Los duques del Infantado protagonizan el nuevo libro de Almudena de Arteaga

La abogada e historiadora, hija del XIX Duque del Infantado, vuelve con 'La estela de un recuerdo', basada en las cartas que sus tíos abuelos se cruzaron en los años 30. • La novela arranca con la salida de Alfonso XIII y el nacimiento de una etapa de cambios políticos, en la que además de una historia de amor intenta reflejar el sufrimiento de los monárquicos, del que poco se ha escrito, reivindica.


La hija del XIX duque del Infantado, la historiadora y abogada Almudena de Arteaga, retoma la novela histórica con 'La estela de un recuerdo' (Planeta, 2015), que recrea las vicisitudes por las que tuvo que pasar el duque del Infantado, Joaquín de Arteaga y sus hijos. Pretende ser un libro con el que también equilibrar la historia, dice su autora, que en varias entrevistas promocionales advierte que son pocos los libros que ha encontrado donde se retrate el sufrimiento y el exilio que padecieron los monárquicos en aquellos años convulsos, los años 30.

Su novela arranca la noche en que Alfonso XIII sale de España, un 13 de abril de 1931. Aquella noche, en la casa del duque del Infantado el momento se vivió con preocupación. Fue el inicio de cambios sociales y políticos, de implantación de políticas republicanas. De disturbios en el Círculo Monárquico, de quema de conventos, del alzamiento de Sanjurjo, del primer voto de la mujer, de una inestabilidad política que Almudena de Arteaga ha querido retratar también en esta novela, que contiene una historia de amor imposible entre Borja, hijo de los duques del Infantado, y Rafaela, joven heredera de un ilustre aristócrata madrileño; una historia de amor basada en las cartas que sus tíos abuelos se cruzaron en los años 30. Por primera vez, la escritora escribe sobre personajes que conoció personalmente.

Para documentarse, ha recurrido a los archivos familiares pero también a periódicos y ensayos de la época. Las cartas son el soporte de esta narración que tiene, entre sus escenarios, al (otro) palacio del Infantado que tuvo en el madrileño Paseo del Prado, a calles del Madrid de los Austrias, el castillo de Viñuelas, Zarauz, Cádiz, Lisboa o Burdeos.

Arteaga, que se dio a conocer en el panorama literario con su exitoso libro sobre la princesa de Éboli en 1997, ha escrito una decena de novelas, entre las que destaca 'Capricho', dedicada a las musas de Goya, con la que ganó el Premio Azorín de Novela de 2012, 'La Beltraneja, el pecado oculto de Isabel la Católica' (2001) o 'María de Molina. Tres coronas medievales', que le valió el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio 2004.