Guadarock: Como en casa

El concierto de Despistaos, rozando la una de la madrugada, fue el que congregó a más público en el nuevo escenario del Ferial, en una edición del Guadarock más casera. • Callahan y The Paff Boom´s concedieron apenas 30 minutos de música.


El regreso de Despistaos a Guadalajara fue dulce. Anoche, el nuevo escenario del Recinto Ferial no se llenó pero registró una buenísima entrada -mucho adolescente, pese a que hoy es día de clase, y mucho peñista-, que llegó a su máximo cuando Dani Marco y sus compañeros aparecieron en el escenario. Ya antes habían caldeado el ambiente Callahan y los azudenses The Paff Boom´s, a quien les tocó calentar una nueva edición del Guadarock, que en esta ocasión ha sido 100% alcarreño y se alargó durante tres horas y media.

En realidad, fue como estar en casa.

A falta de diez minutos para la una de la madrugada, Despistaos -que ha regresado a los escenarios con nuevo bajista, Pablo Alonso (Pignoise) y con Lázaro Fernández a la batería- salía guitarrera con 'El silencio', que hilaron con el tema rock 'Como antes' -muy Estopa-, 'Resucito', y 'Lo que hemos vivido'. “Cuánto tiempo sin vernos, Guadalajara. Gracias por quedaros a nuestro lado”, se sinceró Dani Marco.

El paréntesis ha durado dos años, tiempo en el que Dani ha disfrutado de su propia aventura musical -un disco titulado 'Tú acababas de venir de un viaje en el tiempo'- y que anoche parece que fue largo. El público coreaba las canciones, bailaba y llegaba a la 'comunión' con temas como 'Física o 'Química'. “Llevamos de gira desde la primavera y aquí se acaba la primera parte, cómo mola terminar en casa, joder”, volvió a agradecer Dani. “Siempre hemos tenido muy buenos recuerdos de todos los conciertos de Guadalajara y éste no va a ser menos. Muchas gracias Guadalajara”, insistió, antes de iniciar la balada 'Gracias'.

Sin llegar a la hora y media de concierto, avisaron de que la actuación llegaba a su fin. Dani cambió la eléctrica por la guitarra acústica para interpretar 'Caricias en tu espalda' y entonces confesó: “Si alguna vez pensamos si ha merecido la pena volver o no, aquí está la prueba”. Y el público, claro, respondió con aplausos. El final llegó a la hora y media de concierto con 'Cada dos minutos', que Krespo finiquitó con un guitarreo. No hubo sorpresas -podría esperarse que alguno de los exDespistaos hubiera subido a marcarse algún tema, ¿no?- y tampoco bis, la tónica general de un festival con cambios rápidos de escenario.

El aperitivo fue cosa de Callahan y de los Paff Boom´s que concedieron un show de una media hora cada uno. Callahan, con Fefe a la voz y las guitarras, descargó toda la energía que desprende su disco 'Infectado'.

Entraron con gaitas, estuvieron simpáticos, se marcaron una versión muy temprano -la segunda del repertorio- de 'Pan de higo', de Rosendo y enlazaron un tema tras otro, sin apenas descanso. No sonaron ni 'Hoy es la final', la canción que compusieron para la final de la Copa del Rey en apoyo al Atlético de Madrid, ni 'No eres de Guada si no...', compuesta en homenaje a este grupo local de facebook, que suma más de 11.000 seguidores en la actualidad.

El de anoche fue el penúltimo concierto de la gira, según comunicó Fefe, avanzando que este sábado estarán en la carpa del Recinto Ferial de Azuqueca con esta propuesta de punk rock, apta para oídos que gustan más de los sonidos crudos.

Más balsámico fue el concierto de The Paff Boom´s, una actuación de pop sencillo, con reminiscencias brit y sixtie. Soltaron los temas de su primer e.p. 'Derby' -pronto llegó la súper popera 'Otro Logaritmo'- y su último artefacto sonoro, 'Estación Picnic'. A nadie engañan al reconocer que les gustan Los Flechazos o The Jam y que su religión es el Hammond. Lástima que el público estuviera demasiado frío y sólo pareciera despertar cuando se marcaron las dos últimas canciones. Se merecían un poco más de calor, la verdad.