Déjà vu con Hombres G

Durante casi dos horas, el grupo de pop madrileño ofreció en la noche del viernes un paseo por un repertorio salpicado de éxitos, con muchas baladas y medios tiempos. • El público, unas 3.000 personas según la Policía Local, coreó feliz estrofas y estribillos.


La mayor baza de Hombres G reside en su cargamento de melodías de pop sencillo y estribillos incontestablemente pegadizos. Sus canciones resisten el paso del tiempo -31 años han transcurrido desde que lanzaran su álbum debut- y han conseguido el difícil mérito de convertirse en himnos generacionales que pasan, incluso, de madres a hijas. Anoche se pudo ver en las pistas de atletismo de la Fuente la Niña, ante unas 3.000 personas -según datos de la Policía Local- y donde se repitió prácticamente la estampa de hace tres años. Aunque esta vez, Hombres G apostara demasiado pronto por agrupar su repertorio de baladas y medios tiempos, reservando los éxitos para el inicio y el desenlace de su actuación.

Pasados unos minutos de las once de la noche, Dani, Javi, David y Rafa aparecían con toda una declaración de intenciones, 'Voy a pasármelo bien'. Estaban contentos de estar en Guadalajara de nuevo y se lo hicieron saber al público en diferentes momentos del concierto, incluida la sonrisa inicial de David, que enfiló la segunda a ritmo ska con 'No te escaparás' -estupendo el aderezo con saxofón, uno de los grandes aciertos de la noche-. 'El ataque de las chicas cocodrilo' y una sofisticada versión de 'En mi coche' despidieron el prólogo del concierto, que continuó con un auténtico arsenal de lentas y medios tiempos durante cerca de 45 minutos. Lo inauguraron con 'Si no te tengo a ti', permitiendo al público cantar hasta la primera estrofa -David respondió lanzando un beso-. No faltaron 'Dos imanes' y 'Un par de palabras', con final guitarrero y con David terminando la canción a capella junto al público.

 Fotos: E.C.

Dedicaron entonces a sus fans alcarreños, como hicieran también hace tres años, el medio tiempo 'Me siento bien': "por lo bien que nos habéis tratado desde el principio". No tardaron en ponerse románticos de nuevo con la balada 'Te quiero' hasta que, pasados quince minutos de la medianoche, volvió el ritmo a la Fuente de la Niña con 'Indiana' -"Es inútil que sigas mintiendo / a mí no me puedes engañar / Yo sé que me pones los cuernos /con el batería de Siniestro Total..."- y con la rockandrollera 'Suéltate el pelo', con la que el público comenzó a mover el esqueleto sobre el césped, hacerse selfies para inmortalizar el momento y cantar a pleno pulmón.

El ritmo ska de 'Visite nuestro bar' hizo continuar la fiesta, que tuvo su punto álgido con su gran hit 'Marta tiene un marcapasos'. El público cantó a gusto las estrofas y el grupo les acompañaba en el estribillo con la batería y las guitarras. Con esta canción Hombres G se fue para volver enseguida con los bises. Fue David quien, solo con su guitarra, interpretó la titilante balada 'Temblando' y dejó paso después al batería, Javi. Micrófono en mano se atrevió con otra lenta, 'No te puedo besar', acompañado con la guitarra acústica por Dani.

Las dos descargas finales fueron la pegadiza 'Venezia', donde Javi dio el do de pecho en su simpático inicio operístico (pasaremos de la mafia/nos bañaremos en la playaaaaaaa) y 'Devuélveme a mi chica', el single que hizo despegar hace más de tres décadas a esta banda de pop que aunque vuelva mil veces, tiene en Guadalajara fans de fidelidad eterna.