Al Museo de Hiendelaencina le niegan la plata

La Junta da marcha atrás a una partida de 120.000 euros para vestir el museo de Hiendelaencina, en un edificio ya rehabilitado. • Era el primer paso de un proyecto para atraer turismo en un recorrido que incluiría bajar a los pozos. • Ayuntamiento y asociación cultural siguen recuperando el pasado minero y este mes han celebradola IV Jornadas dela Minería.


No hay dinero y el museo tendrá que esperar. Los recortes en las partidas culturales de la Junta llegan al punto de marcha atrás a partidas ya comprometidas, como eran los 120.000 euros firmados en un convenio entre la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Hiendelaencina para vestir su Museo de la Plata, como comúnmente se denomina a la inversión en el interior de un edificio que ya está rehabilitado tras varios años de obra.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría en un pequeño pueblo serrano que lleva años intentando recuperar su brillante pasado minero como reclamo para el turismo. El Museo de la Plata es el primer paso de un futuro recorrido que, si el proyecto completo pudiera salir adelante, incluiría también visitas guiadas a los yacimientos o al lavadero.

De momento, el proyecto ha encallado en su primer y fundamental punto del recorrido, este centro de interpretación de la minería de la plata que se queda sin la partida para equipamiento, pese a la firma del compromiso entre administraciones en 2011.

“Un apoyo ficticio a la sierra”

Se trata de una mala noticia que traslada a Cultura EnGuada la Asociación Loín de la Encina, impulsora del proyecto junto al Ayuntamiento –hay una comisión local para esta iniciativa–. “Ahora estamos con edificio nuevo, reluciente y… vacío”, dice su ya expresidentes Joaquín Latova.

La Comisión ha trasladado a sus vecinos que “entiende las circunstancias económicas que atravesamos”, pero ha valorado que la decisión de la Junta “supone un duro varapalo para la continuidad del proyecto y entendemos que para nuestra localidad, para la Sierra Norte y, en suma, para el acervo cultural de la provincia, cuando se está propugnando desde las administraciones un apoyo al mundo rural que, a la vista de esta y otras actuaciones, parece que es, cuando menos, ficticio”.

Los integrantes de este grupo de trabajo no se dan por vencidos, pese al varapalo, y buscarán mantener las jornadas mineras de cada año y que avance su proyecto estrella: “Trataremos por todos los medios de ir dotando al museo de nuestras modestas aportaciones”. 

IV Jornadas de la Minería

Pese a los contratiempos, la localidad ha seguido celebrando sus ya tradicionales Jornadas Mineras, que este mes de octubre han sumado la cuarta edición y se celebraron el día 20. Unas cien personas desfilaron por el Centro Social de Hiendelaencina (precisamente cerca del futuro Museo de la Plata) para escuchar las diferentes ponencias sobre la materia.

Tras la inauguración y presentación del acto, el experto de Las Minas –así es conocida la localidad- en la historia de los yacimientos del municipio, José Salvador, recopiló diferentes cuestiones que suscitan interés entre el público a lo largo de sus ya innumerables charlas, siempre con gran amor al dato, en la conferencia titulada ‘Anécdotas, preguntas y curiosidades de las Minas de Plata de Hiendelaencia’.

A continuación un asiduo colaborador de estas Jornadas, Íñigo Orea, ingeniero de minas por la UPM presentó una comunicación sobre 'Las antiguas labores mineras para oro de La Nava de Jadraque'. Es ésta localidad, cercana a Hiendelaencina, la única del distrito minero en la que se llevaron a cabo labores de extracción de oro.

Posteriormente fue el turno de Julia Bruna,  vecina de la localidad y licenciada en Geografía e Historia y actualmente bibliotecaria de la Universidad Autónoma de Madrid, que expuso una interesante ponencia sobre ‘La demografía del Siglo XIX en Hiendelaencina’,  y que suscitó el interés de la concurrencia por su nexo de unión con los actuales vecinos de la localidad. Numerosas preguntas surgieron de aquellos vecinos que todavía recordaban a algunos de sus antepasados. Estas preguntas ya formaron parte de un foro abierto en que se unieron público y conferenciantes  y que puso fin a la jornada.  

Intercambio de minerales

Paralelamente a las ponencias y como ya viene siendo habitual se celebró a lo largo de toda la mañana una Mesa de intercambio de minerales, conducida por el experto en mineralogía Antonino Bueno, también asiduo colaborador de las Jornadas.

Las inclemencias del tiempo obligaron, sin embargo, a suspender el Taller de Bateo, que se hace al aire libre y la tradicional visita guiada a la Mina Santa Catalina que habitualmente cierra las Jornadas.