Herranz: “La UNED participa en el tejido cultural de Molina y Sigüenza”

La creación de las aulas de la Uned en Sigüenza y Molina ha supuesto una vinculación con el tejido cultural en ambas ciudades. Su coordinadora, Alicia Herranz, hace una radiografía del tipo de estudiantes que acude a estas aulas y los grados con más 'tirón'. 


Flexibilidad, calidad y vertebración territorial. Estos son algunos de los rasgos de la política pedagógica emprendida por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Una filosofía que ha querido hacer suya el Centro Asociado de Guadalajara, cuyos responsables siempre han apostado por la promoción cultural y formativa en la provincia. Su implicación se ha visto reforzada los últimos años, con la apertura de sendas extensiones en Sigüenza y Molina de Aragón.

En ellas, los estudiantes pueden acudir a diferentes tutorías presenciales y en línea, gracias a unas infraestructuras equipadas con las últimas tecnologías. De hecho, tanto en el espacio molinés como en el seguntino existen aulas AVIP que admiten videoconferencias de gran interactividad. “El estudiante puede intervenir en cualquier momento y preguntar al profesor, que está dando la clase en directo”, subraya Alicia Herranz Pérez, coordinadora de dichas extensiones de la UNED. 

¿Cómo surgió la creación las aulas de la UNED en Sigüenza y Molina de Aragón?

La idea apareció hace ya años, por parte del primer director del Centro Asociado de la UNED en Guadalajara, Luis Rodríguez. Se trató de una propuesta que se planteó al Patronato [de la UNED arriacense] y sus miembros lo vieron muy positivamente. Además, al Ayuntamiento de Molina también les pareció muy buena iniciativa, por lo que se firmó el convenio con este Consistorio. Así apareció la primera extensión del Centro Asociado de Guadalajara en la provincia. Posteriormente, hace unos tres cursos, se decidió la creación del aula de Sigüenza, con cuyo Ayuntamiento se rubricó otro convenio. Y, desde entonces, también estamos funcionando en la Ciudad del Doncel. En los acuerdos alcanzados con ambos Consistorios, las instituciones municipales se hacen cargo de la gestión administrativa del aula.

¿Cuáles son los objetivos de las mencionadas extensiones de la UNED?

Son los mismos que los del Centro Asociado. No sólo se preocupan por la formación de las personas que viven en las mencionadas zonas. También quieren participar del tejido cultural de los lugares en los que se encuadran.

¿Qué actividades se impulsan para lograr dichos fines?

Además de las tutorías, lo que intentamos es colaborar con asociaciones de la comarca. Y lo hacemos mediante la organización de diferentes actividades, como conferencias o talleres. Estas propuestas pueden estar dirigidas al público adulto, al infantil o al juvenil. Por ejemplo, este año en Sigüenza y Molina hemos realizado una jornada de Puertas Abiertas, orientada al público en general. Durante la cita, los asistentes pudieron realizar todas las preguntas que desearon. Las jornadas de Puertas Abiertas se suelen realizar a comienzos de curso. Y, seguidamente, se programan diferentes actividades.

Por ejemplo, en Sigüenza hemos preparado un taller juvenil en noviembre, que estuvo dirigido a adolescentes de la ESO. Además, también impulsamos un taller infantil en marzo y un encuentro con los alumnos de segundo de Bachillerato de los institutos Martín Vázquez de Arce y Sagrada Familia. Con ello pretendíamos que conocieran dónde estamos y qué ofertamos. Además, y como colofón, hicimos una conferencia. En Molina hemos desarrollado unas actividades muy similares a las de Sigüenza. Pero en lugar de una charla, ideamos un curso de verano, que estuvo centrado en el Geoparque existente en la comarca.

¿Qué respuesta ha habido de los jóvenes seguntinos y molineses hacia la oferta académica de la UNED?

Depende de lo que entendamos por jóvenes. En realidad, la franja de edad de las matrículas tanto en Molina como en Sigüenza no es lo que podemos entender por jóvenes de 18 años. Pero sí que hay un grueso de alumnos que se encuadran entre los 'veintimuchos' y los 'treintaymuchos'. Pero, al mismo tiempo, hay determinadas titulaciones que se caracterizan por mostrar una mayor atracción hacia los alumnos de menor edad. Un ejemplo de ello es el grado en Turismo.

¿Qué oferta académica existe en las dos extensiones provinciales del Centro Asociado de la UNED de Guadalajara?

En realidad, las aulas estaban pensadas originalmente para la preparación del curso de acceso a la Universidad para mayores de 25 y de 45 años. Al principio fue así, pero la realidad te acaba arrastrando. De esta forma, se ha podido observar que los programas que más interés han suscitado no han sido tanto los cursos de acceso, sino los grados y los idiomas.

Por tanto, la apuesta de la UNED por sus extensiones en la provincia de Guadalajara, ¿va a continuar?

Esa es la idea. Tanto por parte de la dirección del Centro Asociado como por la Diputación y los Ayuntamientos de Molina y Sigüenza nos consta que hay un gran interés en que permanezcan estas aulas.

¿Se tiene pensado crear más extensiones de la UNED en la provincia?

De momento, no. Queremos afianzar las dos que tenemos. Además, montar un aula es una medida que, presupuestariamente, tiene un coste elevado. No sólo por la tecnología en sí, sino por todo lo que conlleva una infraestructura de este tipo. En consecuencia, es mejor ir consolidando lo que ya tenemos.