Primeros pasos para privatizar Los Casares

La Junta ya elabora el pliego de condiciones para privatizar la Cueva de los Casares. • Tampoco permitirá que su guía continúe en el puesto ya que ha llegado a su jubilación y si siguiera de voluntario “sería ilegal”. • Hasta que se privatice se realizarán estudios de seguridad de las instalaciones y de las pinturas, tras más de 50 años de visitas de turistas y profesionales.


Tal y como adelantó CulturaEnGuada en agosto, la Consejería de Cultura privatizará la gestión de la Cueva de los Casares, que está cerrada al público. La Junta prepara ya, a través de la Dirección General de Cultura, la elaboración del pliego de condiciones para adjudicar la gestión de este conjunto arqueológico situado en Riba de Saelices.

Los planes de la Consejería de Cultura son sacar a licitación el concurso público de la gestión lo antes posible. Hasta entonces, se va a aprovechar este periodo para realizar un estudio de seguridad de las instalaciones, con una completa revisión. La Consejería de Cultura ha decidido esperar al cierre breve y temporal de las visitas públicas a este espacio para acometer un análisis específico del nivel de conservación y posible degradación de los grabados y pinturas tras más de 50 años de visitas ininterrumpidas, tanto de profesionales como de turistas. Además, se estudiarán otros aspectos muy importantes como su acceso y seguridad.

La Junta de Comunidades ha decidido acometer estos estudios en esta franja temporal para aprovechar los meses fríos en los que la afluencia de visitantes siempre ha sido menor, y poder así reabrir este enclave en las mejores condiciones y en el menor tiempo posible.

El guía no sigue porque está jubilado y sería "ilegal" 

Respecto a la posibilidad de que el guía de las instalaciones continuase con su labor pese a estar jubilado, los servicios jurídicos de la Junta de Comunidades han desechado esta posibilidad, como también adelantó Cultura EnGuada, puesto que “permitir que una persona jubilada continúe desempeñando el trabajo que venía haciendo es ilegal, ni tan siquiera podría hacerlo como voluntario, porque el voluntariado no puede cubrir plazas de trabajadores”.

Este modelo de gestión que defiende el gobierno regional actual tiene como principal objetivo, según indica la Junta, “incentivar la generación de actividad económica y cultural, creando las condiciones más idóneas para que tanto las empresas como los emprendedores dinamicen y ofrezcan servicios culturales, de modo que sea posible una reducción efectiva del coste que estos servicios suponen para la administración, sin menoscabo de la oferta cultural ofrecida por dichas instituciones”.