"Tres años perdidos" para el castillo de Galve

La Junta anuncia su intención de reabrir el expediente de sanción al dueño del castillo de Galve y la Asociación que lucha por recuperar el deteriorado edificio lamenta el tiempo perdido y pide que se haga lo más rápido posible. • La Asociación, asombrada ante las palabras del delegado del Gobierno regional, “en las que parece quitar hierro al estado alarmante del castillo”. • Recuerdan, además, que ha pedido una entrevista a José Luis Condado y se preguntan qué se ha hecho durante estos últimos tres años para repetir de nuevo este paso administrativo.


Tras el anuncio del delegado de la Junta de que hay intención de reimpulsar el expediente al propietario del castillo de Galve, abierto en 2011, la Asociación 'Castillo de Galve' está contenta pero lamenta, en un comunicado, haber perdido tres años para ejecutar la sanción al dueño y pide "abandonar la retórica y pasar a los hechos porque el edificio se cae".

Condado advierte que hay que volver a nombrar un interventor y un secretario del expediente de sanción, declaración por la que el colectivo se siente “perplejo” porque “se supone que ya estaban nombrados hace tres años y el actual Gobierno regional solo debía ejecutar el proceso. ¿Qué se ha hecho en estos últimos años para tener que repetir de nuevo este paso administrativo?”, se preguntan.

La asociación pide "abandonar la retórica y pasar a los hechos porque el edificio se cae". Valora positivamente, no obstante, el reimpulso del expediente de sanción al propietario, algo que considera un paso imprescindible para desbloquear el proceso, aunque lamenta que llegue con tres años de retraso y sin marcarse plazos.

Sin acuerdos sobre el estado del castillo

En un comunicado remitido a los medios, la Asociación no comparte el análisis del delegado sobre la situación arquitectónica del edificio. Condado habla de "muros bien consolidados, cuando solo hace falta comprobar la evolución gráfica del castillo para comprobar su paulatino deterioro", dicen.

"El castillo no se va a caer de un día para otro, de golpe, eso es evidente -matiza Conde- sin embargo sufre un deterioro progresivo que sí lo condena a la ruina lentamente, de hecho, son constantes los desprendimientos en los muros exteriores". La Asociación Castillo de Galve no sale de su asombro ante las palabras del delegado del Gobierno regional, en las que parece quitar hierro al estado alarmante del castillo. El delegado sostiene que el castillo "no presenta una situación de ruina alarmante".

En el comunicado, la asociación “lamenta profundamente” también que “el delegado de la Junta de Castilla-La Mancha encuentre tiempo para responder a periodistas y, sin embargo, no sea capaz de reunirse con los representantes de nuestra asociación. Hace tres años, los técnicos de Patrimonio de esa Delegación nos pidieron colaboración y discreción para abordar el expediente de sanción al dueño. Ahora vemos que es el señor delegado quien no parece muy dispuesto a cumplir las recomendaciones de su propio equipo”.

Finalmente, recuerdan que “el delegado de la Junta cursó una visita a Galve el pasado 9 de enero para inaugurar unas barreras antiventisqueras” y que “según ha informado el Ayuntamiento de Galve a la asociación, el delegado aprovechó el viaje para preguntar al alcalde del municipio sobre el estado del castillo, pero sin establecer compromisos”.

Intentos en vano

La Junta anuncia su intención de relanzar el expediente de sanción al propietario del castillo de Galve de Sorbe tres semanas después de que la Asociación anunciara que retomaría la actividad ante “la parálisis a la que tanto el dueño como la Administración ha sometido al castillo, que sufre una degradación paulatina”.

La asociación cuenta que ha solicitado sendas reuniones al consejero de Cultura, Marcial Marín, y al delegado provincial de la Junta, José Luis Condado, para abordar la situación del castillo y exigir que se cumpla la legislación en materia de patrimonio.  "Fue hace más de un año pero no hemos recibido contestación. Esperamos tener algo más de suerte en esta ocasión, aunque de momento no hemos obtenido respuesta", afirma Raúl Conde, presidente de la Asociación Castillo de Galve.

Este colectivo pide la aplicación de la Ley de Patrimonio Histórico que el propio Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en 2013, cuyo artículo 23 recoge literalmente: “Los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha están obligados a conservarlos, cuidarlos y protegerlos adecuadamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, deterioro o destrucción”. 

El castillo de los Zúñiga o de Galve está situado sobre un cerro al noroeste de Galve de Sorbe, en la Sierra Norte de Guadalajara. Fue construido en el siglo XV sobre un castillete anterior, que cedió a la noble familia el infante don Juan Manuel. También perteneció a la Casa de Alba e, incluso, al Estado, que hace 42 años lo subastó. Actualmente, es de propiedad privada.  

Artículos Relacionados