Postales de soledad e ilusión

La exposición de las mejores fotografías del 'Abeja de Oro' estará abierta hasta el próximo 12 de febrero. • Las imágenes mezclan retratos, postales de naturaleza y están protagonizadas, la mayoría, por el hombre, que aparece en completa soledad. • El mejor autor del salón, premio de Honor, ha recaído en el ucraniano Mikhail Bondar, aficionado a la fotografía desde que era niño.


Hay miles de kilómetros de distancia hasta Ucrania, país del mejor autor del salón del 57º Certamen Internacional de Fotografía 'Abeja de Oro', que organiza la Agrupación Fotográfica de Guadalajara. Quizás por eso, Mikhail Bondar, no asistió a la entrega de premios de este concurso. Como tampoco lo hicieron otros premiados: argentinos, turcos, chinos, alemanes o daneses. Los trofeos posaban solos, sobre una mesa, y tendrán que iniciar un viaje en solitario hacia estos destinos internacionales.

Pero sus obras se pueden admirar hasta el 12 de febrero en la sala de arte Antonio Pérez, en el colegio San José. Bondar ha tejido todo un universo ensoñador, experimental y creativo en torno al mundo del mar y de las embarcaciones, elegantes, casi de cuadro.

Este ucraniano, hombre de leyes y aficionado a la fotografía desde su más tierna infancia,  ha participado en cerca de 700 concursos internacionales y ha cosechado más de 250 medallas y otros premios. Su curriculum le delata. Sus fotografías, encandilan. Podrían ilustrar las 25.000 leguas de viaje submarino que imaginó Jules Verne. La fotografía surrealista -hay barcos con ruedas de carroza o bicicletas de gigantescas ruedas que se propulsan con velas- choca con otras propuestas que también se exhiben. Bondar no sólo imagina también retrata. Lo hace como si hubiera pintado a carboncillo. Es realista y fantasioso a la vez.

Zhao Minfu, de China, prefiere los campos de su tierra. Ocres, amarillos, verdes, de líneas perfectas. Ha sido medalla CEF y Abeja de Oro en la categoría de color. Se atreve también con la captura de unos pájaros que aletean sus alas sobre la rama invernal de un farolillo. El talento asiático se ha representado en el concurso con tres autores. Además de Minfu, destaca Henry Ho, de Hong Kong (primer premio en color), y Junjie Chen, en la categoría monocromo.

La naturaleza es, sin duda, una de las protagonistas de esta serie de postales ganadoras, aunque comparte primer plano con el hombre. Se refleja en soledad, la que otorga a veces el escenario natural. O, simplemente, en una pose, como la de la niña ucraniana a la que parece no importarle que caiga la lluvia. O la de la mujer negra de labios carnosos del alemán Peter Leyendecke.

La representación guadalajareña ha corrido a cargo de Enrique Mata, uno de los finalistas del certamen. Su fotografía, de aspecto herrumbroso y sepia, capta el reflejo de un tren que va camino de Sigüenza.

En este caminar de imágenes, hay retratos, paisajes, soledad, imaginación y muchas miradas. "Estamos ante una selección de obras que muestran el efecto de conjugar la mirada particular de cada artista con diferentes técnicas fotográficas, con un atrayente resultado", destaca Juan Carlos Aragonés, presidente de la Agrupación Fotográfica.

Al concurso se presentaron casi 2.500 instantáneas, superando las expectativas de la convocatoria, que por primera vez se lanzaba a 'conquistar' el panorama internacional. El logro se puede disfrutar en las paredes del Espacio Antonio Pérez, que se ha recubierto de encanto, técnica y multiculturalidad.

 Fotos: E.C.


Exposición 57º Certamen Internacional de Fotografía 'Abeja de Oro'. Hasta el 12 de febrero en el Espacio Antonio Pérez. Colegio San José. Visitas: de lunes a sábados, de 19 a 21 horas.