Una hora de estudio por un euro para las escuelas de Haití

Horas de estudio por euros para construir proyectos de desarrollo en los países que más lo necesitan. • Es la filosofía que se esconde detrás del proyecto Olimpiada de Estudio, que apoya la Obra Social de IberCaja Guadalajara.• Hasta el 21 de diciembre, los estudiantes pueden acercarse a la biblioteca del Centro Cultural de la calle Dr. Fleming o al IES Aguas Vivas, que colabora en el proyecto. •  Por cada hora de estudio, IberCaja aporta un euro para la construcción de dos escuelas en Haití.


Hasta el próximo 21 de diciembre, los estudiantes que acudan a estudiar a la biblioteca del Centro Cultural Ibercaja (Dr. Fleming, 2B) o a la del instituto Aguas Vivas (Avda. Beleña, 9) podrán cambiar sus horas de estudio en euros y contribuir así a la construcción de dos escuelas en Haití. Se trata del proyecto Olimpiada de Estudio, una innovadora acción de sensibilización y solidaridad que cumple 11 ediciones y fue creada por la ONGD Coopera. A través de la iniciativa, los jóvenes y las empresas pueden participar y comprometerse con proyectos de cooperación al desarrollo.   

En Guadalajara, patrocina este proyecto educativo y cultural la Obra Social Ibercaja, cuya directora Nuria Berenjeno, ha destacado su filosofía: "convertir las horas de estudio en unos billetes de euro simbólicos", que después de cada rato de estudio, los estudiantes pueden depositar en unas urnas controladas por "voluntarios y personal del centro cultural". El instituto de Aguas Vivas se ha sumado a esta iniciativa, que en 2013 persigue como objetivo "conseguir 300.000 horas de estudio donadas por 35.000 jóvenes", ha remarcado Nacho Martínez, de Cooperación Internacional ONG. 

Educar en valores

El objetivo de la Olimpiada es concienciar sobre el obstáculo que supone la falta de educación para la mejora de las condiciones de vida de las personas y motivar actitudes responsables y comprometidas para conseguir así uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: la enseñanza primaria universal. 

Por eso, este proyecto solidario revierte en doble dirección: a los jóvenes que donan sus horas de estudio les inculcan valores como la solidaridad, el esfuerzo, el trabajo en equipo o la empatía, valores que ha defendido el presidente del Club de Salvamento y Socorrismo, Pablo Martínez, colaborador del proyecto. Y a cambio, se financian proyectos educativos en países del Sur.  

En este caso, el dinero conseguido en Guadalajara -y en toda España, salvo el País Vasco, cuya recaudación se destina al Congo- servirá para mejorar dos escuelas en Haití: la escuela La Saline y Deux Mapous, que resultaron gravemente dañadas en el terremoto que asoló el país en enero de 2010. Con ellas, se lleva colaborando tres años. 

En el caso de la escuela La Saline, todavía en proceso de reconstrucción y donde se forman más de 2.100 escolares, todo lo recaudado servirá para instalar un aula de informática, para que los niños puedan aprender a utilizar un ordenador y se beneficien de las nuevas tecnologías. Por su parte, el colegio Deux Mapous, a 200 kilómetros de Puerto Príncipe, gracias al proyecto conseguirá reforzar la estructura de su edificio, donde acuden a estudiar 1.100 niños de Primaria y Secundaria. El edificio mayor de capacitación técnica se deterioró mucho a causa del terremoto y hay que rehabilitarlo. Se prevé no sólo reforzar el edificio existente sino además, construir tres nuevas aulas de clase y tres talleres asi como sustituir el equipamiento. 

El presidente provincial de IberCaja, José Luis San José, ha dicho que revertir los beneficios en proyectos sociales “es la parte bonita del negocio bancario, que es complicado” y ha reiterado “el compromiso de IberCaja para seguir haciendo actividades de este tipo”.  

Mi estudio dibuja su futuro

La iniciativa arrancó en España el pasado 5 de noviembre bajo el lema ‘Mi estudio dibuja su futuro’ y ya se han obtenido más de 90.000 horas de estudio que han donado más de 21.000 estudiantes, en las más de 125 salas de estudio que se han inscrito en la iniciativa. Se trata, no obstante, de un proyecto a nivel mundial, que se traduce en proyectos de desarrollo también en República Democrática del Congo, Méjico y Ecuador.  

En 2012, el X aniversario de la Olimpiada Solidaria de Estudio contó con la participación de 12 países:  España, Francia, Bélgica, Croacia, México, Costa de Marfil, Burundi, Ecuador, Brasil, Colombia, R.D. del Congo y Haití. En ella participaron 388 salas de estudio de universidades, centros culturales, bibliotecas públicas, institutos, etc. y fueron casi 72.000 estudiantes los que donaron 595.504 horas de estudio. Estas horas están sirviendo para hacer realidad seis proyectos educativos en R.D. del Congo, Haití, México, Ecuador, Brasil y Colombia.

Artículos Relacionados