García Díez: “No podemos perder nuestras raíces”

La presentadora del programa de televisión ‘Castilla-La Mancha despierta’, oficiaba el pregón intelectual en el Buero, con un recorrido sentimental por la ciudad. • La joven periodista ha hecho un llamamiento para no olvidar las raíces y ha reivindicado el ejercicio de su profesión en el ámbito local. • Román defiende su "impulso" a la feria taurina: "las tradiciones ancestrales no se tocan porque son de todos".


Ha sido “el informativo más difícil”, según ha confesado nada más tomar la palabra, aunque ha reconocido que se sentía “como en casa”. La periodista Lorena García Díez iniciaba así un recorrido sentimental por la ciudad, con sus rincones, sus gentes e incluso el recuerdo en el paladar de una trenza de una pastelería, una remembranza con la que ha querido alabar a su tierra y cumplir con el mandato de pregonar las Ferias y Fiestas de este año.

La presentadora del matinal de Televisión Castilla-La Mancha, 'Castilla-La Mancha despierta', ha elogiado en el llamado pregón intelectual el carácter no siempre amable a las primeras de los alcarreños: “Pero cuando alguien de Guadalajara abre las puertas de su casa lo hace para siempre. Y eso es lo que hacemos cada año por estas fechas”, ha rectificado ante los estereotipos y las engañosas apariencias iniciales.

“Guadalajara siempre va a vivir en mi corazón y cuanto más la disfruto y la añoro, más digo que soy hija de este Río de Piedras”, ha proclamado la pregonera de este año, en alusión a la procedencia etimológica del nombre de la ciudad.

Casi todo el discurso de la joven de Taracena ha estado enfocado a los recuerdos de infancia y juventud por una ciudad “que deja huella”, con anécdotas de los paseos por San Roque y la calle Mayor, con la defensa de unas señas de identidad (“miel para endulzar los atardeceres, la Virgen de la Antigua para encomendarnos”) y, en general, algunos nombres, desde Javier Borobia hasta Cela.

Tras confesar que su intervención ha sido pergeñada en su retiro vacacional en el Alto Tajo, de donde procede parte de su familia, ha citado al escritor José Luis Sampedro, fallecido este mismo año, como referente (“no aspiro nada más que a ser aprendiz de mi mismo”) y ha reivindicado los paisajes de la provincia y sus gentes: “No podemos perder nunca, nunca –ha subrayado– nuestras raíces”.

Defensa del periodismo local

La periodista, de apenas 31 años, ha recordado su paso de apenas un año por Cope Guadalajara en 2004 y ha reivindicado ante el público el ejercicio de su oficio en el ámbito local: “mientras haya algo que contar habrá periodismo”, ha asegurado. Pero ha dado un paso más ante sus paisanos: “Si no compran periódicos nos quedamos sin diarios, como está pasando ahora en Guadalajara”. Y también se ha dirigido a los numerosos políticos presentes, a quienes a menudo incomoda la esencia de su profesión: “estamos condenados a entendernos”.

En este punto la joven presentadora ha elogiado a quien fuera uno de sus tutores en la redacción radiofónica, Antonio Herráez, y ha recordado los consejos de aquellos años: “El periodismo está en la calle” y “el periodismo se hace en los bares”.

La presencia de la televisiva García Díez le ha merecido dos honores: ser la más joven en oficiarlo y la única en pregonar las Ferias y Fiestas de las que también ha sido reina, lo que ocurrió cuando apenas tenía 17 años. Este recuerdo ha cerrado su intervención, para la que ha rescatado unas palabras de entonces, apenas unos instantes antes de lanzar los vivas correspondientes al aire y desear al respetable unas felices fiestas.

Román defiende la apuesta taurina de este año

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, precedía a la pregonera en el acto oficial con un breve discurso en el que ha defendido, como viene sucediendo en los últimos años, el diseño de las Ferias y Fiestas impuesto por “la austeridad” de los rigores presupuestarios: “Ofrecemos más con menos”, ha asegurado, tras confesar la inquietud con que vive estos días de disfrute para todos, desde que es alcalde, y mencionar a la patrona, incluyendo el relato de la leyenda según la cual su imagen estuvo escondida en la muralla de la ciudad durante la ocupación musulmana.

Pero la parte con más contenido político ha venido después. “Las tradiciones ancestrales no se tocan porque son de todos”. Con estas palabras ha rematado el alcalde su defensa de la fiesta de los toros, con renovada apuesta este año en el programa de Ferias, tanto en los encierros (con un recorrido más largo, nuevos toriles y en punta) como en las corridas, que pretenden superar “el sentimiento de decepción generalizado” que recorría el graderío del coso de las Cruces no hace tanto tiempo.

El alcalde ha reivindicado que tanto los matadores de los carteles como el funcionamiento en taquilla sostienen el renacimiento de la tradición taurina en la ciudad. “Hemos apostado decididamente por esta fiesta, que ha sido una de las señas de identidad de la semana grande”. Y ante las críticas suscitadas entre un sector de la ciudadanía a este “impulso”, ha dicho respetarlas sin compartirlas.

La actriz Abigail Tomey ha sido la presentadora de un acto con numeroso público que finalizaba con una actuación de 75 minutos del Gran Ballet de Rusia, en una colorida puesta en escena con sus danzas y atuendos típicos. Numerosas autoridades han asistido al acto, entre ellas el teniente de alcalde y concejal de Festejos, Jaime Carnicero, y el delegado de la Junta, José Luis Condado.


 Galería de fotografías del Gran Ballet de Rusia:

Fotos: R.M.