Hay cuento para rato

Más de 3.000 personas han visitado la exposición ‘Érase que así era’ del Museo Provincial en el Infantado, que se prorroga hasta el 31 de julio. • El recorrido a través de 25 cuentos clásicos sigue contando con visitas guiadas a cargo de La Caperuza Roja y miembros del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil.


A la gran casa de los cuentos clásicos se entra dando saltos y cantando. Es, al menos, la propuesta que hacen Luisa y Concha, del grupo de cuentacuentos La Caperuza Roja, a los niños que les acompañan para conocer los secretos de 25 cuentos de toda la vida en ‘Érase que así era’, una exposición fabulosa en todas sus acepciones.

Se entra saltando porque hay que ir pisando las baldosas amarillas que desde el claustro del Infantado enfilan hacia la Sala de Linajes. Como Dorothy en el reino de Oz, los pequeños trotan de baldosa en baldosa amarilla mientras cantan una canción que las Caperuzas se han inventado para la ocasión.

Arranca así el ritual de una ceremonia que dura más de una hora, entre canciones preparadas para la ocasión –como el fabuloso rap de los siete cabritillos–, viajes imaginarios a mundos de ensueño como la cueva de Alí Babá y curiosidades, por decenas, a lo largo de un recorrido en el que hay dispuestos objetos reales, algunos con cientos de años, que el Museo Provincial ha rescatado de sus vitrinas y sus fondos para ponerlos a disposición de la imaginación.

Hay dos visitas más

La visita que las Caperuzas han venido haciendo los jueves de este mes son algunas de las ocho que han sido programadas para visitar de manera guiada la exposición 'Érase que así era' del Museo Provincial en el Infantado, por la que ya han pasado -también en visitas libres- más de 3.000 personas desde que abrió sus puertas el 20 de mayo, en los prolegómenos del 25º Maratón de los Cuentos.

Todavía hay opción de participar en estas visitas guiadas al Museo: quedan dos, otra este jueves a cargo de La Caperuza Roja, y otra más el sábado a las 12:00 horas por miembros del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil. Este mismo martes era la exdirectora de la Biblioteca Pública y alma mater del Maratón de los Cuentos, Blanca Calvo, quien junto a su compañera Nieves Alcántara contaba cuentos a los niños de uno de los grupos durante la visita.

La exposición temporal en el Salón de Linajes del Museo Provincial, en el Palacio del Infantado, estará abierta ahora hasta el 31 de julio, ampliando así el plazo de apertura “debido al interés que ha generado entre los visitantes”, según ha manifestado en un comunicado la dirección del Museo.

Montada entre el propio Museo Provincial y el Seminario de Literatura en el marco del 25º Maratón de los Cuentos que esta entidad organiza, la exposición estaba previsto que estuviese abierta hasta este domingo 17.

Un mundo de fantasía

El visitante que acude (también por libre) hasta el Palacio del Infantado se encuentra a lo largo del recorrido varios objetos del museo, casi todos etnográficos y algunos de ellos de colecciones privadas, que evocan a los personajes de los cuentos clásicos conocidos por casi todos, desde Pinocho o Alicia hasta Alí Babá, el Ratoncito Pérez o Caperucita Roja. Así ocurre con un set de carpintería de Gepeto en el que hay un tronco que comienza a tener forma de niño, con una lámpara de apariencia tan mágica como la que utilizó Aladino o con los gorritos de los siete enanitos de Blancanieves.

Se trata de un recorrido magnífico por los cuentos de siempre que, a través de piezas de museo, devuelve a los adultos los recuerdos de infancia de aquellos cuentos que les fueron contados cuando eran pequeños y que, de paso, a los niños de hoy en día les permiten ver y tocar auténticos pedazos de un mundo de fantasía. A esta exposición se entra saltando y cantando, pero se sale con la boca abierta.


Inscripciones: Los interesados en participar en alguna de las visitas guiadas que todavía hay programadas pueden hacerlo enviando un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. con el nombre y apellidos de los asistentes; la edad de los niños; y el día y hora correspondientes a la visita que quieren realizar. La selección se hará en riguroso orden de inscripción, ya que los grupos tienen un límite de 20 personas. También se puede telefonear al Museo en horario de 8:30 a 14:30 horas de lunes a viernes en el 949 213 301 y en el 949 227 446.

 

 

 

Artículos Relacionados