Explosión de maratones antes de la cita en el Infantado

Más de un centenar de cuentos nutrieron el Maratón Viajero en Azuqueca. • El Hospital ha acogido una sesión con música y ambientación a cargo de Charo Jaular.  En Marchamalo los invitados fueron Légolas.


Las 'Historias de Cueva en Cueva', que dan título a este Maratón de Cuentos, también han tenido su parada en el tradicional Maratón Viajero en la segunda ciudad en población, Azuqueca, donde en la tarde del jueves se contaron más de un centenar, gracias a los numerosos participantes que asistieron a esta cita en el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

La asistencia de público fue también especialmente destacable, pues se ocuparon las más de 140 butacas dispuestas para el evento, que se prolongó hasta cerca de las diez de la noche. 

La concejala de Cultura, Sandra Yagüe, ha agradecido "las aportaciones de todos los actores implicados en esta propuesta cultural: colectivos como la coral del Giovanni Farina, alumnos y docentes de varios centros educativos de la localidad, clubes de lectura, usuarios de la Biblioteca Municipal Almudena Grandes y miembros del programa Una merienda de cuentos, de la Bebeteca y narradores individuales".

En esta ocasión, la contadora invitada fue Maricuela, cuyas historias se fueron intercalando con las del resto de participantes. “También ha sido muy valiosa la colaboración de los alumnos de los talleres de pintura del Centro Cultural, cuyos trabajos sirvieron de decoración al maratón”, añade la responsable municipal del área, quien destaca que, además, “mientras sobre el escenario se iban contando los cuentos, varios de los alumnos de pintura iban ilustrando con sus dibujos algunas de las historias, que después la Biblioteca Municipal recopilará en un libro encuadernado”.

En Marchamalo

La plaza posterior al Ateneo Arriaca de Marchamalo también acogió en la tarde del jueves la que ya es la XV edición del Maratón Viajero de los Cuentos en la localidad campiñera. 

Creado casi de manera espontánea gracias a la organización de la Biblioteca Pública de Guadalajara, con el paso de los años se han ido sumando otras bibliotecas de diferentes municipios. El caso de Marchamalo es ya habitual y allí siempre se realiza con la colaboración de la Concejalía de Educación y Cultura del Ayuntamiento, y gracias a la organización de la Biblioteca Municipal 'Fernando Olalla'.

Autoridades, niños de los diferentes grupos de los Clubes de Lectura Infantil y alumnos de la Escuela Infantil participaron en esta sesión, que abrió el alcalde del municipio, Rafael Esteban, con ‘El Avestruz Troglodita’, un cuento de Gloria Fuertes con moraleja sobre la importancia de la paz entre nosotros. Después tomaron las riendas los narradores profesionales invitados al evento, del Colectivo Légolas.

Cuentos con música en el Hospital

También el Hospital ha acogido una de las sesiones matutinas de este viernes, con cuentos dedicados a los pacientes de la planta de Pediatría y de la Unidad de Día de Geriatría del Hospital Universitario de Guadalajara. La narradora  invitada ha sido Charo Jaular, con historias para pequeños y mayores que han disfrutado de la magia de las palabras viajeras con acompañamiento de música y ambientación.

Artículos Relacionados