La Feria del Libro buscará convertir la Plaza Mayor en la Concordia

La reunión de este viernes logra un preacuerdo para fijar allí el evento, pero con árboles encargados a un vivero, toldos o asientos que hagan más cómoda la visita, tras el desencanto de los libreros en 2014. • Ambas partes han quedado emplazadas a una próxima reunión en la que el Ayuntamiento presentará su propuesta concreta. • Engonga anuncia que también la Feria de Artesanía regresará al Jardinillo, tras su suspensión del año pasado.


Mahoma irá a la montaña. Los libreros, editores y colectivos participantes en la Feria del Libro han cedido, han renunciado a emplazarla en el parque de la Concordia –que siguen pensando que es el lugar ideal- y han propuesto al equipo de gobierno que convierta la Plaza Mayor en una suerte de jardín artificial en el que pueda celebrarse en mayo la tradicional cita, suspendida en 2015 por falta de acuerdo sobre el emplazamiento. También la Feria de Artesanía, que corrió la misma suerte en la pasada primavera, va a celebrarse este año, según confirma el concejal de Cultura, Armengol Engonga.

Este preacuerdo es el que han alcanzado a primera hora de esta mañana ambas partes, en la reunión que adelantó ayer Cultura EnGuada y que se ha celebrado en un ambiente de cordialidad, según las dos partes. La fórmula se concretará con el traslado de infraestructuras a la plaza para tal ocasión, por ejemplo árboles encargados a un vivero, toldos o asientos, elementos de los que no dispone la céntrica plaza tras su remodelación. De momento quedan por concretar estos detalles, aunque el Patronato se ha puesto esta misma mañana a trabajar en ello.

El Ayuntamiento no cede en el lugar, no contempla la Concordia de ninguna de las maneras”, asegura el portavoz del gremio, Antonio Herrera Casado. “Pero nosotros creemos que la ciudad no se puede quedar sin Feria, porque otro año sin ella sería un golpe muy duro para la ciudad y también un golpe político para ellos”, asegura.

Descartadas otras alternativas

De ahí la solución de consenso propuesta, después de que se hayan descartado otras como emplazarla en Santo Domingo o en el Jardinillo, por problemas de espacio. El concejal de Cultura, Armengol Engonga, ha manifestado en un comunicado que se trata de conseguir “una feria atractiva, diferente y que sin duda va a dinamizar el casco en la ciudad de Guadalajara”. En declaraciones a Cultura EnGuada, recuerda que el Ayuntamiento "colabora económicamente con esta feria", a diferencia de lo que ocurre con el resto de las que se celebran en la ciudad, y por este motivo insiste en que el emplazamiento tenga que estar radicado en el eje Santo Domingo-Infantado. 

Ambas partes han quedado emplazadas a una próxima reunión en cuestión de días en la que el equipo de Gobierno dará forma a la propuesta de los libreros, con este emplazamiento “más imaginativo. Descartada la Concordia, la Plaza Mayor es el menos malo”, asegura Herrera Casado. Cabe recordar que la negativa del gremio a la Plaza Mayor el año pasado se produjo después de una experiencia de regreso allí en 2014 que, según han subrayado en numerosas ocasiones, no les satisfizo porque cayeron la asistencia de público y las ventas.

Desde el equipo de gobierno subrayan su intención de mantener una política coherente en materia de actividades en el casco antiguo, de modo que la Feria del Libro siga la senda de otras citas como el mercado pirata de Carnaval o los mercadillos navideños, buscando además "sinergias" entre comerciantes, Consistorio y vecinos. "Lo primero que he dicho en la reunión, y ya lo dije en la anterior, es que quería que [los libreros] se involucraran en esa aportación al Casco histórico. La propuesta que me han hecho me ha parecido correcta porque esa era mi idea", añade Engonga. En este sentido, asegura que se potenciará tanto esta feria como la otra de primavera, la de Artesanía, que también volverá al Jardinillo tras no celebrarse en 2015. 

Ahora Guadalajara acusa de “cabezonería” al equipo de gobierno

La Concordia era un sitio donde la Feria del Libro había crecido, se había consolidado y tenía a todos contentos, pero el año pasado el Ayuntamiento generó un problema donde no lo había, boicoteándola en vez de hacerla crecer”, explica el grupo de la oposición de Ahora Guadalajara: “Este año han vuelto a las andadas y siguen en su cabezonería, ese 'como yo pago yo mando', cuando en realidad lo que hacen es gestionar dinero público, de impuestos que pagamos todos, también los libreros, aquí lo que hay es una imposición”. 

Para la concejala de Ahora, Susana Martínez, la fórmula acordada es “absurda” y viene a decir que “como la Plaza Mayor no es acogedora, hay que redecorarla, que como es fea, la decoramos”, en una apuesta “reduccionista y empezamos a pensar que interesada” que pasa por “concentrarlo todo en un único cuadrado de la Plaza Mayor”.

C’s queda a la espera de evaluar “la solución peculiar”

Estamos de enhorabuena porque hay un acuerdo, aunque admito que nos ha sorprendido la ubicación y que tenemos ahora que esperar a ver los resultados”, asegura el portavoz de Ciudadanos en Guadalajara, Alejandro Ruiz, para quien “lo importante es que haya Feria del Libro, porque en una ciudad de 100.000 habitantes no nos podemos permitir que no la haya”. 

Para Ruiz, esta “solución peculiar” que se ha adoptado como preacuerdo conecta al menos con el interés que tenía su formación de que “no hubiera una imposición ni por una parte ni por otra” y lo que hay que hacer ahora, a su juicio, es "esperar a ver qué resultados tiene".

Artículos Relacionados