Las fábulas se cuelan en el Hospital

Los niños ingresados disfrutan cada mes de un cuentacuentos gracias a la iniciativa puesta en marcha por un grupo de padres vountarios del colegio San Blas de Cabanillas.


Los niños ingresados en el Hospital Universitario de Guadalajara disfrutan mensualmente de una sesión de cuentacuentos. Desde el pasado mes de febrero, el tercer martes de mes, un grupo de padres voluntarios y vinculados con el C.E.I.P. San Blas de Cabanillas del Campo acude hasta la planta de Pediatría para compartir su tiempo con los alumnos hospitalizados y, por supuesto, con sus familiares.

Según informan desde el Sescam, la iniciativa surgió por parte de dicho grupo de padres, que de manera desinteresada colabora con el colegio y con el centro de mayores de su localidad. Una de las componentes del equipo, Concha Soria, comenta que esta nueva actividad en el Hospital “es una experiencia personal muy interesante y enriquecedora ya que nos da la posibilidad de compartir un poco de nuestro tiempo con estos menores que por diferentes razones permanecen ingresados”.

Durante una hora doña Rechoncha, Regaliz, doña Coleta, doña Dormilona y Mariposa cuentan historias divertidas y adaptadas al contenido pedagógico para que sirvan de entretenimiento.

El contenido de las historias que trasladan a los jóvenes, explica Concha Soria, además de entretener y arrancar las sonrisas de los pequeños pretende fomentar la lectura. Los argumentos principales tratan temas como: la amistad, la familia, el compartir, la felicidad, la avaricia, los animales, el medio ambiente o la  multiculturalidad.

Artículos Relacionados