"El Campus no será la panacea de la regeneración del Casco"

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Jiménez, afirma que el proyecto universitario "es un motor importante pero no lo único que se puede hacer" y ha pedido a Román que "haga los deberes" y "extreme la disciplina urbanística".


Un día antes de que el presidente regional, Emiliano García-Page, visite la residencia de las Cristinas -donde se construirá el futuro Campus Universitario- el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, ha asegurado que los concejales socialistas apuestan por un campus “realista, compartido y sostenible”.

Aunque ha coincidido en que la Universidad puede contribuir a la recuperación del casco histórico, ha advertido de que “el alcalde debe hacer los deberes si queremos que sea así. Que nadie piense que la universidad, por el hecho de estar en Las Cristinas, va a ser la panacea de la regeneración del centro de la ciudad. Es un motor importante, pero no es lo único que se puede hacer”.

En este sentido, ha dicho que "sería necesario un plan específico que empiece por la elaboración de un diagnóstico cierto sobre la situación actual", una posición "compartida también por los colegios profesionales y por los actores viven y trabajan en la zona". Este documento, ha añadido, "debe abrirse a una participación real e introducir figuras como la declaración de áreas de rehabilitación y regeneración urbana, algo que ya están haciendo localidades como Sigüenza o Molina de Aragón para aprovechar recursos que ponen a disposición otras administraciones”. A su juicio, también se debería fijar como objetivo prioritario "mantener la actividad comercial y administrativa. Todo lo contrario de lo que está ocurriendo ahora". 

Mercado de Abastos

El portavoz socialista ha recordado los casos del edificio de Correos, actualmente vacío; el traslado de los juzgados al otro lado de la autovía o el Mercado de Abastos “abandonado a su suerte”. Sobre este asunto, Jiménez ha expresado su deseo de que "empiecen pronto las actuaciones para rehabilitarlo en cumplimiento de la moción aprobada por la mayoría del pleno (el pasado viernes), porque ese sí es un motor y un foco de atracción de residentes y de empresas al centro de la ciudad”.

También ha pedido al alcalde que extreme la disciplina urbanística. “No puede permitir que propietarios incívicos sigan dejando abiertas las ventanas de los edificios para que se pudran y acaben declarados en ruina y demolidos”, ha lamentado. "Como consecuencia de la dejadez mostrada por el Equipo de Gobierno del PP, en estos momentos ya hay cerca de un centenar de solares en el casco histórico". También ha apuntado la necesidad de realizar "cambios en la movilidad, mejorando aparcamientos y solventando el problema de los autobuses para facilitar el acceso, así como dotar de un contenido cultural al centro de la ciudad".

Polígono del Ruiseñor

A preguntas de los periodistas, Jiménez ha coincidido con el presidente regional en que el Parque Científico y Tecnológico debe asentarse en el polígono del Ruiseñor, “cuyo desarrollo urbanístico debe completarse y es algo que incumbe a Román”. El portavoz socialista ha explicado que en Guadalajara "no se ha desarrollado nuevo suelo industrial desde los años setenta y ahora existe la oportunidad única de tener un tercer polígono industrial de Guadalajara".

Engonga: "Román siempre pidió que el campus estuviera en el centro"

La postura del Grupo Municipal Socialista ha sido calificada de "vergonzosa" por el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Armengol Engonga. Recuerda que "siempre ha dado la espalda a la constante y decidida demanda del alcalde, Antonio Román, y del PP para que el campus se ubicara en el centro de la ciudad... y lo que está haciendo ahora es adjudicarse un proyecto por el que nunca ha creído y nunca ha apostado. ¿Cómo justifican su cambio de postura?"

Engonga también ha responsabilizado al Gobierno de García-Page de "retrasar intencionadamente" el cumplimiento del protocolo que firmaron las partes interesadas durante el gobierno popular presidido por Mª Dolores Cospedal. "Desde junio no he oído a Jiménez reclamarle ni una sola vez que acelerara el cumplimiento del protocolo y, sin embargo, parece que ahora le entran las prisas".