La exposición censurada en Dávalos, en un bar

El bar A Mala Uva de la capital acoge once de las 24 fotografías que forman la exposición de Amigos del Moderno, desautorizada por la Consejería de Cultura para su exposición en la Biblioteca Pública “por no tener un fin cultural”.


Si en la Biblioteca de Dávalos no han podido sí lo han hecho en el bar A Mala Uva de la Cuesta del Matadero. Las fotografías que “no tienen fin cultural”, según la Consejería de Cultura, que componen la muestra de Amigos del Moderno y que retratan parte de un año y medio de lucha por la reapertura de este teatro se pueden ver ya en esta vinacoteca, aunque no en su totalidad, por razones de espacio. 

Se pueden ver once de las 24 instantáneas y se han seleccionado, entre otras, la foto de grupo que se realizó tras la actividad reivindicativa ‘Da la cara por el Moderno’ así como el collage que con las caras realizó Mariam Useros, o las muestras de solidaridad que realizaron el grupo barcelonés Sidonie y el toledano Jero Romero, exvocalista de Sunday Drivers, luciendo la chapa de Amigos del Moderno en sus respectivos conciertos ofrecidos en el Espacio Tyce. 

Las fotografías expuestas en A Mala Uva también dejan constancia de la última serie de actividades ‘En la puñetera calle’ -de ahí, la fotografía de la Orquesta Pinha en concierto, de Juan Carlos Aragonés Congostrina- o de los videos reivindicativos de los artistas de Guadalajara “en busca de su espacio”, que firma Nando Rivero, asi como del brindis por el Moderno. 

Las fotografías están a la venta por 25 euros –se pueden adquirir a través del blog de la asociación–, de modo que se pueda costear su producción física, que ha corrido a cargo de los cuatro fotógrafos que exponen: Mariam Useros, Nando Rivero, Virgilio Hernando y Juan Carlos Aragonés Congostrina.

 

 

 

 

Artículos Relacionados