Casi 70.000 viajeros han hecho trasbordo al Medievo

El tren medieval de Sigüenza, desde Madrid, ha completado ya su octava temporada con un 90% de ocupación. • La iniciativa lleva hasta la localidad a los viajeros en medio de una ambientación de época. • Entre los viajeros literarios, el escritor Manuel Enríquez, que hace poco presentó su novela en la ciudad de El Doncel.


A la conclusión de la VIII temporada del Tren Medieval, son ya 67.600 viajeros los que han visitado la ciudad de la mano de esta iniciativa turística según los datos oficiales que facilitó RENFE en el comienzo de esta semana. Concretamente, los seis viajes de la temporada de otoño llegaron con un nivel de ocupación cercano al 100%, puesto que a excepción del primero, lo hicieron llenos.

El acumulado de la temporada se sitúa en una ocupación del 90% de las plazas disponibles. A lo largo de los quince viajes que han llegado a la ciudad del Doncel en 2012 han sido 16 los puestos medievales que han ambientado la Plaza Mayor de Sigüenza. Hay lista de espera para ampliar el número.

La Compañía de espectáculos Tarambana ha sido una vez más la encargada de introducir a los pasajeros en el viaje a la Edad Media a través de sus animadas actuaciones que comienzan en el vestíbulo de Chamartín, discurren durante el viaje en tren y vuelven a aparecer por las calles de Sigüenza.

Un viajero literarario

Uno de esos casi 70.000 viajeros fue el escritor Manuel Enríquez que acaba de presentar en Sigüenza su segunda novela, 'Cierra los ojos y mírame'. En lugar de volver a Madrid en el viaje de vuelta, decidió quedarse en la ciudad. Aquella misma noche surgió su amistad con Alberto de Mingo y Belén López, los taberneros de El Gurugú de la Plazuela.

El escritor tenía entonces el dilema sobre cómo concluir su primera novela, “Caminos del Oro Blanco”, ambientada en la convulsionada España de finales del siglo XIII. La velada doncelina le dio al escritor la clave de cómo terminarla, llegando a ambientar su desenlace en Sigüenza. Ahora Manuel dice que no se imagina vivir sin Sigüenza.

Con la VIII Edición colaboró la Asociación de Empresarios de Sigüenza con las bolsas promocionales de la ciudad que incluyen todo tipo de mapas y folletos turísticos. Patrocinadores del Tren Medieval han sido en 2012 la Diputación Provincial de Guadalajara, la Junta de Comunidades y la empresa Font Vella.