Multitudinario rescate de doña Blanca, con 100% de ocupación hotelera

Sigüenza ha acogido una de las Jornadas Medievales más concurridas en recuerdo de cautiverio de la reina. • Los alojamientos hosteleros han obtenido un lleno absoluto, por lo que el Ayuntamiento hace un balance muy positivo de la actividad. • Artesanos, música y recreación histórica han vuelto a llenar la programación durante todo el fin de semana.


La ciudad de Sigüenza ha colgado en estos días el cartel de ‘no hay billetes’ con motivo de la celebración de la decimoquinta edición de las Jornadas Medievales. En la mañana de este lunes, los responsables de la oficina de Turismo han confirmado que el 100% de las plazas hoteleras de la ciudad estuvieron ocupadas durante las noches de viernes y sábado. “Hemos notado que mucha gente repite, conoce las jornadas, y nos piden programas. A lo largo de las semanas precedentes atendimos cientos de consultas telefónicas y enviamos decenas de correos con el programa e información adicional. Han salido las visitas guiadas de todos los días, a excepción de la del sábado por la tarde, en la que el público se concentró en los eventos del programa de las Jornadas”, explican en Turismo.

Existe satisfacción, por tanto, en el balance enviado desde el Ayuntamiento de Sigüenza con uno de los eventos principales del calendario doncelito. Primitivo Alguacil, concejal del Ayuntamiento de Sigüenza, ha afirmado que “las Jornadas han sido las más concurridas de los últimos años, con más de 30.000 personas disfrutándolas y participando de ellas”. El edil, que también es miembro de la Asociación Medieval que las organiza, agradecía “el esfuerzo, altruista en muchos casos, de los voluntarios y grupos que han venido a la ciudad a participar en ellas. Este Ayuntamiento se caracteriza por su rigor económico y, en tiempo de crisis, y contando con el apoyo de la ciudad, llegamos con imaginación y buena voluntad, donde de ninguna manera llega el dinero”.

El alcalde, satisfecho

También el regidor ha mostrado similar satisfacción. “El objetivo principal que buscamos con las jornadas es el de engrandecer la imagen turística de la ciudad. Sigüenza ya cuenta con el mejor de los escenarios posibles, sus calles y su historia, y con los mejores embajadores, que son los seguntinos. Poniendo en valor nuestro patrimonio, en esta ocasión en las Jornadas Medievales, lo convertimos también en un activo económico”, ha valorado el alcalde, José Manuel Latre. “Felicito a la Asociación Medieval de Sigüenza, por el enorme esfuerzo organizativo que hacen cada año para llenar un programa de actividades que no permite un respiro, con decenas de propuestas, a cuál de ellas más interesante”.

El presidente de la Asociación Medieval, Jaime Gómez Olalla, afirmaba esta tarde que “se acaban las de 2014, y ya empezamos a preparar la próxima edición, que será la XVI. Esperamos superarnos el año que viene”, decía en la Plaza Mayor.

Doña Blanca, encantada

Una de esas voluntarias es María Pérez Moreno, que encarna cada año el papel de doña Blanca. “Lo hago encantada. Es un triste papel, un drama, pero de esta manera la ciudad homenajea la vida de una reina a la que la historia, la vida, trató injustamente. Mucha gente no conocía su figura hasta que no se empezaron a organizar las Jornadas Medievales. Es enternecedor el reconocimiento que le hace Sigüenza, y que yo recibo como personaje”, decía.

De velar por la seguridad en las Jornadas Medievales se han encargado 20 voluntarios de Protección Civil de las agrupaciones de Sigüenza y de Guadalajara, los policías locales de la ciudad, 12 agentes de la Guardia Civil y 14 voluntarios de Cruz Roja de Guadalajara, a lo largo de los días viernes, sábado y domingo. Para el adecuado desarrollo del programa de las Jornadas, cuyo epicentro estuvo, naturalmente, en el corazón histórico de la ciudad, quedó cerrado al tráfico en el entorno de Plaza y calle Mayor y travesañas.

Para acoger el volumen de vehículos llegados a la ciudad, se habilitaron y señalizaron convenientemente los aparcamientos de las Eras del Castillo, del entorno de la Plaza de Toros de las Cruces y las entradas a la ciudad, la zona de la estación y la zona del mercado. “No se ha registrado ningún incidente, ni en cuanto al tráfico ni de otro tipo, puesto que  normalmente, otros años se atiende a personas con golpes de calor, pero la temperatura del fin de semana, fresca, no lo ha hecho necesario”, explica Javier Franco, voluntario de Protección Civil.

Además de justas medievales, recreaciones históricas y conjuros de brujas, viernes y sábado actuaron en la ciudad dos grupos musicales, Mar del Norte, todo un clásico en la ciudad, mientras que los sorianos Menaya Folk lo hacían el viernes.

Jornada del viernes

El humo de las brasas y los olores a viandas cocinándose en plena calle que desprendía el sábado la ciudad de Sigüenza calcinaron la temperatura, que, en cuanto se puso el sol, bajó hasta los quince grados. No afectó en nada al concierto de 'Menaya Folk' ni al público que se acercó a presenciar el concierto y a bailar con la música de los sorianos.

Alesander Guzmán (dulzaina, pito castellano, piano y acordeón), definía ayer la música de Menaya como ecléctica. “Hay temas que suenan a punk, otros a pop, otros a metal, pero la base que lo une todo es la música tradicional”, explicaba poco antes de comenzar el concierto.

La gran mayoría de las canciones del grupo son composiciones propias. “La melodía es el folk que hemos mamado desde pequeños, al que le hemos dado una vuelta de tuerca mezclándolo con ritmos actuales. Por decirlo de alguna manera, ahora que está tan de moda el término, hacemos una deconstrucción de la música tradicional”, explicaba.

Para el grupo, el ambiente medieval que respiraba la ciudad, resultaba estimulante. “Somos todos músicos de calle, gaiteros, y charangueros, tenemos esa psicología tan particular del itinerante para saber lo que la gente quiere para disfrutar y tratamos de transmitirlo”, decía.

Artesanos y autoridades

Marta de la Concepción, seguntina y dueña de una tienda de manualidades frente al atrio de la Catedral, salía este fin de semana a uno de los puestos de la calle Mayor. “Lo que más he vendido ha sido camisetas, las letras decoradas con papel y broches. También fabriqué fofuchas vestidas de medievales, representando a Doña Blanca y a Pedro I el Cruel. Las que he vendido todas, menos las que he dejado para exposición en la tienda”, dice.

Carlos Rodríguez puso su puesto de bálsamos muy cerquita del castillo. “Tengo mi laboratorio en Campo Real. Me ha ido de maravilla, primera vez que vengo, y todo vendido. Lo mío son cajitas con cremas y bálsamos. Me ha encantado la feria. La organización lo ha hecho de maravilla. Conozco muchas en toda España, y sólo veo una comparable a esta, la de Bayona. La gente de Sigüenza nos ha dado todas las facilidades. El público, excepcional, cada quince minutos había una actividad, generando atractivo, así que, el año que viene, si puedo, repito”, decía.

A lo largo del fin de semana la ciudad ha registrado la visita institucional del delegado de la Junta en Guadalajara, José Luis Condado, el subdelegado del gobierno en Guadalajara, Juan Pablo Sánchez, el vicepresidente de la Diputación, Lorenzo Robisco, entre otras autoridades locales, provinciales, regionales y nacionales, incluido el alcalde de Azuqueca, Pablo Bellido.

Cierre dominical

Las Jornadas Medievales volvían a echar el cierre en la mañana del domingo con cientos de personas en el patio de armas del castillo para revivir el destierro de Doña Blanca de Borbón, que bajó a caballo hasta la Plaza Mayor, acompañada por el soniquete de las dulzainas y seguida por cientos de seguntinos y visitantes.

Para finalizar la mañana, eran entregados en la Plaza Mayor los premios a los mejores carteles de las Jornadas Medievales, que como cada año, diseñan estudiantes seguntinos de todas las edades. El jurado concedió un accésit a Raquel Martínez de la Fuente. El tercer premio fue para Isabel Pérez Somolinos. El segundo premio fue para Patricia Simón Chicharro. El dibujo ganador fue para Laura Marín, del IES Martín Vázquez de Arce.

Las XV Jornadas Medievales se clausuraban con un teatro medieval infantil en la Plaza Mayor, y con la actuación del grupo Barromba, con toda la junta directiva de la Asociación Medieval de pleno: Jaime Gómez Olalla, Luis Gallego, Marisa Puértolas, Sonsoles Arcones, Primitivo Alguacil y Francisco González.


Galería de imágenes de las XV Jornadas Medievales:

Fotos: Ayuntamiento de Sigüenza.