El Museo acoge la obra de Chema Madoz y Adriana Lestido

Ambas exposiciones, enmarcadas en PhotoEspaña, se inauguran este jueves en el Museo Provincial de la mano del viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa. • Se trata de la segunda participación en este festival fotográfico de la Consejería que dirige Ángel Felpeto.


El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa inaugura en el Museo Provincial de Guadalajara este jueves una doble exposición de PhotoEspaña con imágenes del fotógrafo Chema Madoz y la artista argentina Adriana Lestido. La Consejería de Cultura ha vuelto a participar en el Festival Internacional de Fotografía y Artes Visuales de Madrid, que cumple 20 años, como ya hiciera el año pasado con la exposición 'Visiones de La Mancha' que trajo hasta Guadalajara la muestra 'La ciudad y sus gentes', de Ferdinando Scianna.

'La naturaleza de las cosas' ofrece una panorámica de la obra de Chema Madoz (Madrid, 1958), Premio Nacional de Fotografía y Premio PhotoEspaña en el año 2000, y permite descubrir los procesos mentales e intelectuales de donde surgen sus imágenes y aquellas fuentes que han inspirado la construcción de su lenguaje creativo. En esta exposición, Madoz explora combinaciones variadas, desplazamientos y metamorfosis a las que somete a los objetos para mostrar sus relaciones escondidas. Aunque el objeto es parte fundamental en la obra de Madoz, también se observa el gran papel que cobra en ella la naturaleza.

Chema Madoz opera con ella de la misma manera en que lo hace con los objetos, buscando asociaciones, parentescos, combinaciones, yuxtaposiciones, encuentros fortuitos. Ajeno a las clasificaciones habituales, trastoca las reglas y deja vagar la imaginación. Desplegando su fantasía, funde los reinos animal, vegetal y mineral dando lugar a un reino propio en el que transforma hojas, ramas, maderas, plantas, flores y piedras ofreciendo combinaciones de los más inesperado. A veces, lo hace cambiando su función -una pareja de guindas simula los pesos de una balanza-; otras, haciendo asociaciones insólitas -unas notas de la caligrafía japonesa se convierten en las ramas de un sauce llorón-. Y en ocasiones, los objetos se convierten en elementos de la naturaleza al situarlos en un escenario distinto -un dedal hace las veces de una maceta o los tiestos son el tronco de una palmera-.

Ellas, nosotras, vosotras

La propuesta de Adriana Lestido (Buenos Aires, 1955), Premio Derechos Humanos en 1983, entre otros, lleva por título 'Ellas, nosotras, vosotras', unaa exposición que propone un recorrido vital por más de 30 años de trabajo de la fotógrafa argentina (Buenos Aires, 1955) abarcando los grandes temas de su obra: la mujer, el amor, el desamor, la soledad o los hijos. Las imágenes de todo este trabajo hablan sobre la belleza, la esperanza y la profundidad de su estética. Indagan, de una y otra forma, en las representaciones sobre las mujeres, en sus relaciones y en los modos de quererse: como madres, como presas, como hijas, en soledad, acompañadas, jugando, riendo, observando. 

Se trata de un corpus en blanco y negro que integra 45 fotografías realizadas desde 1986, de sus primeras series en el Hospital Infanto Juvenil, hasta finales de los 90 con madres e hijas, incluyendo, además, a mujeres de todas sus investigaciones y a las de Madres de Plaza de Mayo y las de La Salsera, sus más famosas. También hay imágenes inéditas de la serie sobre presas y otras que no se exhiben desde hace más de 20 años.

Para Lestido, la fotografía es una herramienta que le permite comprender el misterio de las relaciones humanas. A partir de sus imágenes en blanco y negro, la autora documenta la intimidad y delicadeza de sus personajes desde una perspectiva social. La separación y la ausencia son temas clave dentro de su obra. Más que la realidad, lo que retrata son emociones.
Los ensayos fotográficos de los primeros años todavía conservan esa mirada de reportera gráfica, de testimonio social, de fotografía documental. Después, las imágenes se vuelven cada vez más subjetivas e incorpora paisajes a los que retrata como reflejos de estados internos.