Un libro desvela el pasado religioso y social de Pareja

Pareja profundiza en sus raíces históricas con la publicación del libro ‘Religiosidad Popular en la villa de Pareja durante la Edad Moderna’, en el que su autor, Aurelio García, revela nuevos datos sobre la villa. • El libro, que aporta también luz sobre la Edad Media local, siglos "prácticamente desconocidos", no olvida aspectos demográficos y sociales así como el hecho de que la villa llegó a tener hasta 13 ermitas y 14 cofradías.


Una historia de la villa de Pareja, que se centra en la religiosidad popular de la localidad, pero sin olvidar otros aspectos como el señorío de los obispos de Cuenca, un estudio demográfico y aspectos sociales de la villa, entre los siglos XVI y XVIII es lo que contiene el libro ‘Religiosidad Popular en la villa de Pareja durante la Edad Moderna’, del historiador guadalajareño Aurelio García. El nuevo volumen, editado por Editores del Henares (Colección temas de Guadalajara, volumen 6) a petición del Ayuntamiento, se presentó este domingo en el Salón de Plenos. 

El trabajo historiográfico del autor aporta datos como la existencia de hasta trece ermitas y catorce cofradías en Pareja, un hecho singular en la comarca de La Alcarria, o que “San Julián, patrón y obispo de Cuenca, vivió unos años en nuestro pueblo”, recordó el regidor. Por último, Del Río ha señalado la colaboración tanto de la presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, como del obispo de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, como prologuistas del texto. 

El libro describe, además, la sociedad del Antiguo Régimen como una sociedad sacralizada:  “En Pareja se celebraban todo tipo de procesiones, romerías y rituales sacramentales, en suma múltiples prácticas de caracter púlbico en las que participaba la mayoría de la población, de ahí que el estudio de la religiosidad popular sea una forma de entender otros aspectos de la vida local”, destacó.

García se ha documentado consultando un fondo de documentación denominado 'Visitas Eclesiásticas' que se conserva en el Archivo Diocesano de Cuenca, sin olvidar otras fuentes que también conservan documentación sobre Pareja, como el Archivo Histórico Provincial de Guadalajara. 

El libro plantea también una visión general de cómo era la Iglesia de Nuestra Señora de la Asución desde el punto de vista arquitectónico para estudiar después su funcionamiento administrativo: “La descripción del monumento y su gerencia dejan claro la importancia que tuvo Pareja en la Edad Media al disponer de uno de los edificios religiosos más importantes en la actual provincia de Guadalajara”. 

Desde el punto de vista eclesiástico, Pareja formó del Obispado de Cuenca, perteneciendo al señorío de los obispos de Cuenca desde el siglo XII, prácticamente desde la Reconquista. “Como señores de la villa, los prelados dejaron su memoria en la villa a lo largo de los siglos”, recordó el historiador. Pareja fue lugar de descanso y recreo de los obispos de Cuenca, donde algunos de ellos, como Enrique Pimentel, “practicaron su afición a la caza para lo que recibió el permiso del rey Felipe IV”, dijo. 

Los obispos de Cuenca erigieron en Pareja una fortaleza con residencia interior y levantaron un palacio episcopal, convocaron sínodos y pasaron largas temporadas en Pareja. García detalla en el libro, y recordó en su intervención,  la estancia en Pareja de obispos como San Julián –fundador de la villa y patrono de Cuenca-, el propio Pimentel y Felipe Antonio Solano, que fue quien ordenó levantar el palacio episcopal. 

La Edad Media local, prácticamente desconocida

Además del periodo de estudio, García arroja también luz sobre la Edad Media local, unos siglos que son prácticamente desconocidos y con muy escasa documentación. “A pesar de esta laguna escrita, me adentro en detallar a los señores de Pareja, los obispos de Cuenca, su mecenazgo en la villa y, sobre todo algunas noticias de la fortaleza y palacio señorial que hubo en Pareja, al igual que en Casasana, donde tuvieron fortaleza o castillo que tuvo la función de cárcel para clérigos incorregibles, según dice la documentación”, explicó el historiador. 

“Con la edición de este libro, nuestro propósito es dar a conocer y profundizar en la historia de Pareja. Aurelio desvela y recuerda en su libro interesantes hechos de nuestra historia local, sin olvidar a Hontanillas, Casasana, Cereceda y Tabladillo”, ha señalado Javier Del Río, alcalde de Pareja. 

El editor, Angel de Juan, subrayó en su intervención la “sensibilidad demostrada por el Ayuntamiento hacia la divulgación del conocimiento de la historia, y destacó la trayectoria de Aurelio García, “uno de los mejores historiadores que tiene la provincia de Guadalajara”. Por último, De Juan señaló que la portada del libro es una foto antigua, del fondo de Tomás Camarillo, que representa el retablo de la Iglesia de Pareja, tristemente desaparecido en la Guerra Civil. “Fue una sugerencia del Ayuntamiento que nos pareció más que oportuna”.  

A la presentación acudieron un centenar de vecinos. Además del alcalde, estuvieron presentes los concejales Ricardo Fernández e Inocente del Río, quien también es alcalde pedáneo de Casasana.

Artículos Relacionados