Los ‘viernes de los cuentos’ se mudan a Aguas Vivas

El Salón de Actos del edificio municipal Eduardo Guitián permitirá duplicar el aforo, con sus 400 butacas.  Se pone fin a 15 años de sesiones en el instituto Brianda de Mendoza. • El estreno de escenario se producirá el próximo día 15, con la sesión a cargo de Luis C.Carmelo. • La concejala y la Biblioteca agradecen al centro educativo su apoyo durante todo este tiempo.


Los ‘Viernes de los cuentos’, una de la actividad con más solera y trayectoria de la ciudad, se mudan a un nuevo escenario. A partir del próximo mes de febrero, las sesiones de narración oral tendrán lugar en el salón de actos del Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián, en Aguas Vivas, donde se dupliará el aforo del salón de actos del instituto Brianda de Mendoza, que ha acogido esta actividad durante casi tres lustros. El Cuentacuentos del viernes pasado de Pep Bruno habría sido, así, el último en este lugar.

Tanto el Ayuntamiento como la Biblioteca Pública de Guadalajara, patrocinado exclusivo y organizador de la actividad, respectivamente, han confirmado en sendos comunicados a lo largo de la mañana de hoy esta novedad, que no estaba proyectada inicialmente.

El edificio municipal que lleva el nombre del benefactor de la ciudad Eduardo Guitián se encuentra en la Avenida del Vado, 15, en el barrio de Aguas Vivas. Según informa el Ayuntamiento, este salón de actos, que progresivamente se integra en el circuito cultural de la ciudad, cuenta con 400 butacas -el doble que las disponibles en  Brianda de Mendoza-.

Mutuo acuerdo

No sólo el aforo ha pesado en la decisión. Según el comunicado del Patronato de Cultura, puesto que se habría tenido en cuenta también “otras facilidades que ofrece este espacio de reciente construcción”. De ahí la propuesta realizada por parte del Ayuntamiento a los responsables del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil de la Biblioteca Pública, organizadores del evento, que han calificado de “generosa” la oferta municipal.

Desde que se inauguró el C.M.I., las distintas dependencias del recinto han sido escenario de innumerables actividades de carácter cultural y social. Por este motivo, explica la edil, “nos pusimos en contacto con los responsables de la actividad, para proponerles este cambio de ubicación y poner a  su disposición este espacio”.

La propuesta, que  tuvo muy buena acogida por los responsables del programa, “se enmarca en la línea de trabajo de apoyar la actividad cultural, mejorar las infraestructuras para este fin y facilitar a los ciudadanos más y mejores  condiciones para disfrutar  de ellas”.

“Es un local muy hermoso, muy nuevo y tiene más capacidad que la amable sala que hasta hoy los ha acogido”, explican desde la organización del evento en un comunicado.

El estreno de la nueva ubicación se producirá el viernes día 15 de febrero con la sesión a cargo del portugués Luis C. Carmelo con ‘CuentaTina’, la primera de las cinco que restan en la programación de esta temporada, que ya ha alcanzado su ecuador. La última de ellas será el 10 de mayo.

El programa de Los Viernes de los Cuentos es uno de los eventos “más seguidos y esperados del calendario cultural de la ciudad y cuenta con seguidores fieles, por lo que esperamos que este nuevo escenario permita que acudan más ciudadanos”, ha añadido la responsable  de Cultura.

Despedida del Brianda

La concejala de cultura, Isabel Nogueroles, ha recordado que el Brianda ha sido el recinto que durante los últimos años ha acogido “con mucho cariño este evento”.

El 12 de noviembre de 1999, nada más empezar la temporada 1999-2000, el Instituto Brianda de Mendoza se abrió generosamente a los Viernes de los Cuentos., que hasta entonces se programaban en el centro Cívico Municipal, en la Plaza del Concejo. Aquel pequeño local había servido para afianzar esta actividad, pero se había quedado pequeño para acoger a las más de doscientas personas que acudían entonces a la convocatoria del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, que ahora agradece esta colaboración y asegura que siempre se ha encontrado en este espacio como “en su casa”.

“Estaremos eternamente agradecidos por su calor y su cordialidad”, aseguran desde el Seminario de Literatura. “Sabemos que ellos tienen el mismo sentimiento de nostalgia que nos embarga a nosotros en esta despedida”, recalcan, aunque se marchan dejando la puerta abierta: “Quizá el futuro nos traiga alguna nueva actividad conjunta porque, cuando dos se llevan bien, los adioses no son definitivos”.

Artículos Relacionados