Mirar con otros ojos para redescubrirse como mujer

Una treintena de mujeres, residentes, familiares y trabajadoras de la Unidad Rehabilitadora de Alcohete posan para la exposición fotográfica 'Con otra mirada', abierta hasta el 18 de marzo en el Archivo Histórico Provincial. • La exposición se enmarca dentro de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. 


32 mujeres. 30 adjetivos. 32 fotografías. La exposición 'Con otra mirada', en el Archivo Histórico hasta el 18 de marzo, es mucho más que una treintena de retratos. Es una invitación a reflexionar dónde quedan los prejuicios, a eliminar estigmas y rescatar, por encima de todo, el ser mujer. Detrás de cada uno de estos retratos hay una historia, pero también mucho trabajo. 

La exposición es el resultado de un año de proyecto. Lo explica a Cultura EnGuada Maribel Rodríguez, terapeuta del Centro Rehabilitador. "Cuando digo que trabajo en Alcohete, la gente me dice: buff, ahí la gente está muy mal, están muy locos... y cuando estoy dentro, cuando hablo con mis compañeros, veo que pierden la perspectiva del paciente como persona, también cuando hablo con las mujeres ingresadas allí, veo que han perdido la perspectiva como mujeres, y adoptan más un papel de paciente. Entonces, les propuse jugar a vernos de otra manera" y que el resultado ayudara a "rescatar el ser mujer, algo que da mucha identidad y un valor importante que el tiempo a veces puede hacer perder", a desterrar prejuicios sobre el centro sanitario y ayudar a recuperar la autoestima a quienes están y trabajan en él. 

Porque la historia de la Unidad de Residencia y Rehabilitadora de Alcohete (Guadalajara) tiene más de 70 años. Ha pasado por muchos períodos y sobrevivido a las diferentes reformas y modelos de intervención y "la sociedad no siempre ha sido generosa con ella, ni con las personas que precisan pasar en un momento de su vida por este dispositivo de salud mental. Muchas veces esa imagen no coincide con la realidad, parte del desconocimiento, de la fabulación... y eso influye en las personas que allí residen, incluso en los profesionales que prestan sus servicios", reflexionan en el díptico de la exposición.

Ponerse en la piel de otra mujer

Con este proyecto han querido "abrir una ventana, y que nos veáis con otra mirada". El 'experimento' comenzó en un taller donde la terapeuta utilizó fotografías artísticas de varias mujeres. "La primera parte es que ellas se identificaran con algunas de esas mujeres. Fue muy bonito porque muchas veces se identificaban con mujeres que nada tenían que ver ni con su edad ni con su aspecto físico sino con los valores que cada imagen les sugería y con los que cada una se identificaba. "A partir de ahí, empezamos a trabajar: cómo olerías si fueras esa mujer, cómo te maquillarías, cómo te vestirías si fueras ella... y trabajábamos con perfumes, maquillaje..."

El último momento del proyecto consistió en "escoger ropa y posar como la mujer de la fotografía, meterse en su papel. Fue muy bonito porque fue un ejercicio en el que una compañera servía de espejo a otra y le aconsejaba. El resultado es que cada modelo posa como la mujer que eligieron ser. Una mujer bonita, alegre, espectacular, activa, amistosa, top model, intelectual y agradable. Una mujer recordada, joven, hogareña, divertida, coqueta, seria, sencilla, risueña, serena y con encanto. Una mujer fuerte, tierna, viajera, formal, dulce, generosa, constante, cercana, inquieta. Una mujer artista, amable y servicial.

La última parte el taller permitió que ellas descubrieran su retrato, tras apartar un papel de seda que cubría cada foto. "Decían: ¡guau, si soy yo. Si detrás de todo lo que llevo encima, soy una mujer!", destaca Maribel.

El objetivo de la exposición no era realizar una muestra donde se viera únicamente a mujeres ingresadas en la residencia rehabilitadora de Alcohete. Por eso, añade la terapeuta, "invité a compañeras de trabajo a las que pensé que también les vendría bien verse de otra manera". Por eso, más de un 30% de esas fotos son de compañeras. También hay algún familiar, la trabajadora social, la limpiadora... todas a las que les apeteció participar en el proyecto.

Romper muros

'Con otra mirada' ha traspasado los muros de Alcohete gracias a Margarita Gascueña, directora provincial de Sanidad, a quien le parecía "una pena que esto no se viera fuera", confiesa Maribel. Toda una metáfora, pues "la idea no sólo es salir de los muros físicos del edificio sino de los muros que a veces, nos creamos nosotros prejuzgando a la gente o haciéndonos una idea equivocada sólo por una información que en algún momento nos ha llegado y que no tiene que ver con la realidad". 

Las mujeres participantes en el proyecto están "supercontentas e ilusionadas" de que la exposición haya podido verse fuera. A la inauguración, en la tarde del lunes, acudieron, entre otros representantes institucionales, el delegado de la Junta, Alberto Rojo; la senadora Riansares Morales, el director del Archivo Histórico, Rafael de Lucas, la delegada provincial de Sanidad, Margarita Gascueña y la directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria, Teresa Marín. 

Marín quiso subrayar la importancia que tiene el arte y lo que puede ayudar a personas que, como en este caso, sufren una enfermedad mental. "La expresión artística elimina barreras, permite acercarse a realidades, espacios y mundos diferentes y llegar a un punto en común. Y esa idea, de romper con el estigma, de romper con la visión que tenemos todos de lo que es la enfermedad mental y lo que es la mujer dentro de esa institución es lo que entiendo que refleja esta exposición", una muestra que resume "en un elemento artístico mucho sentimiento y mucho buen trabajo".

 

 

Artículos Relacionados