Los expertos en Edad Media compartieron sus hallazgos

La iglesia de Santiago de Sigüenza acogía este viernes el inicio de la primera edición del I Congreso de Arqueología Medieval. • La reunión está poniendo en contacto a expertos alcarreños y del resto del país para debatir sobre asuntos como doblamiento y paisaje. • Nace con vocación de continuar con citas similares en localidades como Molina.


Expertos guadalajareños y de todo el país se vieron las caras a principios de este mes en Sigüenza para debatir sobre el estado de los conocimientos sobre el periodo medieval en la provincia, tratando las cuestiones que más recientemente están preocupando a los investigadores, como son el poblamiento y el paisaje, objetivos de la primera edición del Congreso de Arqueología Medieval de la provincia. Inaugurado en la Iglesia de Santiago de la ciudad de El Doncel, la cita, que se desarrolló en tres jornadasm reunió a dieciocho investigadores y estudiosos que, de manera más o menos directa, abordaron este periodo de nuestra historia en las distintas regiones y comarcas del centro peninsular.

Dos semanas después, ya se conocen algunos de los hallazgos que compartieron en esta cita los 18 especialistas participantes, la mayoría de ellos investigadores procedentes de distintos centros universitarios. Destacó la participación de Antonio Malpica Cuello, catedrático de la Universidad de Granada, y de Ricardo Izquierdo Benito, catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha, por haber impartido respectivamente las conferencias de inauguración y de clausura.

Ambas sirvieron para encuadrar los principales temas tratados por los ponentes en la jornadas, a lo que añadir también las 14 comunicaciones breves presentadas por investigadores de distinta naturaleza, desde jóvenes recién titulados hasta veteranos historiadores, pasando por arqueólogos profesionales que ejercen el oficio de manera autónoma o algunos amateurs no exentos de originalidad e interés en sus charlas.

En Sigüenza se dieron, pues, a conocer los resultados de investigaciones que siguen inéditas (sobre todo excavaciones), así como nuevas vías de conocimiento para la reconstrucción del paleoambiente, se debatirá sobre el estado actual de los conocimientos, se pondrán sobre el tapete las nuevas vías de investigación y se llamará la atención sobre las carencias que aún tiene la historiografía sobre el periodo medieval en Guadalajara, sobre todo desde un punto de vista arqueológico.

Un diagnóstico general

Según informa el Ayuntamiento de Sigüenza a través de un comunicado, entre todos los participantes se logró dibujar el panorama historiográfico actual de la provincia de Guadalajara en lo que al estudio de la arqueología medieval se refiere. Hubo puntos comunes en todas las conferencias, como la organización social del espacio, el poblamiento, la articulación del poder en relación con el campesinado y, sobre todo, el destacado lugar que ocupa el estudio de los paisajes y los agroecosistemas como forma de entender la relación de los humanos del medioevo entre sí y de estos con el medio físico y el ambiente en el que se insertaron, con el que se relacionaron e interactuaron. Contribuyó en este sentido la inestimable perspectiva diacrónica. El Congreso abarcó desde la temprana Edad Media que sucedió a la desestructuración del imperio romano, hasta la baja Edad Media que antecedió al inicio de la época moderna, pasando por las etapas denominadas de visigodos y andalusíes.

Prácticamente todas las investigaciones mostraron de qué manera se están empleando aquellas nuevas metodologías imprescindibles en los estudios arqueológicos actuales como son la palinología, la fotografía aérea o de satélite y distintas aplicaciones informáticas de carácter cartográfico y espacial. A ello hay que añadir la presentación de datos hasta ahora inéditos, procedentes de prospecciones y excavaciones, que dieron a conocer registros arqueológicos inéditos (urbanos y rurales), formas cerámicas, vidrios y monedas y sobre todo viejos y nuevos yacimientos de época medieval, desde castillos a aldeas o torres, sobre cuya tipología, función y relación se discutió largo y tendido durante los dos días de jornadas.

Con todos estos estudios, el Congreso puso en evidencia cómo la provincia de Guadalajara cuenta en la actualidad con un nutrido grupo de investigaciones en marcha que la sitúan al nivel de los estudios en el resto de la península Ibérica, si bien con un carácter territorial desigual, ya que algunas regiones como Molina de Aragón, el Alto Tajo la comarca seguntina o la Alcarria en torno de Recópolis y Zorita de los Canes, parecen tener una mayor pujanza e interés entre los especialistas que otras en los que este tipo de estudios aún no han despegado.

El Congreso se completó con diferentes visitas a la ciudad de Sigüenza, una guiada por Pilar Martínez Taboada, otra a la necrópolis medieval de la Catedral, con explicación de Miguel Ángel Cuadrado, y a distintos yacimientos medievales del valle del Salado hasta llegar a Atienza. Además, en el acto de inauguración, se rindió un pequeño homenaje a Juan Antonio Martínez Gómez-Gordó, quien fuera historiador y cronista oficial de Sigüenza, además de médico y primer alcalde de la democracia.

La presentación

En la presentación del viernes 4, que moderó el director del Museo de Molina, Manuel Monasterio, el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, recordó que todavía queda mucho por descubrir sobre el periodo medieval, y que iniciativas como la de este congreso pionero están destinadas a trabajar en este sentido. “Qué mejor lugar para hacerlo que la ciudad de Sigüenza, como el magnífico enclave turístico y patrimonial que es”, señaló. El regidor agradeció la iniciativa de organizadores y el apoyo de los patrocinadores y destacó el trabajo de la concejala de Cultura, Sonsoles Arcones, para traer a la ciudad el Congreso.

En este mismo sentido, Monasterio destacó que el Congreso es el fruto del convenio firmado entre el Ayuntamiento de Sigüenza y el Museo de Molina “que tendrá nuevos y destacados hitos”.

La concejala de Cultura Sonsoles Arcones, deseó un congreso muy fructífero en cuanto a investigación y resultados, lo individualizó como iniciativa pionera y se sumó al propósito de que “esta primera convocatoria dé paso a futuros Congresos de Arqueología medieval en la provincia de Guadalajara, como parece será el caso de Molina el año que viene”. En representación de los patrocinadores, Font Vella y Central Nuclear de Trillo, estuvo Juan Carlos Pastor, responsable de relaciones institucionales. 

Jornada del viernes

Los directores del curso, Guillermo Contreras, de la Universidad de Granada, y Lauro Olmo, de la Universidad de Alcalá, se sumaron a los agradecimientos a los patrocinadores y subrayaron la vocación de continuidad del Congreso en la provincia para convertirlo en un referente de debate para la Arqueología Medieval nacional.

Antes de que el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, lo diera por inaugurado, Juan Ramón Velasco, vicerrector de la UA, destacó la conjunción de voluntades que ha dado lugar al I Congreso de Arqueología Medieval de Sigüenza y el papel motivador que tendrá sin duda a la hora de emprender investigaciones conjuntas.

La presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago explicó brevemente el proyecto de restauración que lidera la AAISS para convertirla en un Centro de Interpretación del Románico Provincial. El acto lo cerró la cronista oficial de Sigüenza, Pilar Martínez Taboada, con una semblanza de su padre, Juan Antonio Martínez Gómez Gordo, que fuera también cronista de la ciudad y gran luchador  durante largos años por la defensa y recuperación del patrimonio seguntino y medieval, el mismo propósito que pretende el Congreso. Martínez Gómez-Gordo falleció a finales de 2013.

Luciendo proyecto en la Iglesia de Santigo

La presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago (AAIS), Elena Guijarro, dio la bienvenida en la Iglesia de Santiago a ponentes y participantes en el I Congreso de Arqueología Medieval de Guadalajara. “Su convocatoria me parece una idea extraordinaria, como igualmente acertada me parece la idea de que el acto de apertura se haya convocado en la Iglesia de Santiago de Sigüenza, un espacio ideal para  hablar de la arqueología medieval”, aseguró.

Guijarro aprovechó la ocasión para explicarles a los congresistas el proyecto de restauración de la Iglesia y la pretensión de la AAISS de convertirlo en el futuro Centro de Interpretación del Románico en la provincia.

La presidenta explicó la génesis de la iniciativa, que después de la firma del convenio entre Ayuntamiento y Cabildo de la Catedral para la cesión del uso del lugar, se ha convertido en un proyecto “no sólo de todos los seguntinos, sino también de los amantes de la historia y del arte”, dijo.

Asimismo solicitó la colaboración “material o inmaterial” de los presentes para unirse al proyecto y anunció que el próximo día 25 de julio, la Asociación presentará, en el mismo escenario que albergó la del Congreso, el proyecto museístico que será la hoja de ruta a seguir para culminar el fin restaurador.  “El que nos motiva es un trabajo de todos, que ya está empezado y que no se puede quedar a medias”, terminó. 


Actualizado a partir de las informaciones previas de los días 5 y 7 de julio.