Lestido y Madoz, intimidad y poesía fotográfica

Una retrospectiva de la fotógrafa Adriana Lestido y un recorrido por los 'juegos' metafóricos del madrileño Chema Madoz se exponen en el Museo Provincial hasta el 14 de enero. • El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, ha inaugurado esta doble exposición que ha definido como muestra de "arte puro". • También se ha pronunciado sobre el piso del duque y el proyecto museológico del Museo de Guadalajara. 


Adriana Lestido y Chema Madoz cruzan sus caminos en el Salón de Linajes del Museo de Guadalajara. Hasta el 14 de enero, los ensayos de la fotógrafa argentina y la poesía visual del madrileño se exponen, de la mano de PhotoEspaña, gracias a un acuerdo entre el festival y la Junta de Castilla-La Mancha, en el Palacio del Infantado. Guadalajara es la última parada de estas exposiciones que han itinerado de forma individual durante todo el año por la región y llegan de la mano en su despedida.

El pasillo que conduce por 'Ellas, nosotras, vosotras' es un sendero lleno de historia. La de la propia Lestido. 30 años de trabajo, desde 1986, que se ve en las imágenes en blanco y negro de sus ensayos fotográficos 'Hospital Infanto Juvenil', 'Madres adolescentes', 'Mujeres presas' -a veces, con sus pequeños; a veces, en poses radicalmente sinceras y "que van más allá de la presencia física", dice Ana Berruguete, comisaria de la muestra-, 'Madres e hijas' -que realizó durante tres años, viajando con ellas- y 'El amor' -dedicada a su segundo marido, el periodista Pablo Reyero-. En ésta, su lenguaje cambia y el paisaje empieza a convertirse en forma para expresar un sentimiento o diferentes estados de ánimo, alcanzando lo que Berruguete llama "cotas más conceptuales".

Estas cinco series son inauguradas por dos imágenes que distan una década: 'Madre e hija de Plaza de Mayo' (1982), tomada cuando Lestido tenía 27 años y llevaba apenas una semana en el diario argentino 'La Voz', y 'La Salsera' (1992), un instante de amor congelado en un bar. La primera se ha convertido ya en un icono y ha trascendido a la propia autora: "lo mejor que le puede pasar a una artista es eso. Mucha gente conoce la foto pero no sabe que yo soy quién la hizo. Es el mayor logro. Si fuera recordada sólo por esa foto, ya habría acabado bien", dice con orgullo y humildad.

Lo que más llama la atención de Lestido es la capacidad que tiene de estar sin estar. Lo ha contado la propia autora otras veces: "Lo que yo trato de hacer es fundirme con lo que estoy mirando. Hay que desaparecer para poder ser lo que uno mira". Lo corrobora Berruguete: "se nota cómo participamos de las escenas sin notar la presencia de Adriana en ellas. Es muy inquietante pensar que se ha colado en estos entornos tan íntimos para captar esas imágenes tan decisivas sin perturbar ese momento o ese retrato frontal".

Fotos: Chema Madoz.

La separación y la ausencia son dos temas claves en su obra y son, claramente, huellas de esta exposición. Es la ausencia del hombre. De su padre -encarcelado desde los 7 a los 11 años de edad de Lestido-. De su primer marido -Guillermo Moralli, compañero de militancia con quien se casó en 1974 y que fue secuestrado en el invierno de 1978, durante el golpe militar-.

Una vuelta de tuerca

Por su parte, Chema Madoz, Premio Nacional de Fotografía (2000), presenta 'La naturaleza de las cosas'. Además del objeto, la naturaleza es parte fundamental de la obra de este "escultor" o "poeta visual", como le ha definido la comisaria de su muestra, Oliva María Rubio. "Chema Madoz opera con los elementos de la naturaleza de la misma manera en que lo hace con los objetos, buscando metamorfosis, encuentros fortuitos".

En sus fotografías, la copa de los árboles se transforma en nube, el sol en un puñado de cerillas quemadas en forma de círculo, una pareja de guindas en los pesos de una balanza y las notas de un pentagrama en frutos de un árbol; el cubito de hielo que se derrite es un regalo, dos piedras conforman un cactus y la rosa simula ser un objeto punzante. Madoz "traspasa el reino animal y vegetal para inventar un reino propio", sintetiza Oliva María, para subrayar después la "extrañeza" y "familiaridad" como cualidades que provoca la obra de este fotógrafo, que además, maqueta sus creaciones y sabe jugar de forma sobresaliente con los objetos.

A través de las 40 imágenes que componen la muestra, se aborda la trayectoria del artista en su conjunto, ofreciendo una amplia panorámica de los diversos estadios por los que ha pasado su obra hasta el momento.

El proceso de creación de Chema Madoz no está sometido a reglas concretas. La idea puede surgir en cualquier momento y en cualquier lugar, advierte su comisaria. "Lo importante es esa predisposición, ese estar alerta. Como buen buscador de imágenes, anda por la vida en tensión; como los verdaderos creadores, observando los objetos y buscándoles la vuelta".

Arte en estado puro

El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, ha destacado en la inauguración de la muestra que Lestido y Madoz “son de continentes diferentes, pero utilizan el lenguaje común de la belleza en sus imágenes y son capaces de emocionarnos con su obra, lo que quiere decir que su trabajo es arte en estado puro”.

Fotos: Adriana Lestido

Carrascosa ha hecho hincapié en que Castilla-La Mancha “participa en bloque” en el proyecto de PhotoEspaña y "es la única Comunidad Autónoma en la que todas las capitales de provincia tienen exposiciones” de este festival "tan relevante, que en sus veinte años de existencia ha conseguido convertirse en uno de los más importantes que hay en el mundo, con más de un millón de visitantes el año pasado”. Este proyecto expositivo ha costado a las arcas regionales 149.950 euros. 

La colaboración del gobierno regional y PhotoEspaña se enmarca en el Plan Estratégico que, entre otros objetivos, "plantea convertir la cultura en una oportunidad para el desarrollo de la región".

El Museo y el piso del duque

Preguntado por el proyecto museológico que prepara en Guadalajara y que "dirá cuál es el futuro de este Museo", Carrascosa ha señalado que "dará uso a todo el espacio" del Palacio y que se presentará en breve. Respecto a la postura de la Junta en el asunto del piso del duque, una vez conocido que el Ayuntamiento ha denegado la licencia de obra para su construcción en el Palacio porque lo impide la ordenanza nº 9 del Plan de Ordenación Municipal, Carrascosa ha señalado que "si el Ayuntamiento no ha dado la licencia, no se pueden llevar adelante las obras y con eso es suficiente. No hace falta ninguna iniciativa más. De momento". 

Artículos Relacionados