Siete cuentos con un 'amargo' sabor a chocolate

La editorial alcarreña Palabras del Candil publica siete cuentos del cubano Alexis Díaz-Pimienta. • La Habana está presente en las diferentes historias personales que presenta este autor reconocido internacionalmnete.


¿Puede un batido de chocolate ser amargo? ¿Puede una joven quedarse embarazada al masturbarse? ¿Qué daño le puede hacer el humor de Les Luthiers a una adolescente Testigo de Jehová? Estos y otros planteamientos dan cuerda a los cuentos publicados por el cubano Alexis Díaz-Pimienta en la editorial alcarreña Palabras del Candil, con el título 'Batido de chocolate y otros cuentos de sabor amargo'.

La pequeña editorial, dirigida por el narrador oral y escritor Pep Bruno, prosigue con este nuevo título, que es ya el número 17 de la colección, con su labor de divulgación negro sobre blanco de la literatura oral, ampliando su catálogo con autores como el cubano Alexis Díaz-Pimienta, "escritor, repentista, poeta y polígrafo cubano de reconocido prestigio internacional" que ha recibido recientemente el Premio Internacional Cortes de Cádiz, según informa la editorial en un comunicado.

El libro está ya en las librerías por 12 euros y ha sido publicado simultáneamente en Cuba y en España. Son siete los relatos que conforman el volumen, que tiene a ciudad de La Habana como personaje omnipresente, con sus historias y su Historia. "Pero en este libro, La Habana, dulce y amarga, es mucho más que una ciudad, y sus fronteras se extienden hasta otras ciudades que la política y la vida le han acercado en los últimos 50 años: hasta el Miami del 63 o la Luanda (capital de Angola) de los años 80".

A través de estos cuentos descubrimos una Habana llena de luces y sombras: niños “robados” a sus padres, la mano negra de la CIA en muchos episodios, la guerra angoleña y su impacto en la familia cubana, la crisis del Período Especial en los barrios más pobres.

Todo esto y más encontrará el lector, la lectora, en este libro de relatos en el que el autor crea y recrea atmósferas de una violencia contenida, ambientes que parecen dulces pero que nos dejan un sabor amargo tras su lectura.

El autor

El escritor, nacido en La Habana en 1966 tiene traducidos sus poemas y cuentos al italiano, francés, inglés, japonés, árabe, farsi (lengua autóctona iraní), búlgaro y alemán y ha publicado hasta la fecha 28 libros, en diferentes géneros. Con su obra ha obtenido siete premios internacionales de poesía (entre los que destacan “Los Odres”, 2008, “Emilio Prados”, 2000, “Surcos”, 1996, “Antonio Oliver Belmás”, 1994), y ha sido finalista del “Loewe” (2004 y 2010), el “Ciudad de Melilla” (2004) y el “Casa de las Américas” (2008).

También ha ganado dos Premios Internacionales de Novela, el “Alba Prensa Canaria” (1998), y el “Luis Berenguel” (2005), y ha sido finalista en los premios de novela “Ateneo de Sevilla” (2004), “Romulo Gallegos” (2007) y “Qué Leer” (2008). En el género del cuento ha publicado dos libros: Huitzel y Quetzal (Extramuros, La Habana, 1991) y Los visitantes del sábado (Letras cubanas, La Habana, 2004) y ha ganado los siguientes premios: Premio Iberoamericano de Relatos “Cortes de Cádiz”, 2013; Premio “Pinos Nuevos” (1989); Premio “Luis Rogelio Nogueras” (1991); Premio “Ernest Hemingway” (1989) y Premio “26 de julio” (1989).

Ha publicado, asimismo, varios títulos de literatura infantil, entre los que destacan su versión de Don Quijote en verso y los nueve libros protagonizado por Chamaquili, el niño poeta.