Quer sopló las velas de su noveno maratón

El Maratón Viajero en Quer cumplió su novena edición. •  El narrador Pep Bruno intercaló sus historias con las de cinco seteros que se animaron a saltar a la palestra para contar sus cuentos. • El bibliotecario setero, Manuel Gallardo también contó dos de sus historias en el Maratón.


Quer ha vuelto a formar parte del Maratón Viajero de los Cuentos por noveno año. Ha sido parte del prólogo del que tendrá lugar en la capital este fin de semana con el título de ‘Historias de Cueva en Cueva’. Fueron precisamente estas historias las que llegaron el sábado a Quer, de la mano de Pep Bruno. La tarde de lluvia desplazó el lugar de la celebración desde la Plaza de Juan Pablo II hasta el Salón de Plenos del Ayuntamiento, que se llenó de niños y mayores. 

La sesión la abrió el alcalde, José Ramón Calvo y, a continuación, de forma intercalada con el narrador Pep Bruno, salieron al escenario varios contadores seteros. Los hubo mayores; niños con mamás y mamás sin niños. Hubo hasta un cuento en inglés. Fue el que contó Juliet Cole, escenificado, para que lo pudiera seguir todo el público. 

Al terminar, Pep Bruno les colocó el pin acreditativo del esfuerzo narrativo del día. La sesión, que había comenzado a las siete y media de la tarde, se prolongó hasta prácticamente las nueve y media de la noche. 

Ya en la plaza de Quer, Bruno afirmó que “los pueblos que son un poco más pequeños están más cerca de mi corazoncito y de mi forma de ver las cosas”. El narrador se refería también a Manuel Gallardo: “Quer tiene un bibliotecario fantástico. Cuando a una persona la quiere la gente, se nota. Manuel es a los libros y a la animación a la lectura como la lluvia fina, que cala, es al campo. Todo lo mantiene verde y nutrido”. También tuvo palabras  de elogio para la implicación setera en la actividad.  

Respecto al trasfondo del Maratón de los Cuentos de este año, ‘Historias de cueva en cueva’, Bruno cree que metaforiza “la vuelta al ser humano, a la esencia, a lo que nos hace diferentes del resto de las especies, que es la ficción”. Detrás de ella están “los cuentos de los que nos hemos alimentado durante miles de años”.

Artículos Relacionados