Madrid se queda el archivo literario de Buero Vallejo

El gobierno madrileño adquiere por 250.000 euros más de 40 manuscritos que formarán parte de la biblioteca regional. • En 2018, la familia donará además la biblioteca personal del dramaturgo guadalajareño y su correspondencia.


Más de 40 manuscritos del dramaturgo guadalajareño Buero Vallejo además de notas y dibujos realizados por el autor y que muestran la evolución de su proceso creativo son desde ayer propiedad de la Comunidad de Madrid. Forman parte ya de la biblioteca regional Joaquín Leguina tras la venta de este legado literario por parte de la familia del escritor -su hijo Carlos Buero y su viuda, Victoria Rodríguez- al gobierno regional, que ha pagado por ello 250.000 euros.

El próximo año, la familia donará gratuitamente la biblioteca personal de Buero y su correspondencia. Tras esta venta, Madrid se queda con el legado literario y Guadalajara, cuyo Ayuntamiento adquirió a finales del año pasado 14 óleos pintados por Buero además de algunos enseres personales y su despacho, expone en el Museo de la Ciudad la faceta pictórica del escritor más importante que ha nacido en la ciudad, referente del teatro español del siglo XX.

La Comunidad de Madrid ha adquirido por 250.000 euros el archivo literario de Buero Vallejo compuesto por 12 manuscritos de artículos periodísticos y 29 manuscritos originales de sus obras -todas las obras de teatro manuscritas lo son en cuartillas, excepto la última, 'Misión al pueblo desierto', que combina folios y cuartillas, e incluyen bocetos de decorados y notas sobre aspectos de la puesta en escena-. 

Entre los manuscritos, los únicos que existen de 'Historia de una escalera', 'En la ardiente oscuridad', 'Las palabras en la arena', 'El terror inmóvil', de 'Hoy es fiesta', que incluyen además notas y croquis del decorado y de 'El Tragaluz' -hasta tres manuscritos-. En la relación entregada a la comunidad madrileña, se incluye también 'Monólogo para su hijo Enrique', el discurso del Premio Cervantes y poemas No existen manuscritos de las obras 'La tejedora de sueños', 'La señal que se espera', 'Una extraña armonía' y 'Casi un cuento de hadas'.

Este centro cultural también contará en 2018 con “miles de cartas”, según ha indicado el hijo del dramaturgo, Carlos Buero, que conforman la correspondencia personal de su padre así como una hemeroteca reunida por Buero con recortes de todo lo que se publicaba sobre él.

Los manuscritos adquiridos hoy son "extraordinarios", ha dicho su hijo, ya que algunas de las obras de Buero Vallejo tienen varias versiones y se puede comparar la evolución creativa del autor, además de contener dibujos y esbozos de los decorados pensados para sus propias obras. “Antonio Buero Vallejo guardó cuidadosamente los manuscritos de su obra. Forman una colección de gran valor para entender el proceso creativo del autor, puesto que incluye dramas con más de una versión, fechas, títulos alternativos, notas preliminares, esquemas previos, documentación complementaria, croquis y comentarios personales”, escribió en 2016 el hijo del dramaturgo en un extenso artículo publicado en el nº21 de la revista Monteagudo.

"La historia del teatro español es en gran parte historia madrileña", señaló Carlos Buero, y por eso la familia ha considerado pertinente que el legado de su padre, uno de los dramaturgos más importantes del siglo XX, esté en el "archivo de referencia de los madrileños" para su preservación y consulta.

La familia vendió al Ayuntamiento de Guadalajara a finales de 2016 catorce pinturas al óleo junto a varios enseres y mobiliario del despacho donde el dramaturgo escribía sus obras. La suma ascendió a 47.095 euros, que el Ayuntamiento, según consta en el contrato publicado en la página web del Consistorio, ha distribuido en tres anualidades: 21.998,00 euros en el ejercicio de 2016; 13.998,00 euros, este año y finalmente, 11.099 euros en 2018. 

Actualmente, los óleos y el despacho se pueden ver en una sala del Museo de la Ciudad, ubicado en el céntrico Palacio de la Cotilla. Como adelantó Cultura EnGuada, Buero tendrá una segunda sala en este museo, que completará la estancia del despacho con más enseres personales del escritor y más óleos que demuestran la otra faceta artística de uno de los dramaturgos más destacados del pasado siglo, que en 2018 será representado en el Centro Dramático Nacional, donde hace 15 años que no se estrena una obra de Buero. Esta vez será 'El concierto de San Ovidio', bajo la dirección de Mario Gas y con un elenco aún por confirmar.

Artículos Relacionados