Fotos desconocidas de un viaje en aeroplano

La exposición repasa en 34 imágenes el viaje que realizaron el periodista Luis de Oteyza en un aeroplano de la compañía francesa Aeropostal entre los días 17 y 25 de diciembre del año 1927. • Permanecerá expuesta en la Casa del Doncel hasta el próximo mes de junio.


Treinta y cuatro imágenes prácticamente desconocidas de la aventura del periodista Luis Oteyza y el fotógrafo Sánchez Portela (Alfonso) a bordo de un avión biplano de tela y madera, modelo Bregue XIV, pilotado por Luz Richard perteneciente a Aeropostal, una de las primeras compañías postales aéreas francesas, en 1927 se exponen hasta el 27 de junio en la Casa del Doncel. La exposición se enmarca dentro de las actividades complementarias de la programación de 'Sigüenza Universitaria' y lleva por título 'Al Senegal en Aeroplano'.

Alfonso realizó junto al escritor y periodista Luis de Oteyza, un viaje en aeroplano desde Toulousse (Francia) a Dakar (Senegal) en diciembre de 1927. Durante el recorrido, de más de 5.000 kilómetros, Alfonso realizó algunas de estas fotografías que se reproducen en Sigüenza y cuyos originales se conservan en el Fondo Alfonso del Archivo General de la Administración (AGA), dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El aparato volaba a una media de 140 kilómetros por hora superando accidentes geográficos como Pirineos o Estrecho, que con aquellos medios suponían difíciles escollos. Al fotógrafo le costó adaptarse a las condiciones de un viaje que realizaban habitualmente dos aeroplanos, dándose cobertura el uno al otro ante las posibles dificultades del trayecto como aterrizajes forzosos u otros. Entre las anédotas destaca que Alfonso y Oteyza hubieron de viajar sentados sobre un sillín de cuero, entre las sacas de correo y que para acabar con el mareo, les recomendaron dar, sucesivamente, dos tragos, uno de café y otro de coñac.

En una primera etapa, el viaje voló de Toulouse a Alicante. Sucesivamente, los biplanos fueron saltando de Alicante a Casablanca, de Casablanca a Agadir, de Agadir a Villa Cisneros, de Villa Cisneros a Port-Etienne, de Port-Etienne a Saint Louis, y de Saint Louis a Dakar en una travesía que comenzó el día 17 de diciembre de 1927 y terminó el día de Navidad.

Las fotografías han sobrevivido a las crónicas

Oteyza tuvo que buscar ayuda entre sus conocidos mejor relacionados para gestionar un viaje que, sólo en circunstancias especiales, aceptaba viajeros. Le ayudó su condición de periodista, y el compromiso de escribir su relato en la prensa y en forma de libro de viajes, muy útil para la promoción de la compañía.

Buscando un mayor impacto a sus palabras, y una garantía de veracidad, para que se supiera que había estado allí y que lo que se veía en las imágenes era apenas una parte de lo que él contaba en sus textos, Luis de Oteyza invitó a Alfonso.

Las crónicas que escribió Oteyza como resultado del viaje al Senegal han perdido, por el tiempo, gran parte de su interés. Sin embargo, las fotografías de Alfonso conservan un gran valor estético y documental.

Este obtuvo unas impresionantes instantáneas aéreas de las principales ciudades francesas, españolas y africanas que sobrevoló, así como también recogió para la posteridad, el encuentro con el autor de 'El Principito', Antoine de Saint-Exupery, en Cabo Juby, en el antiguo dominio colonial español de Río de Oro. La exposición también recorre una serie de imágenes de escenas y tipos africanos, especialmente de mujeres senegalesas, que responden a la visión estereotipada del modelo colonial europeo de la época y que sirvieron posteriormente para ilustrar los libros de Oteyza.

Una de las páginas "más brillantes" del fotoperiodismo

"Referirse a Alfonso Sanchez Portela, 'Alfonsito', es evocar una de las páginas más brillantes del fotoperiodismo, de la fotografía publicitaria y del retratismo fotográfico español del siglo XX. Suyas son algunas de las instantáneas más conocidas de momentos clave y significados de la historia contemporánea española.

Fotografías que continúan ilustrando infinidad de publicaciones: los prisioneros españoles del Campo de Aydir, el retrato de Abd-el-Krim, el desembarco de Alhucemas, la sublevación de Jaca, la proclamación de la Segunda República en la Puerta del Sol, el asalto al cuartel de La Montaña (…) Y por supuesto, las series de los retratos más conocidos y de mayor calidad de los principales personajes de la vida política, cultural y social española entre los que el propio autor siempre destacó de forma especial el de Antonio Machado en el café de Las Salesas”. Así define al fotógrafo en el catálogo de la exposición Rogelio Blanco Martínez, quien fuera director general del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura.

Se encargaron de prologar la exposición Gloria de las Heras, portavoz de la Fundación Ciudad de Sigüenza, Javier Bussons, coordinador de la iniciativa Sigüenza UniverSItaria, y Sonsoles Arcones, concejala de Cultura, en un acto al que acudieron un centenar de personas.

Artículos Relacionados