Un día para salvar los libros

Numerosos clubes de lectura se convirtieron en ‘personas-libro’ en un llamativo y emotivo acto central del Día del Libro en la Biblioteca, en Dávalos. • En Marchamalo, Alovera y Sigüenza convocaron actos para niños y mayores y en la capital las autoridades respaldaron un mercadillo solidario de un colegio privado. El Museo del Viaje a la Alcarria en el Castillo de Torija expone un ejemplar único del libro y nuevos paneles explicativos.


Hay que salvar los libros. Esta pelea universal que se ha mantenido a lo largo de los siglos ha sido el tema de la celebración del Día del Libro en la Biblioteca de Dávalos, el gran foco de la ciudad en la materia, y que en la tarde de este jueves escenificó un rescate de ejemplares destinados a la hoguera en el patio del Palacio de Dávalos. El acto, participativo y emotivo, culminaba una jornada en la que los libreros sacaron sus puestos a la calle –su manera de salvar esos libros que no se venderán en la suspendida Feria del Libro de mayo– y en la que colegios y bibliotecas de otros puntos de la ciudad y de la provincia también aprovecharon para reivindicar la lectura. En plena precampaña electoral, los políticos también lanzaron sus mensajes de defensa de la lectura.

Varios paraguas de color naranja chillón fueron distribuidos de manera que conformasen la alegórica hoguera en el patio de Dávalos. Y allí salieron, micrófono en mano, un puñado de valientes dispuestos a hacer de ‘personas-libro’. Esta figura, inspirada en ‘Fahrenheit 451’, de Ray Bradbury, invitaba a los clubes de lectura de la biblioteca a defender por algún motivo un libro. Aquel que, llegado el caso, salvarían de la hoguera, de los censores, de las recurrentes prohibiciones que se dieron ayer y que podrían suceder de nuevo en una sociedad distópica como la que esa novela retrata.

En una actividad conducida por el organizador, Antonio Rodríguez Menéndez –que se marchó invitando a repetir la experiencia- el primer rescate lo produjo la Asociación de Amigos de la Biblioteca con ‘Matar a un ruiseñor’. Pero durante casi dos horas en Dávalos se salvaron ‘Las mil y una noches’, libros de clásicos españoles como Blasco Ibáñez y de autores universales como Albert Camus o George Orwell, así como lecturas más modernas como ‘La elegancia del erizo’ o ‘El club de los poetas muertos’. No faltaron palabras entrañables para autores muy ligados a la ciudad, como José Luis Sampedro. Y no faltó tampoco la literatura infantil, con varias cadenas de lecturas de niños muy simpáticas que estuvieron muy por encima del listón y que ofrecieron algunos de los momentos más entrañables de la tarde.

Los clubes de lectura

Nos emocionó mucho este libro porque el protagonista es un libro que trae grandes esperanzas a un pueblo desolado”. “Es un canto a la literatura”. “Hemos escogido este libro porque comparte nuestra filosofía de ir pasito a pasito hacia un mundo mejor”. “Es un libro que da voz a las minorías y las personas maltratadas”… Con frases así, los participantes explicaban al público -más de 200 personas- los motivos por los que escogían sus lecturas dignas de salvación. Y, tras leer o recitar en voz alta varios fragmentos, remataban: “Nosotros somos…” con el correspondiente título escogido.

Los participantes de los diferentes clubes de lectura, incluidos los infantiles, relataron fragmentos ofrecieron sus fragmenos de mil maneras: leídos, memorizados, dramatizados, susurrados, ruborizados, en inglés y en italiano, con angustiosas pausas a causa del olvido quebradas por el aplauso de apoyo de los asistentes, con esmero o con pasión, y siempre con el objetivo compartido de salvar libros de las llamas imaginarias que dibujaban los paraguas naranjas en el patio de Dávalos.

Hubo cantos al diálogo entre culturas, se escucharon fragmentos ya clásicos como el arranque de ‘Cien años de soledad’, se reivindicaron textos como ‘El nombre de la rosa’ que hablan precisamente de libros prohibidos, se coló algún alegato anticlerical y se recuperaron también otras distopías con la confianza de que conocerlas a través de los libros sea precisamente la mejor manera de que estas pesadillas no se hagan realidad. Pasaron por allí el club de economía de Econoplastas, los clubes infantiles y de la Biblia, el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, el grupo que lee en clave psicológica y los diferentes clubes de lectura de adultos de novela y de ensayo.

El último en saltar a escena fue el director de la biblioteca, Jorge Gómez, que ha vivido su primer Día del Libro al frente de este centro. En su caso recitó un fragmento de ‘Inventario’ de Benedetti. “Me siento muy orgulloso”, dijo en referencia a cómo se había desarrollado el acto: “Hoy era un día para los valientes”.

Fotos: R.M.

Román y Guarinos, en ‘Las Francesas’

El de Dávalos fue el acto central de un Día del Libro que en la Biblioteca Pública se lleva celebrando desde hace varios días, con diversas actividades como una exposición y préstamo de libros prohibidos y diferentes encuentros como la presencia de la escritora madrileña Belén Gopegui.

Mientras, en la calle las principales librerías como Cobos, Lúa y la Ballena de Cuentos aprovecharon para sacar sus puestos con un 10% de descuento –ya salieron en la víspera-, cubriendo este año más todavía el vacío que dejará la ausencia de la Feria del Libro por el desencuentro con el Ayuntamiento sobre su ubicación en La Concordia o una plaza del centro.

Las autoridades políticas no acudieron para escenificar su apoyo al libro ni a la biblioteca ni a los puestos de los libreros. El alcalde Antonio Román y la presidenta de Diputación, Ana Guarinos, reivindicaron su apoyo a la lectura en un acto organizado por un colegio privado con régimen concertado, el Sagrado Corazón. Mientras, el candidato socialista Daniel Jiménez sí estuvo presente al acto central en Dávalos y otras candidaturas como las de García Salinas en Cabanillas o Ahora Guadalajara en la capital defendieron modelos de ferias del libro allí donde los libreros consideren oportuno.

El conocido colegio de ‘Las Francesas’ instaló durante toda la mañana un mercado medieval solidario en la Plaza Fernando Beladíez para conmemorar esta fecha y con productos fabricados por los alumnos. El evento recibió la doble visita institucional de Guarinos y Román, que elogiaron este proyecto escolar. El alcalde aprovechó para recordar que su equipo de gobierno mantiene el programa ‘Guadalajara Lee’ de fomento de la lectura entre escolares de Primaria, que distribue una maleta viajera con 150 ejemplares que van de centro en centro. Además, recordó que hay otro programa llamado ‘Pasalibros’ que sigue la moda del ‘bookcrossing’ focalizado en el Centro Municipal Eduardo Guitián.

Azuqueca, Marchamalo, Alovera, Cifuentes y Sigüenza también celebraron el Día del Libro

Varias localidades de la provincia tuvieron actividades en sus centros culturales y bibliotecas. En Marchamalo, por la mañana disfrutaron de un recital poético en torno a Benedetti, conducido por el músico y cantautor Yoni Ramírez, en el que participaron activamente alumnos del IES 'Alejo Vera' y miembros del Aula de Mayores Municipal. Luego por la tarde, en el Ateneo Arriaca fueron los niños quienes disfrutaron de un espectáculo para celebrar este día tan señalado, con ‘Los 7 duendes del Mundo’ en un espectáculo servido por Yoni Cuentacuentos.

En Azuqueca, el salón de actos de la Casa de la Cultura acogió la ya tradicional lectura de fragmentos del Quijote, con estudiantes de Secundaria, con conexión por videoconferencia con el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El alcalde Pablo Bellido ha prestado voz a esta iniciativa, junto con una estudiante, una integrante de los clubes de lectura de la Biblioteca y una profesora del IES Profesor Domínguez Ortiz. El alcalde ha felicitado a la Biblioteca por la organización "de esta actividad cultural que lleva el nombre de Azuqueca a todo el mundo, gracias a las nuevas tecnologías".

En Alovera, la Guardería Alopekes visitó la Biblioteca dentro de los diferentes proyectos de animación a la lectura dirigidos a la población infantil los niños de dos y tres años, acompañados por sus profesoras. Durante la visita los pequeños disfrutaron de una sesión de cuentos sencillo, organizada por Montserrat Gutierrez Cobo, coordinadora de actividades de la Biblioteca. Y una vez terminada la narración, los peques ojearon y manipularon los cuentos que había puestos por las mesas. Los niños se han despido de la biblioteca contando una divertida canción.

María Purificación Tortuero Pliego, alcaldesa de la localidad, afirmaba que “es importantísimo acercar los libros, las imágenes y las palabras desde edades tempranas a los más pequeños y la Biblioteca de Alovera cuenta con muchos recursos disponibles para familias con bebes”.

Mientras, en la Alcarria, el Ayuntamiento de Cifuentes junto con el Colegio San Francisco, el Instituto Don Juan Manuel y el AMPA Conde Lucanor se unieron para celebrar el Día de Libro en Cifuentes. Los actos comenzaron por la mañana, siendo el alumnado del IES el que visitó a los escolares del colegio, mostrándoles sus dotes de narradores. El AMPA Conde Lucanor convocó un concurso de cuentos, siendo premiados con un diploma, el ganador y el primer y segundo finalista en la categoría de Primaria y un diploma para cada clase de Infantil por su buen trabajo y su esfuerzo.

Los premiados en el I Concurso de Cuentos “Día del Libro” han sido Maica Sanz Marigil, Sara Villaverde, Yassine Hamouch, Agustín Hernández Aguilar, Alejandro Martín Montero, Tsetso Andrés Asenov Bogomilov, Gabriela Pop, Shantal Mabel de la Cruz Flores, Diego Pérez Valero, Lorena González Plaza, Pau García Marigil, Sara Arriola Bonilla, Javier Martín Montero, Irene López Lozano, Daniel Valdés Vicente, Esther Vallés Santamaría, Andrea Saatzer, Marcos Marigil Olivenza.

Las celebraciones del Día del Libro continuaron por la tarde en la Biblioteca Municipal donde los ganadores y finalistas leyeron sus trabajos y fueron galardonados con el diploma diseñado para la ocasión. La tarde culminó con una merienda tradicional a base de pan y chocolate como se hacía antiguamente.

Por su parte, en Sigüenza se entregaban los premios del habitual concurso de marcapáginas que organiza el Ayuntamiento y en el que participan, masivamente, los niños y niñas de los tres centros educativos de la ciudad, el San Antonio de Portaceli, el Instituto Vázquez de Arce y el colegio Sagrada Familia. Se presentaron 305 trabajos de alumnos de diferentes edades. En la mañana del jueves fueron entregados los premios. En la categoría A participaban los alumnos de Infantil. Ganó Alberto Calvo, del colegio San Antonio de Portaceli. En la B (hasta 4º de Primaria), el premio fue para Jachik Galoyan, también del San Antonio de Portaceli. En la C (5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de la ESO) ha sido distinguido el trabajo de Adrián Bellón, del Colegio Ursulinas. Por último, en la categoría D (3º y 4º de la ESO y 1º y 2 de Bachillerato) el vencedor fue el marcapáginas de Pablo González de la SAFA.

Cada uno de ellos recibió un diploma en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, así como un cheque regalo de 20 euros que deberán gastar en las papelerías de la ciudad. Todos los trabajos han quedado expuestos en el patio de la Biblioteca Pública. La muestra permanecerá abierta entre los días 24 de abril y 26 de mayo.

En Torija, exposición del ‘Viaje a La Alcarria’

Desde ayer se puede visitar en el Castillo de Torija la habitual exposición que la Diputación mantiene allí del libro de Camilo José Cela ‘Viaje a la Alcarria’, pero con algunas novedades: nuevos paneles explicativos y un ejemplar de la edición especial que el propio Cela realizó en 1958 con la colaboración del grabador Jaume Plá. Esta tirada, realizada por Papeles de Son Armadans, editorial creada por el propio Cela bajo la colección de Las Botas de Siete Leguas, sólo tuvo 126 ejemplares. De ellos, 13 son más especiales todavía, de los que la Diputación conserva el número XI en papel de hilo puro.

La exposición se compone de 13 paneles; el primero con el cartel de la exposición en el que se da a conocer la idea de la misma; el segundo con el índice del libro formado por la conjunción de los grabados y los títulos de cada capítulo; y del tercero al décimo tercero consisten en la primera página de cada capítulo del libro donde se puede disfrutar de cada uno de los grabados de Jaume Plá y los primeros párrafos literarios de Cela.

Niños en la biblioteca de investigadores de Diputación

La Diputación de Guadalajara celebró ayer una novedosa actividad didáctica para escolares con motivo del “Día del Libro” en la  que un grupo de alumnos (en este caso de 5º de primaria del Colegio El Doncel de nuestra capital), entre otras, conoció en profundidad la Biblioteca de Investigadores y realizó una lectura comentada del libro 'Guadalajara para niños' con el autor del mismo, en una sesión que contó con la presencia de la diputada de Cultura y Educación, Marta Valdenebro.

La diputada Marta Valdenebro compartió con los escolares buena parte de la sesión, especialmente un juego de rol consistente en una recreación jocosa de la boda de Felipe II con Isabel de Valois, que se celebró en el Palacio del Infantado el 2 de febrero de 1560 en la que participan todos los asistentes. En una breve intervención, explicó a los escolares las tareas que lleva a cabo la Diputación Provincial especialmente en auxilio de los pequeños municipios sin olvidar precisamente la promoción de la cultura y la realización de numerosas actividades educativas complementarias.

En esta jornada los escolares además de visitar la Biblioteca de Investigadores de la Provincia de Guadalajara, conocer los fondos que guarda, su gestión, sus particularidades e incluso visitar la zona donde están guardados y realizar una lectura en común comentada del libro editado por Diputación “Guadalajara para niños” con su autor Jesús Orea deteniéndose especialmente en el capítulo de la capital desarrollaron otras actividades como un ensayo y canto colectivo de la primera pieza literaria (una jarcha) en la que se cita a la ciudad de Guadalajara o la ya citada recreación de la boda de Felipe II.

La actividad puede tener continuidad porque, tras la entrega a cada uno de los escolares del folleto “La Dipu ha cumplido 200 años”, se les propone visitar la ciudad y anotar y dar respuesta en un “Cuaderno de viaje” a las actividades didácticas que se proponen para que a los autores de los tres mejores trabajos se les entregue un lote de libros de premio.

Artículos Relacionados