Criado de Val, un hito en la Alcarria

El historiador y cronista de la provincia recuerda en este texto la gran contribución del filólogo Criado de Val en el centenario de su nacimiento. • El Festival Medieval de Hita, del que fue impulsor, le homenajea este sábado con ‘Doña Endrina’, la primera pieza teatral que creó para esta fiesta. • Este artículo se publicó originalmente en el último número impreso de verano de Cultura EnGuada.


Hora es ésta de rendir homenaje a un gran hombre que con su esfuerzo diario, durante muchos años, laboró por la Alcarria y por muchas otras cosas, lo que le ha conducido sin duda a merecer un puesto determinante en la consideración histórica de personaje notable, de hito auténtico, en la Alcarria.

En este año se cumple el Centenario del nacimiento del profesor Manuel Criado de Val, que tuvo sus orígenes en la Alcarria, porque su padre era natural de Rebollosa de Hita, y de pequeño pasó largas temporadas en la casa paterna, desde cuya puerta se veía Hita al fondo. De esa manera, el cerro testigo de la Alcarria se metió en su alma y movió su vida.

Manuel Criado de Val nació en Madrid, en 1917, y murió en la misma ciudad, en 2015. Una larga vida de investigación y magisterio. Como hitos señalados de su vida, y en el campo académico, fue doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, y desde 1956 fue profesor en esta universidad, de la que además fue decano de Letras, y jefe de estudios de la UNED, además de jefe de la Sección de Estudios Gramaticales del Instituto Cervantes (del CSIC). Incluso tuvo el cargo de Director de la Escuela de Investigación Lingüística de Madrid. 

Cinco serían, de ponernos a clasificar metódicamente su actividad, los campos en los que Criado destacó. El primero de ellos, como filólogo y lingüista. Algunos se acordarán todavía de su presencia, didáctica siempre, en TVE, donde dirigió varios programas como ‘El espectador y el lenguaje’ (1969-1970) o ‘De la A a la Z’ (1972-1973), además de sus ‘Itinerarios Españoles’, ‘Diálogos de Don Quijote y Sancho’ y ‘El habla de Madrid’.

Creador del Hispanoterm para vigilar la traducción de las nuevas palabras tecnológicas al español, fue asesor de la Real Academia Española en estas lides: además dirigió la Ofines (Oficina Internacional de Información y Observación del Español), cuidando siempre el idioma. Dirigió diversas revistas de filología a cual más prestigiosa:  el ‘Boletín de Filología Española’ del CSIC y ‘Yelmo’, así como el ‘Español actual’ en Ofines.

Literatura clásica

Como estudioso de la literatura clásica española, fue alentador de su conocimiento a través de innumerables congresos internacionales que él organizó y dirigió. Entre ellos:  ‘Presente  y  Futuro  de  la  Lengua  Española’, ‘Arcipreste de Hita’, ‘La Celestina’, ‘La Picaresca’, ‘La Juglaresca’, ‘Cervantes’, ‘Lope de Vega’, ‘Santa Teresa de Jesús’, etc.

La aproximación a la historia y el ser de España, lo realizó Criado a través de los textos de su literatura clásica. De ese análisis surgieron numerosos libros, entre los que destacaría el ‘Índice verbal de La Celestina’ (1955) y ‘El Quijote y Cervantes de ayer a hoy’ (2005). Otro de los campos al que se dirigió fue el análisis del coloquio literario, aportando un método propio y su aplicación a ‘Don Quijote’, que él siempre consideró no como novela, sino como simple, y grande “coloquio”.

Uno de sus mayores alientos fue el Proyecto de Caminería Hispánica, cuya teoría quedó establecida en los Doce Congresos Internacionales de Caminería celebrados en España, México, Italia, Madrid y París. El primero se celebró en Pastrana en 1992, celebrándose en nuestra tierra varios de ellos. Finalmente se editó una gran Enciclopedia coordinada por Criado, con una visión universal de la Caminería. Más de mil científicos participaron en estos encuentros que definen la Caminería como una rama de la Literatura.

Los festivales medievales

De 1961 es la creación por Criado de Val del Festival Medieval de Hita, que desde entonces se celebra cada año el primer sábado de julio en la villa alcarreña. Desde el primer momento consiguió atraer la llegada de numerosas personas interesadas en la Edad Media y sus estudios. En 1960 comenzó con la versión escénica de ‘Doña Endrina’ (sacada del Libro de Buen Amor) hasta 2003, la Polandria…. Ha llegado a publicarse (por una editorial mexicana) un gran libro con todas las versiones teatrales hechas por Criado para el Festival Medieval. En el contexto de estos festivales, consiguió revitalizar la fiesta de la botarga, los enmascarados y las ancestrales costumbres serranas y alcarreñas.

La historia de Hita

Su obra magna es posiblemente la ‘Historia de la villa de Hita y su Arcipreste’, cuya primera edición fue realizada en 1976 por Editora Nacional, y la segunda en 1998 por Aache de Guadalajara. Ha sido unánimemente reconocida como obra perfecta de historia tradicional. Un libro capital para entender Hita y la Alcarria. Aquí da la última y más moderna visión del Arcipreste: como músico, como auténtico arcipreste, como poeta que anda los caminos de Castilla y condensa su saber sobre el Arcipreste, su visión plena y cabal de la Edad Media, su pasión por los libros y las palabras. Verdaderamente, una obra imprescindible para conocer Castilla, España, y sus gentes, de lectura fácil y amigable. 

Criado alentó siempre los estudios, hasta entonces inéditos, sobre Hita: su relación con Sopetrán, los orígenes romanos del cerro y asentamientos cercanos, el puente románico sobre el arroyo de Valdepadilla, el lugar de Valdevacas donde se retira el Arcipreste a descansar. Allí se le han rendido los lógicos y merecidos homenajes.

En este año de su Centenario es lógico que la provincia de Guadalajara, al menos en su comarca alcarreña, se acuerde del profesor Criado de Val, que fue tan aplaudido en vida. Asentó en Sopetrán donde adquirió el molino de los monjes junto al monasterio, y allí alentó la Sociedad de Amigos del Monasterio de Sopetrán, que luchó siempre por la restauración de ese monumental enclave. Reconocido su trabajo de una vida entera, el Gobierno de Castilla-La Mancha le declaró en su día ‘Castellano-manchego de Honor’, habiendo estado nominado al Príncipe de Asturias de las Letras en 2000.

También la provincia le declaró Hijo Adoptivo en ese mismo año, coincidiendo con los 50 años del Festival Medieval de Hita, recibiendo además el premio ‘Abeja de Oro’ en 1987, galardón que recibió de manos de la Diputación, con motivo de la celebración en aquella época del Día de la Provincia. 

En definitiva, y con una apretadísima relación de méritos, esencia de toda una vida de trabajo, hemos querido recordar aquí la figura del profesor Criado de Val, en su Centenario, para que permanezca palpitante ese entusiasmo, por encima de cualquier otro trabajo científico o vital. La tierra que sabe ser agradecida, aumenta más su caudal de prestigio. Y la Alcarria ha sabido hacerlo casi siempre, y a su tiempo. Este de 2017 ha sido, sin duda, el de don Manuel Criado de Val, gerente mucho tiempo de nuestra cultura.