María Lara: "En 'Reconquista' no hay filias ni fobias sino curiosidades"

La escritora, embarcada ahora en la segunda parte de su libro 'Brujas, magos e incrédulos en la España del Siglo de Oro', presentó en Fuentenovilla 'Reconquista', que se gestó a partir de una investigación sobre el idilio entre Alfonso VI y la princesa Zaida.


María Lara (Guadalajara, 1981) presentó este fin de semana su libro 'Reconquista' en el marco histórico impresionante que componen las Fuentes de Abajo en Fuentenovilla. La propuesta, que pretendía sacar la Biblioteca a la calle y acercársela desde nuevos puntos de vista a los ciudadanos, tuvo una excelente acogida de los fuentenovilleros. El paraje resultó especialmente apropiado, estética e históricamente, para la presentación.

Lara hizo referencia a la elección del emplazamiento de la presentación, con una de las magníficas fuentes de piedra a su espalda, definiéndolo como “un marco privilegiado en el que convergen naturaleza, historia y cultura”, especialmente apropiado para que los personajes de 'Reconquista' “salgan desde las páginas del libro para relatar sus hazañas a los fuentenovilleros”. La literata se refirió también al mensaje sobre paz y convivencia entre culturas que está presente en el libro, “y que sigue, al igual que en el VIII, siendo un tema recurrente y transversal en el siglo XXI”.

"Sancho Alfonsez pudo haber adelantado el fin de la Reconquista"

Lara recordó que 'Reconquista' comenzó a gestarse a partir de la investigación que inició en 2007 sobre el idilio entre el rey Alfonso VI y la princesa Zaida, fruto del cual nació un infante de dos sangres. Sancho Alfonsez pudo haber adelantado el fin de la Reconquista al siglo XII, “pero murió adolescente y la pregunta quedó en el aire”, expuso.

Lara, durante todos estos años, ha seguido la pista, "sin filias ni fobias", de cristianos y musulmanes, rescatando en ese camino de investigación algo que las críticas literarias e historiográficas están poniendo en valor, además de la calidad del texto: el mestizaje. Al respecto de la primera cualidad, su hermana, Laura Lara, también historiadora, destacó “que además de saber mucho, los historiadores tienen que llegar al público, y María es un magnífico ejemplo de ambas cosas”. Sobre lo segundo, la propia autora destacó que “en Córdoba, cuando hace unos días presenté el libro en la Biblioteca Viva de Al-Andalus, subrayaron la interculturalidad... Quería hablar de las batallas, pero también de las uniones, que permiten tomar el pulso a lo cotidiano en una época de judíos, cristianos y musulmanes. De ahí que la obra ponga énfasis en hablar curiosidades, como que Abderramán III, musulmán y califa, tenía la piel rosada y los ojos azules, por tener una abuela vascona”.

La escritora tuvo tiempo también para hablar de lo que significa el acto de la escritura para ella y de sus proyectos de futuro. “Concibo la escritura no ya como una prolongación de mí misma, sino como esencia fundamental. Cuando escribo, me entiendo más y pongo en orden mis ideas”, afirmó.

Más brujas y magos

La historiadora adelantó que está ahora embarcada en otro proyecto, la continuación de su obra 'Brujas, magos e incrédulos en la España del Siglo de Oro', que en esta ocasión va a tener una proyección atlántica. “En estos dos años de andadura, el libro ha adquirido una dimensión internacional, atrayendo la atención de medios de comunicación como la BBC, y también de muchos más del otro lado del océano, donde hay mucho interés en el tema. En Latinoamérica hubo inquisición, y también eclosionó la bruja, alimentado por el chamanismo y los rituales prehispánicos. Esta segunda parte será mi próxima novela, que presentaré en 2016, teniendo en cuenta, por supuesto, las enseñanzas que las brujas, las buenas, nos pueden transmitir”, terminó.

Una vez terminó la presentación, los fuentenovilleros compartieron el final de la tarde y la merienda, en un acto organizado desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Fuentenovilla. Pablo de la Torre, concejal de Cultura, subrayó en la presentación el escenario elegido, recordando que las Fuentes de Abajo se construyeron en el siglo XVI, y que tienen, labrado en piedra, el escudo de los Marqueses de Mondéjar, además de dar cuenta de otros jugosos detalles históricos.

Correspondió a la alcaldesa de la villa alcarreña, Montserrat Rivas, presentar a la ensayista, además de detallar algunos datos de su impresionante currículum. “Es un privilegio –dijo- contar de nuevo con la presencia de una escritora de la talla de María Lara", que ya visitó la localidad con motivo de la publicación de su novela 'El velo de la promesa'. Por su parte, María Lara tuvo la gentileza de dedicarle una poesía a la localidad, que escribió instantes después de la presentación, y que tituló 'Ninfa del agua'.