'Voces del pasado', la memoria oral de Almonacid

La escritora almorcileña Raquel Fuentes, presenta en su pueblo su segundo trabajo, un libro donde compila horas de charla con sus vecinos y que traduce en adivinanzas, relatos, juegos, canciones e historias de vida, lo que la autora llama la memoria “casi cinematográfica de otros tiempos”. 


Muchas horas se ha pasado la escritora Raquel Fuentes charlando con los vecinos de su pueblo, Almonacid de Zorita. Fruto de esos ratos de conversación ha nacido un libro, 'Voces del pasado', el segundo de esta doctora en Literatura Comparada por la UAH, que ayer presentó este trabajo en la antigua Ermita de la Virgen de la Luz de Almonacid, inaugurado como espacio cultural el pasado mes de julio pasado.

'Voces del pasado', que ha contado con el patrocinio del Consistorio, es la compilación paciente y sensible de estas charlas. El libro recoge literatura oral, cuentos, leyendas, líricas, dichos y burlas, oraciones, refranes, conjuros, adivinanzas, relatos, dichos, juegos y canciones e historias de vida, fielmente transcritos y ordenados en papel. Fuentes recordó que, no obstante, que este trabajo no sólo lo ha llevado a cabo en Almonacid sino también “en otros 26 pueblos de la Alcarria” y que le permitió desarrollar su tesis doctoral, 'Un viaje a las raíces de la Alcarria Baja: cultura y literatura popular'.

En relación con otros pueblos, admitió Fuentes, Almonacid ha perdido buena parte de su tradición oral porque la vida rural y campesina fue desplazada antes que en otros sitios por la construcción primero y la construcción de Bolarque y de la Central Nuclear, después. Esta circunstancia aceleró el cambio de modelo de la sociedad local. De hecho, la escritora ha recogido algún material oral “que ya sólo recordaba una persona”, dijo.

En la génesis del libro figura el interés de la autora por conocer la historia que uno puede descubrir en los libros, pero también la intrahistoria, a la que se refería Unamuno, “y que en La Alcarria no era fácil de encontrar” y su formación en Humanidades: “esto hizo que me interesara por la literatura oral desde un punto de vista antropológico y quise conocer la historia y la vida cotidiana de la comarca, porque conocerla era también conocer mejor Almonacid”, explicó ayer.

Parte del patrimonio cultural

Su primer libro, 'Miradas del Pasado', fue “una visión, teniendo en cuenta que la imagen vale más que mil palabras”. Ahora es la voz la que toma protagonismo, “de manera que, si los unimos, tenemos una memoria casi cinematográfica de otros tiempos”. En todo caso, advirtió, “me gustaría que el lector no percibiera 'Voces del Pasado' como una retahíla de textos, con más o menos nostalgia, sino como parte del patrimonio cultural porque en realidad, es lo que es. De hecho, la Unesco ha creado planes para recoger este material identitario de los lugares, que se pierde sin remedio, víctima de la globalización”.

La alcaldesa de Almonacid, Elena Gordon, reconoció que la localidad cuenta “con un rico patrimonio arquitectónico, fiel reflejo de sus creencias y hechos históricos. En este sentido, nuestra tradición oral es un preciado tesoro que delata el buen hacer de las gentes y Raquel Fuentes ha escuchado la llamada del pasado de su pueblo, ha sabido resaltar apropiadamente esos pequeños retazos de nuestra historia”, señaló. 

La presentación contó además con Orlena de Miguel, filóloga y amiga personal de la escritora, que reconoció el enorme esfuerzo que hay detrás de los dos libros de Raquel Fuentes. Como lectora de la obra, De Miguel compartió algunos de los pasajes que más le habían llamado la atención, como una canción identitaria que dice: 'De Almonacid soy, señores; mi patria yo no la niego; y a la Virgen de la Luz; en el corazón la llevo. De La Alcarria es, ay, ay; la miel más rica; de La Alcarria son, ay, ay; las buenas chicas; pero no se quedan atrás los chicos' o las historias de los gatos de Albalate y de Almonacid, que contadas con gracia, hicieron reír al numeroso público que llenó la sala.