El Infantado acoge ya cuentos líquidos, sólidos y gaseosos

El alcalde ha inaugurado la XXIII edición del Maratón de Cuentos con una historia sobre la diversidad que le han enviado desde centros de discapacidad de la ciudad. • Alumnos del colegio Badiel y los autores del diseño del escenario, los primeros en contar este año.  Arrancan también las actividades paralelas, con la exposición de ‘Cuadernos de olas’ de Estrella Ortiz y las sesiones de los ‘inauditos’.


El alcalde de la ciudad, Antonio Román, ha aportado en la tarde de este viernes las primeras gotas de este Maratón de los Cuentos dedicado al agua, cumpliendo con una de las tradiciones de esta cita que ya cumple su XXIII edición y que desencadenará un torrente de historias durante 46 horas ininterrumpidas, hasta las tres de la tarde del domingo.

El primer edil ha leído un cuento sobre la diversidad titulado ‘Como gotas de agua’ y que le han hecho llegar desde el taller ‘creacuentos’ de los centros de la ciudad participantes en el Programa de Sensibilización sobre la Discapacidad promovido por el Ayuntamiento. De hecho, en este banderazo de salida han estado presentes residentes del CAMF, del centro Virgen de la Salud y de la Asociación Guadaera, como participantes de dicho taller.

Este cuento es una alegoría sobre la diversidad y la capacidad de las personas, en el que el protagonista se pregunta desde el principio sobre el dicho “parecerse como dos gotas de agua” para concluir que, en realidad, ninguna gota –como tampoco las personas– son nunca iguales, aunque siguen compartiendo una misma naturaleza. “Todas las gotas de agua son únicas”, ha dicho el alcalde al final del cuento, que emite un mensaje muy en consonancia con el espíritu del Maratón sobre el respeto a quienes son, obran o piensan de un modo diferente.

Bris no estará, pero Calvo contará por él

Fuera del escenario, Román ha recordado que Ayuntamiento aporta una subvención anual de 75.000 euros al Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, organizador de esta cita y de los Viernes de los cuentos. Se trata de la parte material del respaldo municipal a la principal cita cultural del año, que en lo inmaterial cristaliza en la tradición de que el regidor sea el primero en contar un cuento en el escenario principal.

El que fuera alcalde en los noventa, José María Bris, ha prolongado incluso esta tradición una vez que abandonó el sillón de Alcaldía y no ha faltado nunca a la cita: estará ausente este año, por una lesión en un pie, pero ha pedido a la presidenta del Seminario, Blanca Calvo, que cuente un cuento por él, de modo que el jadraqueño mantendrá su colección íntegra de pins que se dan a los narradores. La anécdota la desvelaba el jueves la también exdirectora de la Biblioteca en el programa de radio del que es tertuliana, Briandando, de Radio Arrebato, que también ha arrancado su particular maratón de retransmisión ininterrumpida hasta el domingo.

Primeros contadores y primeras actividades

Los primeros contadores han vuelto a ser también este año los escolares del colegio Badiel, que han subido a las tablas historias de agua y de reyes y reinas. Antes, los dos alumnos de la Escuela de Arte que han realizado la propuesta elegida para la decoración del palacio han contado la historia de la ciudad perdida de Kayona, que han reescrito para esta ocasión y que entronca con su proyecto artístico.

La programación de este viernes está incluyendo también la propuesta para escuchar por vez primera a algunos narradores orales que aún no habían sido oídos en Guadalajara, los llamados ‘inauditos’, a patir de las siete de la tarde en el Liceo Caracense: la chilena Sandra Burmeister y los españoles Pepepérez, Inés Bengoa y Miguel Ángel Montilla, para niños, y a partir de las ocho y veinte el británico Simon Talbot, la española Teresa Arnedo, la hispana finlandesa María Serrano y la alemana Monika Klose. También han arrancado los ‘monucuentos’ –cuentos en monumentos– con la compañía alcarreña La Caperuza Roja en Dávalos.

La ya veterana narradora alcarreña Estrella Ortiz, una de las tres ‘madres’ de la cita, también ha abierto en la Sala Azul del Infantado su exposición ‘Cuaderno de olas: caracolas y palabras’, en la que durante todo el fin de semana (de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 horas) puede sorprender al espectador la aparición de la propia artista para contar con su habitual estilo poético.

Fotos: R.M.