Guadalajara como nunca había sido vista

Repasamos tres originales iniciativas en Facebook con fotografías peculiares de la provincia. • Guadalajara España ofrece vistas poéticas de monumentos y pueblos con pies de enorme calidad.  Guadalajara Antigua rescata fotografías que permiten saber cómo eran las calles de la ciudad hace décadas.  El profesor José Serrano Belinchón propone acertijos fotográficos a sus amigos.


Son estampas en blanco y negro; imágenes refulgentes de una Guadalajara mágica; rincones familiares y, sin embargo, enigmáticos… varias iniciativas están redescubriendo los pueblos y las calles de la capital como nunca antes habían sido vistos, con miradas nostálgicas, curiosas o maravilladas que asaltan el i-phone o la pantalla del ordenador para quienes siguen las cuentas de Facebook de ‘Guadalajara España’, ‘Guadalajara antigua’ o al profesor José Serrano Belinchón.

Estas tres iniciativas tienen varios rasgos en común: sólo pueden ser seguidas en Facebook y no tienen interés comercial, sino una motivación más noble: divulgar el amor por la tierra a través de la fotografía. En dos de los casos, incluso, no se sabe quién está detrás de la iniciativa, ni sus responsables tienen ningún afán de obtener protagonismo, como comentan a Cultura EnGuada a través de mensajes anónimos en las redes sociales. ¿Otro aspecto en común? El enorme tirón que han obtenido en visitas. El caso de Guadalajara España es tremendo: ya hay más de 5.000 “me gusta” en su cuenta de esta red social, pero además han cerrado el año con “más de un millón de publicaciones vistas en todo el planeta”, según comentan.

Las iniciativas

Realmente fascinante resulta la mirada que propone en sus estampas ‘Guadalajara España’, que desde hace dos años cuelga impresionantes fotografías de monumentos de la provincia o paisajes típicos, casi siempre reconocibles y nada atípicos, pero provistos de una forma de ver que los convierte en auténtica maravilla, tanto por el objetivo fotográfico que capta el monumento, a menudo con un brillo especial, como por los literarios pies de fotos que encargan a plumas tan relevantes o doctas –o ambas cosas– como, por rescatar sólo algunos de los últimos ejemplos, Antonio Herrera Casado, Antonio Pérez Henares, Pep Bruno, Plácido Ballesteros o Raúl Conde…

En el caso de ‘Guadalajara Antigua’ la colección de imágenes impresiona por su capacidad para recuperar unas arquitecturas ya perdidas, teñidas de blanco y negro, sepia o a color, pero con la pátina del tiempo que hace identificable la fotografía en papel de los años ochenta: desde la aerostación a las céntricas plazas capitalinas salpicadas de vegetación y con su alfombra de arena, la vuelta al pasado resulta deliciosa en esta cuenta de Facebook. También este proyecto, muy secundado, lleva camino de los 2.500 “me gusta” y más de 120 amigos.

Mientras, Belinchón acostumbra a jugar con sus “amigos” a colocar una fotografía de algún rincón de la provincia, a veces a vista de pájaro, otras tan al detalle que apenas se centran en un llamativo elemento de una arquitectura o en alguna casona típica… y deja que descubran de qué pueblo se trata, ofreciendo alguna pista cuando el enigma resulta complejo.

Las redes sociales, a menudo señaladas por la frivolidad de sus contenidos, es refugio también de miradas inéditas o rescatadas de los álbumes de las fotografías reveladas hace décadas para ponerlas al servicio del público con la capacidad de divulgación que tienen las nuevas tecnologías. Hay más páginas, pero hemos repasado en este reportaje las tres iniciativas más destacables sobre la fotografía de la provincia en la red social Facebook.


GUADALAJARA BRILLANTE

“No somos protagonistas de nada, incluso no firmamos las imágenes, fomentamos que se compartan entre particulares de todo el planeta y nos sentimos muy recompensados con los mensajes que nos mandan y sus opiniones”. Quien habla es una voz anónima del grupo de impulsores de la iniciativa 'Guadalajara España', que tiene únicamente “un motivo de ser”, que es “mostrar Guadalajara a todos los que miran y no ven”.

“Somos muy pocos, porque trabajar por nada y además que nadie sepa que eres tú el autor del trabajo es un precio difícil de pagar en esta sociedad”, asegura el portavoz del proyecto. Cada semana hay entre 16.000 y 30.000 publicaciones vistas, lo que, a juicio de los animadores de esta cuenta de Facebook, “demuestra que Guadalajara es bella y merece la pena”.

En los últimos tiempos se han podido leer pies de fotos como el firmado por el cronista oficial de la provincia sobre una foto nocturna de la catedral de Sigüenza, y que empieza así: “Como un diamante sobre la carne vieja… la catedral de Sigüenza, en plena noche, refulge con su propia luz de piedra arenisca y sabia”, escribía Herrera Casado. 

También otros escritores como Pep Bruno han añadido su particular punto de vista, más fantástico: “Por la noche, mientras los habitantes de Almiruete descansan, las farolas del pueblo se visten de Mascaritas, las estrellas de Botargas, y juntas comienzan el ritual de carnaval”…

La iniciativa cuenta también con cinco vídeos de apenas unos segundos pero una belleza similar a la que ‘Guadalajara España’ expone en sus muchas fotografías.  Otro de los apartados permite enviar postales con algunas de estas características estampas guadalajareñas.


GUADALAJARA EN BLANCO Y NEGRO

La información sobre esta iniciativa, 'Guadalajara Antigua (Spain)', resulta más bien escasa. En su cuenta apenas  se anuncia que se trata de una dirección sobre “fotografías antiguas de la ciudad de Guadalajara (España)”, lo que resulta más que obvio al primer vistazo del contenido, así como que su actividad, muy dinámica, se remonta a hace poco más de dos meses, desde el 30 de noviembre.

¿Quién hay detrás? Contesta una voz, también anónima: “Esta pagina ha sido creada y administrada por un joven Alcarreño que desde el anonimato compagina su trabajo y aficiones dedicándole su poco tiempo libre a la confección de la pagina”. La tónica es similar a la de ‘Guadalajara España’ y la ausencia de protagonismo de quien la anima, también.

La plaza de Santo Domingo cuando todavía no se había producido la intervención para alicatarla, alojarle un aparcamiento en el interior y dejarla desprovista de árboles en la mitad más próxima a San Ginés; Miguel Fluiters en blanco y negro y con comercios con solera; los parques aparecidos en los papeles de antes, como el Flores y Abejas; los dibujos de la ciudad que hizo en 1565 Anton Van Der Wyngerde…

Y los comentarios: nostalgias, redescubrimientos de detalles (a veces el simple adoquinado) que afloran en la memoria, sepultados por multitud de vivencias; las lecciones de quienes más saben o mejor lo cuentan… la página recupera no sólo el primer vistazo, sino que pone en común la memoria colectiva de una ciudad a la que estos recuerdos le dan el toque de distinción que tiene toda persona con edad y trayectoria.

“Guadalajara Antigua surgió a raíz de hacerse populares otras paginas similares de algunas ciudades del mundo, tras comprobar que no existía ninguna pagina similar de nuestra ciudad y decidí que era hora de tomar la iniciativa y poner la pagina en marcha”, aclara el anónimo alma mater de la aventura digital. “La finalidad es hacerle llegar a los alcarreños y demás publico que pueda estar interesado la historia arquitectónica, monumental y cultural de nuestra ciudad, dando un paseo por el pasado (aunque sea fotográficamente) y recordando tiempos que la mayoría no llegamos a conocer”.

Hasta ahí los propósitos más evidentes. Los hay más ambiciosos, como constituir “una llamada también a la conciencia de preservar y mantener el legado patrimonial que aun conservamos siendo conscientes del que lamentablemente hemos perdido”.

Según explica el autor de la página, muchas de las instantáneas “han sido cedidas por seguidores que con entusiasmo siguen nuestra pagina”, mientras que otras pueden encontrarse en publicaciones de libros o artículos sobre la historia de la ciudad o en otros rincones de Internet. Todo por “dar a conocer un poco mas a los alcarreños su Pequeña pero Gran ciudad”, escribe este joven amante de su tierra, a la que concede los honores de la mayúscula.


EL ZOOM DE BELINCHÓN

La cuenta de Facebook de Belinchón no es anónima ni, en principio, tenía como objetivo presentar sus acertijos visuales… pero la cosa salió al paso y quienes le siguen saben que este juego de enigmas fotográficos tiene ocupado en los últimos tiempos a uno de los hombres que más sabe y mejor cuenta los secretos e interioridades de esta tierra.

El autor de estas simpáticas propuestas, consistentes en colgar una fotografía y que los usuarios adivinen de qué pueblo se trata, es todo un veterano en esto de divulgar aspectos de la provincia: José Serrano Belinchón se aventura ahora en las redes sociales, aunque ya había sabido dar el salto de los papeles de toda la vida –como su reportaje semanal en Nueva Alcarria– al ciberespacio, con su blog ‘Libros y Otros escritos’.

Una panorámica de Cantalojas, los detalles del coro de la iglesia de Romancos –que han generado debate–, Atienza, Caspueñas o Renera son algunas de las fotografías que han protagonizado en las últimas semanas esta sección, que, con algunos doctos colegas muy asiduos de este rincón de Internet (caso de Herrera Casado, Tomás Gismera o Francisco García Marquina), entre foto y foto van dejando un reguero de lecciones de historia en los comentarios. Una foto vale más que mil palabras, pero jamás se dijo que una y otras estuvieran reñidas.