Cabanillas busca nombre para su Biblioteca

Hasta el 31 de marzo, los vecinos pueden proponer nombres para 'bautizar' este centro cultural. • El Ayuntamiento pretende que se homenajee a alguna figura de relevancia en el mundo de las letras y las bibliotecas". • El resultado contará con el consenso de los grupos políticos. 


El Ayuntamiento de Cabanillas del Campo ha iniciado un proceso para bautizar a la Biblioteca Municipal de la localidad con el fin de "dar a la Biblioteca un renovado impulso, aprovechando el momento feliz que atraviesa tras la reciente concesión del Premio María Moliner por parte del Ministerio de Educación y Cultura", explican fuentes municipales. Con esta decisión también se pretende "homenajear a alguna figura de relevancia en el mundo de las letras y las bibliotecas, e implicar de paso a los vecinos y vecinas en este peculiar  bautizo cultural”.

Los vecinos tienen de plazo hasta el 31 de marzo para proponer tantos nombres como quieran. Las propuestas deben ser siempre de personajes relevantes del mundo de la Literatura, la Cultura, o del propio campo de las bibliotecas. Los interesados en proponer nombres pueden hacerlo acercándose al mostrador de la Biblioteca en horario de atención al público, o bien por correo electrónico, enviando su idea a la dirección Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .

Es condición imprescindible ser socio de la Biblioteca Municipal, por lo que se pedirá el carné en el mostrador. Si la propuesta se hace por correo electrónico, hay que adjuntar una foto del carné en el mail junto con la proposición y los datos personales.

Una vez superado el mes de marzo, todos los nombres propuestos serán estudiados por una Comisión de Selección, que estará formada por trabajadores de la Biblioteca, concejales y varios representantes del mundo de la cultura local. Esta comisión elegirá entre cinco y ocho nombres que se consideren representativos, que pasarán a la fase final. Además, la selección que realice la comisión deberá también pasar el visto bueno de la Junta de Portavoces, donde están representados todos los grupos políticos municipales.

Con los nombres escogidos, finalmente se realizará una votación popular en la propia Biblioteca, del que saldrá el nombre definitivo, que será aprobado posteriormente por el Pleno del Ayuntamiento y habrá de contar con el consenso de todos los grupos políticos municipales, “con el fin de que posibles futuros cambios en el Gobierno local no afecten a la decisión que se tome”, explica el concejal de Cultura, Manuel Gallego. 

Desde el Ayuntamiento, Gallego ha lanzado un llamamiento a la implicación vecinal en el proceso: “Creemos que cuanta más gente haga propuestas y vote, mejor será la decisión, así que pido a todos los vecinos y vecinas que se animen a buscar un nombre para nuestra Biblioteca”.