“Los trolls no son ciencia ficción”

La historiadora María Lara presenta en Fuentenovilla su libro 'Pasaporte de bruja', donde repasa la historia de “las hechiceras buenas y las hadas” así como sobre las brujas que 'volaban' a América en tiempos de Cervantes.


María Lara ha presentado en Fuentenovilla su último libro, 'Pasaporte de bruja. Volando en escoba, de España a América, en el tiempo de Cervantes' (Alderabán, 2016), en la Biblioteca Blas de Salcedo de la villa alcarreña. Lo hizo arropada por Monserrat Rivas, alcaldesa, quien recordó la fidelidad de las hermanas a la localidad, agradeciendo así su presencia en la Navidad cultural del pueblo.

La hermana de la autora, Laura Laura, se encargó de introducir el acto -como hace con el libro, del que es prologuista- y definió el nuevo título como “un ensayo cienfítifico escrito con el rigor histórico que caracteriza a María Lara”, pero también un libro pleno de intriga desarrollado con “la amenidad de una novela, cualidad que también tiene como escritora”. Sobre su prólogo, un texto que lleva por título 'Las botas de los italianos', Laura recordó que fue el abuelo de ambas, Angel, “quien nos inculcó esa frase, plena de significado, en nuestra infancia a María y a mí, en la que el lector va a poder encontrar muchas claves para el entendimiento de Guadalajara en el año 2017”, dijo, en referencia, entre otros, al octogésimo aniversario de la batalla de Guadalajara, que se cumplirá, precisamente, en el año nuevo que llegará en unos días.

En 'Pasaporte de Bruja', la profesora María Lara ofrece al lector un viaje por la Edad Moderna en su clave más encantada. El relato está protagonizado por hechiceras y magos que, en verdad, existieron en España y en América, desde la Baja Edad Media a la Guerra de la Independencia, personajes traviesos y soñadores, protervos o generosos, a quienes la escritora ha seguido la pista en las dos orillas del Atlántico, a través de manuscritos.

María explicó en Fuentenovilla que fue hace ya casi una década cuando comenzó a dibujarse en su imaginación esta saga mágica que la conduciría, en primer lugar, a publicar, en el año 2013, el libro al que continúa 'Pasaporte de bruja' y que lleva por título 'Brujas, magos e incrédulos en la España del Siglo de Oro'. Esta nueva obra, escrita a caballo entre España, París y Harvard por las diferentes estancias para investigar, trata de reflexionar “con rigor y con simpatía” sobre un fenómeno que llama poderosamente la atención “como es el de la magia y el de la hechicería, en cualquier lugar y en cualquier tiempo”.

Guiños locales

Como suele hacer cuando tiene la oportunidad en los lugares donde presenta sus trabajos, María Lara hizo varios guiños a los localismos que recoge en el texto. Así, recordó que cerca de Fuentenovilla, concretamente en Mondéjar, en el siglo XVIII se creía que había un duende, y contrapuso ese dato, extraído de sus investigaciones, con el hecho de que hoy, en pleno siglo XXI, la mayor parte de la población islandesa cree en los elfos.

Así que los trolls no son ciencia ficción, como tampoco son creaciones hollywoodienses las historias de las brujas que se introducían por las chimeneas de las casas porque en Castilla, y concretamente muy cerca de aquí, en Pareja, las he encontrado a través de expedientes inquisitoriales que cuentan cómo hacían multitud de pócimas para reducir a los demás a su voluntad”.

Según María Lara, 'Pasaporte de brujas' es un libro sobre “las hechiceras buenas y las hadas a las que podemos considerar compañeras, dejando a criterio del lector, después de estos años de investigación en los archivos y de lectura de los clásicos literarios de la época de Cervantes una pregunta abierta: ¿en verdad volaban las brujas?”.

Espejo recíproco el que traza la doctora entre los dos planos, el de la realidad y el de la imaginación, el libro permite al espectador preguntarse si era cierto que se elevaban por los aires pues, a través de sus páginas, María Lara analiza el botiquín de aquelarres que causaba furor en el siglo XVII, el elenco de devociones y la oleada racionalista sobrevenida al auto de fe de Zugarramurdi.

Un cuento sobre el pueblo

María Lara concluyó el acto recitando como regalo para los lectores congregados (niños y adultos) el cuento compuesto por ella para la ocasión 'En Fuentenovilla, la Biblioteca Mágica'. Al terminar su intervención, María firmó ejemplares de su trabajo a los fuentenovilleros que se lo pidieron y, junto a su hermana Laura, visitó la Biblioteca, donde se encuentran disponibles para la consulta, lectura y préstamo un ejemplar de muchos de sus ensayos, novelas y poemarios.