Homenaje a Machado, el poeta integral

Luis Eduardo Aute, Antonio Hernández, Guadalupe Grande, Rafael Soler y Javier Lostalé rinden homenaje a la figura de Antonio Machado en el 75º aniversario de la muerte del poeta.El homenaje, celebrado en el salón de actos del San José, ha sido organizado por la Fundación Siglo Futuro, que inaugura así el ciclo 'Cultura en ruta', que llevará 26 espectáculos a 22 pueblos.


Soledades, galerías, nuevas canciones, retratos y versos que evidenciaban su querencia por todos los lugares donde echó raíces, aunque fuera de manera temporal, componen el testamento literario del poeta sevillano y catedrático de Literatura Antonio Machado, aquel que se enamoró en Soria por primera vez -de la jovencísima Leonor Izquierdo, con la que se casó y emigró a París-, aquel que alcanzó el gran amor con Guiomar, el ilustre alumno de la Institución Libre de Enseñanza, que confesó su clara defensa por la República y que tanto le pesó que tuvo que emigrar, muriendo finalmente en tierra extranjera. Fue en Colliure (Francia), un 22 de febrero del 39 y en su gabán roído se encontró un último soneto arrugado que siempre le acompaña en su biografía: "estos días azules y este sol de la infancia".

Machado fue el poeta de 'Campos de Castilla', el gran 'hit' poético que perdura en el tiempo y ha sido, por el 'redondo' aniversario de su fallecimiento, la figura con la que la Fundación Siglo Futuro ha querido celebrar el Día del Libro este jueves e inaugurar el ciclo 'Cultura en ruta'. A la misma hora, la Biblioteca Pública rendía homenaje a los poetas de la Generación del 27, de la mano de Elfo Teatro. 

Voces para un gran poeta

En el salón de actos del San José, se han reunido los poetas Antonio Hernández, Rafael Soler y Guadalupe Grande -hija del poeta recientemente fallecido Félix Grande-, el comunicador  Javier Lostalé y el poeta, cantautor y pintor Luis Eduardo Aute. Hernández, Premio Nacional de la Crítica, entre otros muchos galardones, hizo una semblanza interesante sobre "un poeta absoluto", dijo, "seguidor moderado de los bretones franceses" y que en su arte, "procuraba coger lo mejor del modernismo y de la generación del 98, porque era un poeta integral", un poeta que "suspiró por los yermos castellanos", que creía que "se canta lo que se pierde". Recitó Hernández con memoria prodigiosa algunos versos conocidos como 'Por el olivar' o, mínimamente, 'Retrato'.

Guadalupe Grande, por su parte, eligió poesías que definían a Machado por su "forma de estar en el mundo". En su intervención previa, dijo que "la cultura es una necesidad y una oblgiación para aquellos que hacen país" y recordó a su padre, el poeta Felix Grande, "que tenía dos figuras tutelares, César Vallejo y Antonio Machado, que es mi amor también". Eligió Guadalupe el poema que Machado dedicó a Giner de los Ríos. "Este país tuvo un sueño de educación, la Institución Libre de Enseñanza, y esperemos recuperar ese espíritu", señaló. Rememoró también 'Recuerdos, fiebre y duermevela' y dos poemas de 'Proverbios y Cantares', para recordar finalmente el conocido acrónimo del poeta, Juan de Mairena, "tan contemporáneo y tan atemporal a la vez".

Javier Lostalé, comunicador, expresentador del programa de radio El Ojo Crítico y actualmente colaborador de 'La Estación Azul', en RNE, admitió que "la lectura de Machado" le había provocado "una sombra que me acompaña", que con el poeta aprendió a "dialogar con la naturaleza" y que su voz "me une a lo más terrenal". Eligió para recitar dos poemas de amor que Machado dedicó a Leonor y Guiomar.

El homenaje prosiguió con la elección del poeta Rafael Soler, que eligió versos de 'Soledades. Galerías. Otros poemas' (1907), una recopilación de la poesía modernista de Antonio Machado y 'Nuevas canciones', publicado en 1924. Terminó la velada Luis Eduardo Aute: "tengo la sensación", dijo, "de que el espíritu siempre vivo de Machado está con nosotros, desnudo y anónimo como los hijos de la mar".

Aute eligió un solo poema, 'Retrato', y admitió haber intentado "poner música muchas veces a los versos de Machado", pero desistió "del empeño porque empecé a sentir que estaba equivocándome. Es difícil ponerle música a un poema escrito porque ya tiene su música". Después cantó tres temas propios: 'De alguna manera', 'La belleza' y 'Al alba', un bis que regaló a capella y resultó emocionante.

Los restos de Machado descansan desde hace 75 años en un cementerio de Colliure junto a los de su madre, Ana Ruiz. Ahora, en el aniversario, podrían querer traerlos de nuevo a España, dijo Hernández, "pero ¿a dónde?", se preguntó. "¿A Sevilla, a Soria...? Machado era un poeta universal. Más que regresar a un lugar concreto, "el querría que a España volviera la honradez, la cordura, la solidaridad... y dejémoslo ahí", terminó, arrancando el aplauso del patio de butacas.

 

Artículos Relacionados