La Iglesia de Santiago atrae sus primeros turistas

La iglesia seguntina ha sido recientemente restaurada y prevé convertirse en un Centro de Interpretación del Románico y sus pedanías.• Cerca de 200 turistas la han visitado en sus primeros días de apertura al turismo. • Se podrá visitar los fines de semana durante las mañanas.


La Iglesia de Santiago de Sigüenza, recién restaurada, recibió ya este fin de semana sus primeras visitas turísticas. A lo largo de las mañanas de sábado y domingo, permaneció abierta por voluntarios que mostraron su interior. La primera fue la Cronista Oficial de la Ciudad, Pilar Martínez Taboada, que ofreció una magnífica visita guiada a los turistas que se acercaron el sábado.

El domingo fue el Concejal de Patrimonio, Primitivo Alguacil, quien hizo lo propio. A lo largo del fin de semana, cerca de 200 personas entraron en la Iglesia, que se prevé convertir en un Centro de Interpretación del Románico en la ciudad y sus pedanías.

El interior de la Iglesia permanecerá abierto durante los fines de semana en horario de mañana por voluntarios. Asimismo, los turistas interesados van a poder visitarlo a diario, previa petición en la Oficina de Turismo (Tfno: 949 34 70 07 o Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ).

El alcalde de Sigüenza, Jose Manuel Latre, y el deán del Cabildo de la Catedral de Sigüenza, Marciano Somolinos, firmaron la semana pasada un convenio que debe conducir hasta la completa restauración de la Iglesia de Santiago. La cesión del uso por parte del Cabildo, propietario del inmueble, al Ayuntamiento es por 25 años, prorrogables por otros 25, y está destinada a usos culturales.

Concejos abiertos a campana tañida

A finales del siglo XII y en las primeras décadas del XIII siendo obispo de la ciudad Don Rodrigo y Alonso VIII el rey de castilla, un nuevo taller catedralicio alzó las tres portadas de la fachada occidental de la catedral. Fue ejemplo singular del estilo tardorrománico para unos o del protogótico para otros.

A semejanza de las mismas se construyeron las portadas de las Iglesias de San Vicente y Santiago, que vieron ampliarse sus fábricas en el mismo momento en el que se construían las 90 casas de la Travesaña Baja para acoger a una población en continuo crecimiento gracias al paso de la Mesta por la ciudad.

Durante la mayor parte de la Baja Edad Media en la amplia nave de la parroquia de Santiago se celebraron los concejos abiertos de la ciudad convocados “a campana tañida”. Hasta que dejó de ser  un templo parroquial a principios del siglo XVI para convertirse en iglesia del Convento de las Clarisas, que se fundó en tiempos del obispo Don Fadrique de Portugal, cuyo escudo preside desde entonces su fachada.

El convento fue destruido en la Guerra Civil, durante un bombardeo que dejó en ruinas también la propia iglesia. Desde entonces permaneció cerrada hasta que en el año 2000 comenzó el proceso de restauración.

 

Artículos Relacionados