La voz de los poetas brillará al caer la noche en Torija

Los poetas Suárez de Puga, Jesús Campoamor o García Marquina recitarán sus versos al caer la noche • Se creará un ambiente onírico de luces tenues que acompañará el recital • El Ayuntamiento confía en contar con el mismo éxito que en la primera edición.


Noches de versos regresará a Torija de nuevo este verano. Y lo hará este mismo sábado al caer la noche (22.30 horas) ofreciendo un espectáculo diferente para todos aquellos amantes de la literatura y de la poesía. En esta ocasión, contarán con un elenco de ocho poetas de la talla de Jesús Campoamor, Francisco García Marquina, Suárez de Puga o Mª Ángeles Novella, que recitarán sus propios versos en la plazuela del templo renacentista de la localidad, ofreciendo un espectáculo similar al que se pudo ver días atrás en la capital provincial, frente a la iglesia del Carmen.

No es una novedad este evento en Torija puesto que el año pasado ya se celebró, invitando en aquella ocasión a todos aquellos poetas que cuentan con una calle a su nombre en este municipio. “Tuvo una gran acogida y esperamos, este año, contar con al menos el mismo público”, señala el concejal de Cultura, Rubén Aguado quién, además, indica que su formato se ha acortado este año, reduciendo a sólo un pase por artista dado así como se ha adelantdo media hora el evento con respecto a 2011, debido a que al celebrarse al aire libre, el bajón térmico se deja sentir. Además, para crear un espacio más idílico y onírico para los asistentes, se creará un juego de luces tenues de colores para con una luz blanca iluminar al artista que esta frente al micrófono. Incluso, se adornará el escenario con un sillón y una mesita para lograr esa citada estética.

De todos modos, ya el año pasado lograron reunir a más de 200 personas en la citada plazuela, poniéndose de manifiesto que es una cita que gusta entre los vecinos de la localidad. Además, este tipo de eventos engarza a la perfección con la intención del Consistorio de la localidad de otorgar alternativas culturales a sus vecinos durante el verano “para que la actividad en el pueblo no se muera”, reseña el propio Aguado.

 

 

 

Artículos Relacionados