El escritor José Esteban publica 'El crimen de Mazarete'

A lo largo de 176 páginas, el periodista seguntino recuerda la historia de este error judicial que condenó a dos vecinos de Mazarete por el asesinato del aceitero de Mantiel en 1902. 


A las siete de la mañana del 24 de noviembre de 1902, dos peones camineros que iban a su trabajo, junto a la carretera de Alcolea del Pinar a Tarragona, encontraron a 915 pasos de la localidad molinesa de Mazarete el cuerpo sin vida de Guillermo García, el aceitero de Mantiel, con un tiro en el pecho. A partir de ese momento, una cadena de errores acabó condenando a muerte por garrote vil a dos vecinos del pueblo, que eran inocentes. El informe de un catedrático de Medicina Legal y la intervención de destacados dirigentes de la República, como Melquíades Álvarez y Gumersindo de Azcárate, lograron imponer la razón tras un largo proceso apoyado por la mayoría de los periódicos de la época.

El periodista y escritor seguntino, José Esteban, siguiendo la técnica narrativa del escritor siciliano Leonardo Sciascia, reconstruye los hechos en su último libro, 'El crimen de Mazarete. Historia (y consecuencias) de un error judicial' (Ed. Reino de Cordelia), un relato de 176 páginas que denuncia la arbitrariedad de la Justicia y su fragante impunidad ante la indefensión de los ciudadanos: 

El propio Esteban cuenta en el prólogo del libro que todo cuajó durante un largo verano, en el que se dedicó intensamente a escribir un ensayo sobre Sciascia. Le fascinaba "su obsesión por la justicia, también por la historia, por Sicilia, su conciso estilo, su afición a la frase incisiva y plástica, su sencillez literaria -decir lo más con lo menos- y su empeño en construir libros breves muy a la manera de Diderot".

Después vino un paseo por la Cuesta de Moyano madrileña y un regalo del librero Berchi, que conocía las obsesiones de Esteban: el libro 'Dos penas de muerte. Exposición a las Cortes' (Madrid, 1905), de Tomás Maestre y Pérez, Catedrático de Medicina legal y Toxicología de la Universidad de Madrid. En aquel ejemplar, aparecían viejos artículos de periódicos sobre un crimen sucedido en Mazarete, una historia que puso en jaque al Gobierno español a principios del siglo XX.

Un apasionado de Galdós 

José Esteban ha cultivado todos los géneros literarios. Como novelista es autor de 'El Himno de Riego' (1984), 'La España peregrina' (1986), 'El año que voló papá' (1988) y 'Café Gijón' (1996). Ha elaborado ediciones críticas de la literatura aforística de José Bergamín, de 'Las siete Cucas de Eugenio Noel' y del 'Lazarillo español', de Ciro Bayo.  

Apasionado por la obra galdosiana, ha dedicado al novelista canario varios libros, como 'Guadalajara en la obra de Galdós' (1985), 'La cocina de Galdós' (1992) y 'Galdós y La Mancha', aún inédito. Entre sus últimos títulos figuran 'Breviario del cocido, Vituperio (y algún elogio) de la errata' (2001), 'Ventas y mesones en tiempos de Cervantes' (2006) y '¡Judas… Hi de puta! Insultos y animadversión entre españoles' (2003). Parte de sus trabajos en prensa han sido recopilados en 'Escarceos periodísticos' (2007). Se ha hecho cargo de la edición de 'Historia de Cardenio', de William Shakespeare y John Fletcher y en 2014 editó 'Refranero anticlerical', un compedio de refranes sobre el clero español.