La igualdad, al desnudo

Las fotógrafas Gemma Mínguez y Paula M. Langa, Innovart Fotógrafos, inauguraron en el San José la exposición ‘Naturaleza humana’. • Son fotografías puras, limpias, en blanco y negro, que reflexionan sobre la esencia humana, el origen y la vida, a propósito del Día Internacional contra la Violencia de Género. 


Somos materia, somos agua, somos sueños. Somos iguales. Hombre y mujer, desnudos. Todos nadamos en la cámara oscura del vientre hasta que rompemos a llorar. En ese momento, todos por primera vez tomamos aire. Aire libre que inspira felicidad. Todos tenemos un mismo origen, una idéntica raíz. Todos tenemos la marca de la unión, la libertad y la independencia. Un mismo punto de partida para aprender a vivir. Una naturaleza.

Así entienden la igualdad y así la han desnudado en imágenes dos jóvenes fotógrafas guadalajareñas, Paula M. Langa y Gemma Mínguez –Innovart Fotógrafos- en la exposición ‘Naturaleza humana’, inaugurada este lunes a propósito del Día Internacional Contra la Violencia de Género, apoyada por la Diputación Provincial, como mostró la presencia de la diputada Marta Valdenebro y el jefe de Cultura, Plácido Ballesteros.

“No hemos querido hacer nada sobre la violencia ni sobre el género porque creemos que al final lo importante es el ser humano, la naturaleza humana, todos somos iguales”, precisaba Paula Montávez durante su intervención en la inauguración de la muestra. Todo se ha construido a través de gestos, de fotografías en blanco y negro, totalmente sencillas, limpias y puras. “Creo que así se cuenta todo”, resume.

Ambas fotógrafas sienten que en la naturaleza tienen que estar presentes los cuatro elementos –aire, tierra, fuego, agua-, tema que aborda Paula en sus fotografías. No hay que olvidarse de ellos, como tampoco “saber de dónde venimos, cuál es nuestro origen”, aspecto que trata Gemma en sus instantáneas, entre ellas, un collage de ombligos familiares, el ombligo que todos tenemos, que “da igual que sea de hombre o de mujer”, como da igual la raza y el sexo.

Tratan también de “hacer un no a la violencia” y en ese punto Paula Montávez quiso resaltar la importancia de la educación: “es quizá el pilar principal  para que este día no lo tengamos que celebrar hasta dentro de poco tiempo”.  

Asi pues, ombligos, pechos, pelos, tatuajes, tripas, instantes íntimos invitan a los espectadores a reflexionar sobre el brote de la vida. Cuando un hombre, una mujer muestra su cuerpo todo adquiere otra dimensión. Somos distintos pero, en el fondo, iguales. Lo demuestra un tatuaje que desemboca en sensualidad o el vínculo con la madre naturaleza, que compartimos.

Hay matices, tantos como ombligos, pero la raíz es idéntica.

Sorprende la sobresaliente naturalidad de los modelos al mostrarse semidesnudos o con desnudez completa. Destaca también la luminosidad y sinceridad delas instantáneas, la paz que irradian y que invitan a comprender la belleza de la vida, la autenticidad del ser humano y la supina absurdez de la violencia. 


Naturaleza humana'. Exposición fotográfica de Gemma Mínguez y Paula M. Langa. Horario de visitas: de  9 a 22 horas en el Hall del Centro San José. 

 

Artículos Relacionados