Una velada poética iluminará Campillo de Ranas el viernes

 El poeta saharaui, Liman Boicha, mostrará a través de sus versos su compromiso social con el pueblo del Sáhara Occidental • Batania, Alejandro Céspedes y Paloma Corrales completan el cartel de esta cita denominada "Se me quema la jalea" • Tendrá lugar en el albergue Teja Negra a partir de las 20:00 horas


Campillo de Ranas se ha convertido en un recóndito y pequeño rincón de la Arquitectura Negra donde la cultura tiene un espacio privilegiado. No sólo se llevan a cabo cuentacuentos, certámenes cinematográficos o festivales musicales como el Ranas Folk; sino que ahora también han encontrado un hueco para dedicárselo a la poesía. Será este viernes (20:00 horas) en el albergue rural Teja Negra que se encuentra entre El Espinar y la propia localidad de Campillo y en ella, cuatro poetas deleitaran al público con su versos y rimas que, además, serán de lo más variado. "Es una idea bonita, pero más bonito es el hecho de poder llevar a cabo un acto así en el que llamas a la gente para actuar y viene sin preguntar a pesar de las distancias", indica una de las organizadoras, María José Ramos.

La cita se denomina "Velada poética...se me está quemando la jalea" y en ella intervendrán poetas como Liman Boicha, un autor saharaui afincado en España, cuya obra más relevante es "Los versos de la madera" en el que busca a dar a conocer la cultura del Sáhara occidental evocando las costumbres de este pueblo. Además, es un escritor comprometido con su pueblo y uno de los máximos defensores del proyecto Bubisher que desarrollan los escritores españoles por el Sáhara que consiste en la creación de bibliotecas itinerantes en los campamentos de refugiados.

También subirá al escenario Batania, un poeta joven que también se hace llamar "Neorrabioso", palabra que también da nombre a su primer libro de poemas y pintadas dado que, ha alcanzado cierta relevancia gracias a los graffitis que realiza que tienen un gran compromiso social entre los que destaca uno que ha circulado por las redes sociales y que dice: "Liberqué, igualiquién y fraternicomo". Junto a los dos anteriores, también tomarán la palabra Paloma Corrales, la poeta-periodista que además de contar con una gran obra poética que se puede conocer a través de diferentes blogs en la red, dirige un programa de televisión denominado "Conversando" en Veoguadatv.com donde busca dar a conocer el mundo de la cultura.

El último poeta en recitar sus poemas será Alejandro Céspedes, un autor gijonés que atesora varios premios en el ramo de la poesía entre los que destaca el Blas de Otero de 2008. Su vida profesional ha estado muy ligado a los medios de comunicación dado que ha publicado sus obras en la revista "Insula", en el suplemento cultural de ABC y en la mayoría de revistas literarias españolas. Además, fue colaborador del diario El Mundo y fue el responsable de la sección de literatura y teatro del programa "Café con hielo" de la Cadena Ser. No obstante, el espectáculo no terminar aquí, ya que también se contará con una actuación del grupo teatral Elfo Teatro -uno de sus integrantes, Jjosé Luis Luque vive en Tamajón- que ofrecerá un pequeño espectáculo poético-musical que ya han llevado a cabo en bibliotecas y colegios. 

Y, cómo cada cita relacionada con la cultura, también busca seguir fomentando las diferentes ramas artísticas, se ha previsto un pequeño espacio para que los espontáneos puedan leer, con total libertad, algún poema de su cosecha propia. Es más, se va a poner a disposición del público, papel o cartulina para que puedan escribir un verso suyo o que les recuerde algo y se van a colgar en la sala. Además, tras el espectáculo los asistentes -el aforo es limitado dadas las reducidas dimensiones del recinto- podrán conversar con los autores y conocer, de un modo más personal, su obra y sus inquietudes culturales. "Hay hasta poetas de diferentes rincones de España que se han enterado y van a venir a esta cita a la que están invitados todos los que tengan sensibilidad poética", señala Ramos.

La escultura, el siguiente paso

Sin embargo, con esta velada no se da por cerrado el círculo de actividades culturales en la comarca de la Arquitectura Negra y, María José Ramos ya planea que nuevas artes desembarquen en la zona. Su próximo objetivo pasa por lograr que alguno de los rincones de Campillo puedan estar ornamentados con alguna escultura al aire libre. Si bien ya ha contactos con un escultor de Guadalajara al que la idea le parece "interesante", pero es una cuestión que requiere más tiempo por lo que se trata de un objetivo más a largo plazo.

Artículos Relacionados