La Junta blinda el búnker de la Guerra Civil en Yebes

Se inicia el expediente para declarar BIC el refugio subterráneo 'Posición Saldón' y detener así el expolio que ha venido sufriendo. • El Ayuntamiento trabaja ya en un proyecto para darle un uso público y divulgativo.


Como “el desenlace que anhelábamos tras una dilatada espera que ha culminado con éxito después de casi tres años de gestiones, reuniones y trabajos en la sombra” valoran desde el Ayuntamiento de Yebes la resolución que el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicaba en su edición de este martes y que inicia el expediente para declarar el refugio subterráneo de la Guerra Civil que se ubica en el término municipal de Yebes como Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Sitio Histórico.

Este reconocimiento permitirá sobre todo articular las normas necesarias para preservar esta instalación y poner fin al expolio al que ha estado sometida en este último lustro”, asegura Miguel Cócera, alcalde de Yebes. En este periodo, los mecanismos de cierre que impedían el acceso al búnker han sido violentados de forma sistemática y se han saqueado algunos elementos que conservaba de la época.

A fin de evaluar y considerar el valor histórico y constructivo que tiene este refugio antiaéreo, el Ayuntamiento de Yebes creó un grupo de trabajo integrado por miembros del Colectivo Guadarrama, que en 2006 dieron a conocer la existencia de la instalación a la Junta de Comunidades, historiadores de reconocido prestigio y expertos en la Guerra Civil española.

Con la documentación que reunimos y la información que se puso sobre la mesa, no fue difícil descubrir que estábamos ante un vestigio único en nuestro país que era necesario proteger y salvaguardar”, reconoce Cócera. En noviembre de 2014, el entonces alcalde Joaquín Ormazábal remitió a la Consejería de Educación un amplio dossier que explicaba con abundantes y prolijos documentos la importancia que tuvo este recinto durante la contienda civil y la “idoneidad y oportunidad” de que tuviese una figura de protección. Entonces, este asunto no suscitó ningún interés hasta que la actual Administración regional decidió recuperar el expediente a partir del informe favorable emitido en octubre por la Comisión Provincial de Patrimonio.

El consistorio, “satisfecho” con la Junta

El Gobierno municipal se muestra “enormemente satisfecho” de la diligencia con la que la Consejería de Cultura ha agilizado el expediente de declaración, “que a buen seguro dormía en algún cajón”, y al que ha impreso “velocidad de crucero” para rescatar “a tiempo” del olvido el pertinente trámite administrativo.

Una vez obtenida la declaración definitiva de BIC para la denominada ‘Posición Saldón’, uno de los nombres en clave que tuvo este magnífico exponente de la ingeniería militar española, el Ayuntamiento de Yebes adoptará los acuerdos necesarios para dar cumplimiento a la Ley 4/2013 de Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha, que determina que la categoría tipológica de Sitio Histórico, que ha sido la figura elegida para el búnker republicano de Yebes, y define un lugar de valor histórico vinculado a acontecimientos del pasado. La conservación de este vestigio silente de la Guerra Civil comportará el mantenimiento de los valores propios que definen la declaración de un BIC, así como la protección de los bienes afectados.

Fotos: Ayto. de Yebes.

De acuerdo con la normativa que ordena los bienes patrimoniales de Castilla-La Mancha, será preciso redactar un plan especial de protección del área afectada al bunker de Alcohete u otro instrumento similar de los previstos en la legislación urbanística que cumpla con los objetivos de esta ley. El Ayuntamiento de Yebes ya trabaja en varias ideas para dar un uso divulgativo, cultural y didáctico a este recinto, que se encuentra en un buen estado de conservación.

El pasado mes de noviembre, José Antonio Real, concejal de Participación Ciudadana, visitó los espacios de la Batalla del Ebro. En concreto, el Centro de Estudios de Gandesa y dos Centros de Interpretación en El Pinell de Brai y Corbera d’Ebre, todos ellos en el Bajo Ebro, en la provincia de Tarragona. “Sin duda es un buen punto de partida para determinar en nuestro caso qué es lo que queremos hacer y cómo lo debemos hacer”, apunta Miguel Cócera.

Capacidad para cien personas

Excavado a diez metros de profundidad y con capacidad para cien personas, el refugio subterráneo de Yebes se construyó para albergar el Cuartel General del IV Cuerpo del Ejército Republicano. Al mando del anarcosindicalista Cipriano Mera, se tiene constancia documental de que a finales de 1937 estaba terminado. Aquí se estableció el centro de operaciones del Estado Mayor de esta unidad, que huía de los bombardeos a los que la legión Cóndor sometió a la ciudad de Guadalajara. En el diseño se tuvo en cuenta la estanqueidad para soportar las ondas expansivas de las bombas y obuses y los efectos de los ataques con gas. Así, la quebradura de las galerías en ángulos impedía su fácil propagación dado que lo que se buscaba era también el aislamiento ante un elemento de duración prolongada y de efecto destructivo progresivo.

Este refugio contaba con equipos de transmisiones y comunicaciones, además de sistemas autónomos de abastecimiento y expulsión de aire y agua, así como para la generación y distribución de electricidad. El esquema tiene forma de U con dos ramales principales, uno de los cuales sirve de corredor de distribución de las diez estancias que posee, la mayoría de ellas provistas de una hornacina y solo una completamente alicatada.