El Supremo dice no a Azuqueca en su batalla contra el canon

Rechaza el recurso presentado por el Ayuntamiento de Azuqueca que pedía que las bibliotecas de localidades de más de 5.000 habitantes estuvieran exentas de pagar el canon.  • La concejala de Cultura, Sagrario Bravo, muestra "respeto" por la resolución del Supremo pero "seguirán trabajando para que la cultura sea un derecho, no un privilegio".  •  Blanca Calvo, impulsora de la plataforma contra el préstamo de pago, recuerda que "las bibliotecas ya pagan derechos de autor cuando compran libros".  


El Tribunal Supremo dice no al Ayuntamiento de Azuqueca en su batalla contra el canon bibliotecario. En una resolución, dictada este viernes, determina que los autores tienen derecho a ser remunerados por los préstamos de sus obras realizados en bibliotecas públicas que presten servicio en localidades de más de 5.000 habitantes (Azuqueca supera los 30.000). El TS rechaza así el recurso presentado por el Consistorio azudense contra el artículo 7.3 del Real Decreto 624/2014 del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, que ampara el derecho de los autores a cobrar por el préstamo de libros en las bibliotecas públicas y que también establece la directiva europea de propiedad intelectual. Al recurso del Ayuntamiento se opusieron el abogado del Estado y el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO).

El ayuntamiento de Azuqueca solicitaba en este recurso que las bibliotecas municipales de localidades de más de 5.000 habitantes también estuvieran exentas de pagar el canon por el préstamo de libros. Pero el alto tribunal declara legal el artículo impugnado, que desarrolla además una normativa europea y que impone a los estados miembros de la UE la obligación de reconocer a los autores el derecho de autorizar o prohibir el préstamo de sus obras.

La resolución del TS establece la obligación de los préstamos públicos "siempre que los autores obtengan al menos una remuneración por ellos", compensación "que se podrá determinar libremente por los estados miembros teniendo en cuenta sus objetivos de promoción cultural". La resolución del TS permite también a los autores a renunciar, si lo desean, a cobrar esta remuneración.

El texto impugnado relaciona además los establecimientos que no precisarán autorización de los titulares de derechos de autor para los préstamos que realicen y fija las bases para la remuneración a los autores por dichos préstamos. Los pagos, que se aplican a partir del pasado 1 de enero, deben tener en cuenta tanto los ejemplares de las obras sujetas a derechos de autor como el número de personas que las hayan solicitado en préstamo.

El alto tribunal destaca que "la mayoría de establecimientos que generan la obligación de pago de este canon son bibliotecas públicas y en un 96%, bibliotecas cuya titularidad corresponde a administraciones locales de pequeños y medianos municipios" y explica que "en este tipo de establecimientos el público toma en préstamo y se lleva a su casa prácticamente en exclusiva obras de narrativa y libros infantiles". Además, especifica que “la actividad de préstamo que se desarrolla en bibliotecas de centros educativos, en los que sin duda se prestan otro tipo de obras muy diferentes, no genera esta remuneración” y que tampoco la genera “la mera consulta en sala de cualquier tipo de biblioteca". 

Bravo: "Seguiremos trabajando para que la cultura siga siendo un derecho"

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Azuqueca de Henares, Sagrario Bravo, ha manifestado este domingo su "absoluto respeto" por la resolución del Supremo. "Intentamos defender el acceso a la cultura de las vecinas y de los vecinos de nuestro municipio, principio que continuamos y continuaremos defendiendo con nuestras políticas".

El Consistorio azudense fundamentó su impugnación al Reglamento alegando que no se exceptuaban las obras consideradas de dominio público, es decir, que el Ayuntamiento pagaba el mismo canon por prestar El Quijote en la biblioteca que por una novela actual. El Ayuntamiento de Azuqueca había aprobado por unanimidad en abril de 2013 una moción presentada por el Grupo Municipal Socialista en la que se rechazaba el préstamo de pago en bibliotecas públicas. Todos los grupos mostraron entonces su rechazo a la aprobación por parte del Gobierno central del decreto que determina el pago de un canon por los préstamos en las bibliotecas públicas. 

"Acatamos la resolución del Tribunal Supremo como no puede ser de otra forma", ha insistido Sagrario Bravo, "y continuaremos trabajando para que en Azuqueca la cultura siga siendo un derecho, no un privilegio". En los presupuestos municipales de Azuqueca para 2016 la partida para Cultura y Biblioteca supera el millón de euros.

Calvo: "Las bibliotecas ya pagan derechos de autor cuando compran libros"

La impulsora de la Plataforma contra el Canon Bibliotecario y exdirectora de la Biblioteca Pública de Guadalajara, Blanca Calvo, ha manifestado públicamente en su cuenta de facebook que "no es justo que las Bibliotecas tengan que pagar por prestar los libros, aunque lo diga el Tribunal Supremo". Reconoce que "los autores tienen derecho a vivir de su trabajo, tan necesario para la sociedad" pero que "las bibliotecas ya pagan los derechos de autor cuando compran los libros. Los adquieren, los catalogan, los tejuelan, a veces los forran, los colocan en sus estanterías siempre abiertas y céntricas, y los divulgan con todas sus técnicas de animación a la lectura. Eso es añadir un gran valor añadido a las obras; es injusto que se les exija un pago por prestarlas".  

Finalmente se pregunta: "¿No le parece al Supremo injusto que, cuanto mejor trabaje una biblioteca, cuanto más se esfuerce su personal en que los libros se presten, más tenga que pagar?, ¿no les da un poco de vergüenza eso a los autores que todavía no han renunciado a cobrar ese injusto canon?"


Actualización de la información publicada el viernes 21-05-2016

 

Artículos Relacionados