz. Otro formato que hemos llevado a cabo estos últimos años son las representaciones en el escenario con público y la Escuela Municipal de Teatro y las oficinas del Patronato de Cultura asi como una cafetería-restaurante que en estos momentos hay adjudicatario y se están realizando las obras para su apertura. 

¿El Buero ha cumplido los objetivos?

Sí, la ocupación es envidiable. Sin la fidelidad del público de Guadalajara sería muy difícil seguir adelante y poder programar tantas funciones y tanta variedad porque lo que se intenta es programar para todo tipo de público, que sea una programación variada y a precios populares. Es una política muy asequible y hemos implantado la tarjeta XGuada, que permite descuentos hasta el 12% si retiras abono 3 y si no, el 10% y hemos ampliado los servicios del Buero como el de atención a niños. Es un servicio muy demandado y agradecido porque hay que ponerse en el lugar de todo el mundo y no todos tienen padres o familia para dejar a los niños y además por qué hay que dejar a los mayores con los niños, no lo entiendo, yo tampoco lo he hecho y no entiendo que haya que hacerlo. 

Hay más para niños…

También hemos implantado las visitas guiadas, funcionan muy bien, sobre todo, las de escolares. Hacen talleres de máscaras, una improvisación en el propio escenario… de alguna manera, conocen los entresijos del teatro que de otra manera sería muy difícil porque como mero espectador sólo conoces lo que ves y lo que ves es el telón y actores en el escenario pero hasta el momento no había habido la posibilidad de ver esos 20 metros de altura que hay detrás de ese telón o como bajan las luces o como se montan los focos o qué significan los filtros en los focos o familiarizarse con el vocabulario. Me parece un mundo apasionante y muy interesante que hay que conocer. 

El Buero Vallejo ha conseguido ofrecer una programación de calidad, variada, pero el público no ha respondido en algunas citas de calidad contrastada. Ocurrió con ‘Consonant’, premio Feten, o ‘La gloria de mi mare’, que se vio en la Bienal de Sevilla...

Es cierto que hay espectáculos que fallan pero hay que traer de todo. Nos gustaría llenar en todos, qué duda cabe porque de alguna manera también tenemos que hacer una autorreflexión y pensar por qué no se llenan, pero hay muchos elementos que condicionan: o la fecha del calendario, o que ese mes esa familia ha tenido que desembolsar más dinero en el taller, no lo sé, nosotros ahí no podemos entrar… o  porque no se ha puesto de acuerdo el grupo de amigos o porque realmente no interesa el tema… nosotros tenemos que seguir programando lo que creemos que es de calidad y esté contrastado. Que fallemos… bueno, no en todo se puede acertar. Pero con las premisas de calidad y variedad creo que no hemos fallado, prácticamente estamos en un 80% de ocupación y eso no lo puede decir todo el mundo.

El cierre temporal del otro teatro de la capital, el Moderno, ha originado un movimiento reivindicativo ¿se lo esperaba?

A mí me alegra saber que hay mucha gente interesada en la apertura del Moderno y ya lo dije, que ojalá que cuando abra el Moderno todas esas personas entren a participar de los espectáculos. El Moderno necesitaba una revisión sinceramente, fundamentalmente de la forma de gestión puesto que el Moderno al final para lo que servía era para llenar huecos que se habían quedado descolgados en la Red de Teatros, no se cuidaba la gestión económica y el dinero es público, es de todos y hay que mimarlo y cuidarlo muchísimo; por lo tanto, tienes que tener un tanto por ciento de retorno al menos, lo que no puede ser es que una entrada tenga un coste para la administración de 300 euros, que es lo que ocurría e incluso, no se tenía en cuenta la programación del Buero Vallejo, gestionado por el Ayuntamiento de Guadalajara, con una función programada por la Red de Teatros, que era la misma administración, que el dinero es de todos y el dinero sale del mismo sitio. Eso no me parecía bien, creo que sí que había que revisarlo e imagino que en ello están. El consejero dijo que iba a salir a concurso para que las empresas pudieran licitar y no tengo noticias de lo contrario.

El alcalde dijo en el último 'encuentro digital' con los ciudadanos que los gestores del Moderno nunca contaron con los de la capital para programarlo; ¿piensa que hizo la competencia al Buero?

Sí, recuerdo una vez que teníamos… no recuerdo qué función era, no sé si una ópera de la Red de Teatros, y ellos programaron un concierto y además con un caché muy elevado… y creo que vendieron 10 entradas… eso no es una buena gestión. No se trata de utilizarlo como herramienta política, que creo que es como se utilizaba en los últimos tiempos. Se trata de dar un servicio a la sociedad pero utilizando bien los recursos y creo que en eso se falló o hubo algún error porque se perdió el objetivo.

¿La Junta, con el nuevo equipo de gobierno del PP, le planteó alguna vez a ustedes gestionar el Moderno?

Nosotros tenemos suficientes espacios para gestionar como el Buero Vallejo, el Centro Municipal Integrado con una sala de 400 butacas, donde vamos a iniciar un ciclo familiar, vamos a comenzar poco a poco… Si funciona, lo asentaremos y si no, cambiaremos el planteamiento; y también hemos iniciado un ciclo de jazz el pasado otoño en el Tyce y vamos a seguir adelante con él. 

Las compañías alcarreñas han iniciado una campaña ‘La cultura de Guadalajara busca su espacio’, con una serie de videos en los que reivindican la reapertura del Moderno, pero sobre todo, la falta de espacio para actuar ahora que el este teatro está cerrado. ¿Cree que no se sienten respaldadas? ¿Hay oportunidad para el diálogo?

Que yo sepa al Ayuntamiento no han venido a hablar ni a pedir nada. Tenemos espacios y aquí no se han acercado.

Hablemos de ellos: el Tyce y el CMI Eduardo Guitián… ahora habrá que llenarlos de contenido.

El aforo estuvo completo en los conciertos de jazz. Creo que el Tyce es muy apropiado para ese tipo de conciertos y que este año deberíamos de seguir haciéndolos en el Tyce y si ya el aforo se nos queda pequeño, habría que plantearse cambiarlo al Centro Municipal Integrado porque sinceramente el Buero nos parece muy grande para hacer un festival de jazz porque se pierde la intimidad. Hacerlo con público en el escenario, tendríamos el mismo aforo que en el Tyce, que son 220 butacas. Quizá habría que hacer más sesiones… no lo sé. No hemos comenzado a diseñarlo todavía pero seguirá la línea que hemos hecho en la primera edición.

¿Y el CMI?

El CMI, conociendo el Viernes de los Cuentos y viendo aquel salón… estuve hablando con Blanca Calvo y le planteé el posible cambio de ubicación. No sabía cómo se lo iban a tomar porque entendía que era como suyo el salón de actos del Brianda de Mendoza pero visitaron el CMI, que son 400 butacas y les pareció muy adecuado. La respuesta fue inmediata y ya han comenzado las actuaciones. El ciclo infantil que estamos preparando será de música familiar, de una calidad muy contrastada y si funciona, desarrollaremos otras manifestaciones como la teatral.

Las asociaciones culturales siempre se han quejado de que el Cívico se les queda pequeño, que no tienen espacio. El Cineclub se tuvo que ir del Ateneo porque estaba impracticable, también la Afgu… ¿Se plantean ceder espacios ahora o remodelar el Cívico?

De momento, el espacio que hay para las asociaciones es el ‘edificio negro’ y las asociaciones que están son las que se trasladaron del Ateneo porque la Junta dijo que iba a comenzar con las obras y desde entonces… a mí me sorprende que cuando la Junta dijo que se iba a comenzar con las obras del teatro y al Ateneo e hizo trasladarse a las asociaciones que allí había, jamás se dijo nada. Eso me sorprende muchísimo. El Ayuntamiento les ofrece un lugar para estar y entonces hay quejas, cuando el Ayuntamiento fue el que les acogió… no lo entiendo.

Recuerdo que el presidente de la Federación de Asociaciones Culturales, José Antonio Lázaro y el tesorero, Florencio Expósito, denunciaron hace casi un año en rueda de prensa la ausencia de locales y tildaron la situación de extrema.

No la comparto, porque creo que hay tintes políticos. Lo creo. ¿Se quejan cuando lo hacen administraciones gobernadas por un signo contrario al que gobierna en el Ayuntamiento? Pues eso se lo tendríamos que preguntar a ellos. Porque realmente se quedaron en la calle y el Ayuntamiento les acogió… si tienen espacio, el Ayuntamiento no tiene más espacios para cederles, qué más me gustaría tener a mí una gran nave o tener las naves del Fuerte de San Francisco, que fue lo que yo hablé con ellos porque en el mandato anterior, se supone que nos tenían que haber entregado las naves rehabilitadas por parte de la Junta de Comunidades… ahí era el sitio ideal para las asociaciones culturales, para que ellos tuvieran espacio para ensayar, para tener sus materiales, sus sedes, para compartir… pues no se tuvo y nadie, nadie dijo nada… 

En la pasada edición del festival de títeres y teatro total Titiriguada se anunció que saldría del calendario de Ferias. ¿Ya hay fecha para ubicarlo en el calendario cultural?

No es esta Concejalía la que gestiona ese festival, es el concejal de Festejos quien mejor puede informar de eso. 

En Cultura, de momento, no está incluido este festival teatral...

De momento, no. 

Castilla-La Mancha sigue a la cola en hábitos de lectura. Se lee poco, ¿en qué cree que se falla?

Ya nos dimos cuenta: hay centros escolares que sí colaboran muchísimo con la Biblioteca de Guadalajara, pero detectamos que no se leía lo suficiente, que había un problema. Creo que es importante que los hábitos se comiencen cuando uno es muy pequeño porque si no, es muy difícil que de mayor se lea y la lectura tiene que entrar de forma apasionada y divertida. Nos planteamos el proyecto de Guadalajara Lee que lleva funcionando cinco años y 21 colegios. Son cinco mil y pico libros que tenemos en circulación. Estamos en contacto con los docentes y hubo una propuesta de ampliación a otro género literario como el teatro y está dando muy buenos resultados. Además de que los profesores tengan material pedagógico y didáctico para practicar las lecturas en el aula, en torno a la Feria del Libro solemos traer a un autor de alguno de los libros que han leído para que lo conozcan en directo y le puedan hacer todas las preguntas. Es muy atractivo para los niños. Y se persigue que cuiden el material ajeno porque ese material va rodando con esas maletas viajeras de colegio en colegio. Los niños tienen que ser conscientes de lo que valen las cosas y los libros no se pueden cambiar cada año. Los centros están para instruir pero en la familia, se educa. Si los niños ven que sus padres leen, es muy probable que lean. Si ven que en su casa se consume mucha televisión, es probable que sean teleadictos.

¿Se han planteado crear una biblioteca municipal? Guadalajara carece de bibliotecas en los barrios. ¿Dávalos puede con todo?

La Biblioteca de Dávalos es una biblioteca muy buena. Está muy bien organizada, hay muchísima variedad y aglutina prácticamente a la muestra de la sociedad de Guadalajara pero lo ideal es que no sólo hubiera un punto en el centro de la ciudad sino que en los barrios hubiera como sucursales o de esa biblioteca o de una biblioteca municipal, que hubiera otros lugares de lectura o de consulta pero como todo, se tiene que apoyar en un proyecto donde la economía tiene mucho que ver y en estos momentos no es fácil. No lo descarto en el futuro, no es ni mala idea ni una tontería. De hecho, yo tendría un punto de lectura en cada parque. En primavera, si se pudiera. Pero los recursos son los que son en estos momentos.

El Congreso Nacional de Magia llegará en verano, ¿cómo van los preparativos?

Lo organiza la Secretaría Permanente de Congresos Mágicos nacionales y cada año se elige un destino. Hasta el momento, han compartido Congreso Nacional ciudades como Sevilla, Zaragoza, Madrid, Barcelona, Bilbao… ciudades de tamaño pequeño o medio como Guadalajara no ha habido pero nos podemos sentir satisfechos que nos haya elegido como sede en 2013. Algo ha influido que en Guadalajara tengamos el festival ‘Por Arte de Magia’. Hemos querido aumentar y complementar esa oferta mágica que habrá esos días en nuestra ciudad y por eso motivo, el festival que siempre se ha hecho en febrero se trasladará a la última semana de junio. 

¿Se consolidará en el calendario?

No será permanente porque se eligen las sedes y creo que es una suerte que Guadalajara albergue ese Congreso este año, porque supondrá una proyección internacional del nombre de Guadalajara como destino mágico. Vendrán los mejores magos nacionales y en la gala internacional, tendremos los mejores magos del mundo. Está prácticamente ultimado el programa. Se están inscribiendo magos continuamente y habrá un programa profesional para magos y otro para el público que, en algún momento, confluyen y comparten butaca. Así será, por ejemplo, en la gala internacional. El formato será muy similar: habrá galas de cerca y la gala internacional y, por otra parte, como ha terminado el curso escolar, intentaremos hacer talleres de magia por la mañana de forma gratuita y habrá alguna sorpresa… (Risas)


 Lea también la primera parte de la entrevista, sobre turismo: Nogueroles: “No tenemos nada que envidiar a Madrid”