“No nos vamos a callar ante la censura”

La Asociación de Amigos del Moderno recorrió este viernes las calles de la ciudad bajo un aguacero con las 24 fotografías de la exposición censurada por la consejería de Cultura. • Las imágenes se vieron gracias a los porteadores, que incluso entraron al Palacio de Dávalos, donde iban a haber sido colgadas. • La asociación critica la actitud de la Junta y recuerda que el conflicto del Moderno no está resuelto porque no hay ningún convenio firmado aún.


La capacidad de respuesta de Amigos del Moderno en su lucha contra los elementos vivió este viernes un nuevo episodio con la inauguración de la primera exposición con patas y la primera, seguramente, que se inaugura en la (puñetera) calle, se exhibe en el lugar en que iba a estar colgada e inmediatamente después busca acomodo en cualquier otro espacio. El de la exposición de fotografías con las actividades del primer año de Amigos del Moderno mantiene su kafkiano itinerario después de que la Consejería de Cultura sorprendiese con la desautorización de las 24  imágenes que habían sido autorizadas por la dirección de la Biblioteca Pública cuando fue solicitada la fecha, antes de verano.

“No vamos a callar ante la censura”, aseguró categórico el vicepresidente de Amigos del Moderno, Joseba García, este viernes en la Biblioteca Pública de Guadalajara, donde finalmente desembocó esta protesta. Los cuadros se pasearon literalmente por el claustro y el patio del palacio de Dávalos, donde inicialmente tendrían que haber sido expuestas estas fotografías. Lo hicieron con los porteadores de las imágenes caminando por el centro público como usuarios de la propia biblioteca, en un acto reivindicativo. Ahora la exposición busca un lugar para que siga siendo vista por los ciudadanos.

“Somos artistas, no terroristas”

Casi un centenar de ciudadanos respondió a la llamada de Amigos del Moderno, incluyendo el coordinador provincial de IU, José Luis Maximiliano, o el presidente de la Federación de Asociaciones Culturales, Juan Antonio Lázaro. Muchos de ellos hicieron de porteadores, es decir, sujetaron una de las 24 fotografías y pasearon con ellas desde las puertas del Moderno hasta Dávalos.

Antes de partir, todas las fotografías fueron rematadas con una banda donde se podía leer “censurada” y el vicepresidente de la asociación criticó ante los presentes la decisión de la Junta de prohibir la exposición en un gesto, aseguró, que “recuerda tiempos pretéritos en los que hubo censura previa”, y sentenció: nosotros no vamos a estar callados”.

La comitiva formada por fotografías y paraguas recorrió el itinerario autorizado para la marcha, que evitaba el paso por la calle Mayor, aunque ante el tremendo aguacero estos ‘marchantes de arte’ pasaron por la Plaza Mayor, manteniendo el grito constante de “somos artistas, no terroristas”.

Ya ante la fachada principal de Dávalos, posaron para una fotografía en grupo y decidieron entrar en la biblioteca, manteniendo el tono pacífico, para exhibir las fotografías en las dependencias. Les salió al paso un agente de seguridad privada, pero la actividad se mantuvo sin romper el silencio imperante siempre en estas instalaciones y sin que ninguna autoridad lo impidiese.

Ahora la exposición pretende estar instalada en algún espacio a la vista de los ciudadanos. Amigos del Moderno recuerda además que las fotografías están a la venta por 25 euros –a través del blog de la asociación–, de modo que pueda sufragar el coste de su producción física, que ha corrido a cargo de los cuatro fotógrafos que exponían. “Habían hecho una inversión porque la exposición estaba autorizada”, recordaba en Dávalos Joseba García, que criticó que Cultura haya justificado la prohibición de la exposición con que no tiene fines culturales cuando “son fotos hechas por artistas a artistas trabajando en la calle porque el teatro está cerrado, cuando la calle no es el sitio en el que queremos trabajar”.

La junta directiva de Amigos del Moderno asegura que se ha puesto en contacto con la Consejería de Cultura tras su respuesta negativa a la exposición, pero que no han recibido respuesta, tampoco tras la carta abierta de Blanca Calvo, la exdirectora de la biblioteca y miembro de Amigos del Moderno que dio a conocer el lunes la prohibición de la exposición y pedía que se reconsiderase la decisión.

También la presidenta de la Asociación, Susana Martínez, ha mantenido una conversación con segundos cargos de la Consejería, sin más éxito: “se nos acusa de insultarles, cuando creo que no lo hemos hecho nunca: porque si decimos que Marcial Marín es un mentiroso, podemos demostrarlo simplemente con leer sus declaraciones en la página web de Amigos del Moderno”.

“No hay convenio ni partidas, sino humo”

El acto de este viernes fue también el primero desde que se dio a conocer públicamente que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha había autorizado la cesión del Moderno al Ayuntamiento, en una decisión que ha sido aplaudida por el propio Consistorio, que venía negociando con Toledo las condiciones del traspaso, para el que ahora queda unas obras con una inversión fijada en 100.000 euros y la firma del convenio, con la que cristalizaría el acuerdo.

“No debemos olvidar que nuestro objetivo sigue sin cumplirse y el Moderno sigue cerrado. Es cierto que cada vez que nosotros hacemos un acto, el alcalde o Marcial Marín, alias el embustero, hace una declaración, pero no hay convenio que esté firmado, no hay una fecha de apertura ni ningún programa que defina la actividad del teatro”, explica el vicepresidente de la asociación: “Frente a su humo, nosotros tenemos hechos: actuaciones en la calle, contamos con artistas de la ciudad, ahora con fotógrafos para una exposición que se nos censura sin que el contenido sea censurable…”.

En su atención a los medios de comunicación asistentes al acto, García insistió en esta dirección: “No hay ningún papel donde aparezca el convenio firmado ni es cierto que haya una partida presupuestaria para el Moderno. Se ha armado un pitoste echando en cara al PSOE que querían quitar una partida en la que en ningún sitio ponía claramente que fuese para el Moderno… y no tengo intención de denfeder al PSOE, sino que quede claro que haya una partida para arreglar la cubierta del teatro o lo que haga falta”, pero “hasta ahora todo son declaraciones, humo”.


Crónica en imágenes de la marcha de las puertas del Moderno a Dávalos:

Fotos: R.M.

 

Artículos Relacionados