Ahora Guadalajara defiende que la Feria del Libro siga en La Concordia

La número dos de Ahora Guadalajara critica la cerrazón de Román y defiende a los libreros en su pretensión de que la cita se siga celebrando en el céntrico parque, donde se había consolidado. • Lamenta, además, que el equipo de gobierno se preocupe de pronto por dar vida a un modelo de “plazas inhóspitas”.


Ahora Guadalajara insta al equipo de gobierno de Román a que rectifique su decisión de no organizar la Feria del Libro de Guadalajara, como castigo a los libreros por no acceder a celebrarla en un punto del centro diferente a La Concordia. “Si la feria funciona bien en el parque, no hay que cambiarlo”, asegura Susana Martínez, la número dos de la lista de Ahora Guadalajara, que ayer tuvo oportunidad de charlar con varios de los libreros que han sacado sus puestos a la calle con motivo del Día del Libro para ofrecer un 10% de descuentos en sus ventas.

Nos quedamos sin Feria del Libro por la cabezonería del equipo de gobierno y su nula capacidad de entendimiento, cuando en los últimos años esta actividad había cogido cuerpo y se había consolidado como una cita agradable para los ciudadanos dentro del calendario cultural de la ciudad”, explica Susana Martínez, que subraya que frente a la indiferencia mostrada por el alcalde y su concejala Nogueroles, “a los libreros y a muchos ciudadanos sí nos importa que no vaya a haber feria”.

No perdemos cualquier cosa, sino el único apoyo que el Ayuntamiento estaba prestando a este sector, que lo está pasando muy mal”, explica Martínez, quien añade que la política de fomento de la lectura de esta Concejalía de Cultura brilla por su ausencia. “No gasta nada; somos la única capital de la región que no tenemos una biblioteca municipal, una competencia que lleva años desatendiendo y que tampoco se completa de otra manera”.

Ahora Guadalajara muestra su preocupación por las pérdidas de actividad cultural de los últimos años, después de la supresión de festivales de teatro como Titiriguada y el FUT y de música como el Panorámico, del fin de la edición de la revista Tragaluz o del cierre, durante tres años, del Teatro Moderno.

Plazas inhóspitas

Sobre la justificación de llevar la feria a alguna de las plazas del casco antiguo, Ahora Guadalajara considera que el equipo de Román se está encontrando con la paradoja de recuperar “unas plazas inhóspitas y llenas de cemento, a las que quiere dar vida por decreto, sin darse cuenta de que el tipo de Plaza Mayor que han hecho no sirve para tener una Feria del Libro”. Además, Martínez recuerda al equipo de gobierno que no puede chantajear a los libreros con retirar la aportación municipal si la Feria no se hace donde digan estos mandatarios: “El dinero no es de Román ni de Nogueroles, es dinero público para hacer actividades en la ciudad”.

Además, la número dos de Ahora Guadalajara avisa a la ciudadanía de la necesidad de evitar que Román continúe con el bastón de mando: “Hay que reflexionar sobre la forma de hacer de este Ayuntamiento, que ni siquiera en la antesala de las elecciones es capaz de sentarse a hablar… No podemos ni imaginar lo que es capaz de hacer el PP si sigue otros cuatro años en el Ayuntamiento”.

Frente a esta forma de maniobrar, Ahora Guadalajara apuesta por una mayor transparencia y participación ciudadana: “hay que abrir el Ayuntamiento a la participación de la gente, escuchar y colaborar, más aún si tenemos en cuenta que lo más significativo del panorama cultural de esta ciudad tiene detrás a colectivos con los que un equipo de gobierno debe trabajar conjuntamente”.

Artículos Relacionados