Un viaje a la Alcarria de la aldea global

Presentan a los jóvenes estudiantes de siete nacionalidades que llevarán a cabo el itinerario de Cela, becados por la UAH. • El proyecto ‘Journey to the Alcarria’ es una colaboración entre el colectivo de artistas ‘Arte en marcha’ y Diputación con motivo del centenario del Nobel.


Jacqueline es angoleña; Francesca y Marina, de Italia y de Japón; Diana es leonesa y Julián, guadalajareño, pero todos sus caminos confluirán en junio en La Alcarria. Son, junto a otros cinco jóvenes, los integrantes del proyecto Journey to the Alcarria, uno de los actos con más tirón del centenario en Guadalajara del nacimiento de Cela, autor de ‘Viaje a la Alcarria’, cuyo itinerario seguirán los mismos días en que aquel lo hiciera para escribir su libro, pero setenta años después.

La Diputación de Guadalajara y la Universidad de Alcalá de Henares han presentado este viernes a los diez estudiantes de siete países del mundo (también los hay de Rumanía, China y México) que han sido seleccionados para este proyecto y que ambas instituciones impulsan con el proyecto artístico de Arte en Marcha, que en 2014 realizó el mismo camino literario a pie dejando un rastro de performances en cada parada.

Ahora la historia se repite, pero el equipo logístico y artístico lo conforman Laura Domínguez, Gracia Iglesias, Sara Domínguez y Natividad Díaz, con el grupo de estudiantes. La salida será el día 6 de junio, volverán a recorrer diez etapas y todos los integrantes de la expedición irán ataviados con las camisetas de diseño (las ‘camitetas’, porque muestran el perfil de las Tetas de Viana).

El presidente de la Diputación, José Manuel Latre, ha asegurado que “la selección ha sido muy difícil” y se ha mostrado satisfecho con esta iniciativa que persigue “asentar un itinerario turístico y cultural”, así como “unir literatura y vida y hacer más internacional esta ruta”.

En sentido similar se ha manifestado la diseñadora y artista alcarreña Laura Domínguez en representación de Arte en Marcha, remarcando que “la imagen de la Alcarria es muy exportable” y que la presencia de estos jóvenes de diversos partidos es un punto a favor para que se siga conociendo en todo el mundo. En su caso lo están haciendo con una propuesta renovadora que pone el acento en lo visual. “El espíritu fundamental es que trabajamos mucho la imagen”.

La internacionalidad y la modernidad de este viaje a la Alcarria en 2016 se pone también de manifiesto en la invitación a que se siga el evento con la etiqueta en Twitter de #JTTA (acrónimo de Journey to the Alcarria): “Tenemos que hacer que sea trending topic”, en referencia a convertir en tendencia a esta etiqueta en la red social durante los días del viaje.

Buena prueba de la integración de las nuevas tecnologías ha sido la conexión a través del programa Skype con una de las jóvenes del grupo, Francesca, que se encontraba en su casa en Italia. Ella misma ha manifestado su motivación para participar en el proyecto: “Me encanta España y soy estudiante de literatura española”. De momento está ya enfrascada en la lectura del ‘Viaje’ de Cela, del que espera poder traer una edición en italiano. Y promete también escribir sus impresiones: “Quiero ser una viajera como él y escribirlo”.

Un curso de verano de la UAH

Antes de la salida de los caminantes –entre quienes también se encontrará el diputado de Turismo, Jesús Parra–, los jóvenes tendrán tres jornadas de preparación: el 8 de abril inician el estudio del libro y del autor; el 6 de mayo prepararán las actividades a desarrollar a lo largo del itinerario (en Brihuega, por ejemplo, habrá masaje con miel); y el 3 de junio se citarán para preparar el equipaje.

Como ha explicado el vicerrector de la UAH, Carmelo García, la ruta será una suerte de prácticas de un proyecto que para estos alumnos es un curso de verano de la Universidad de Alcalá, con entrega de diplomas en el Palacio Ducal de Pastrana. Los muchachos tienen como objetivo aprender mejor el castellano asociado a esta obra literaria y conocer las costumbres locales, mientras que los vecinos de los pueblos podrán tener un acercamiento a jóvenes llegados de otros países del mundo tras los pasos de Cela.