'Conciertazo' y elogio a la dulzaina en el Bicentenario

El salón de actos del San José acoge este sábado, un concierto pedagógico para educar y acercar las raíces folclóricas de la provincia. • El aula de dulzaina ha preparado tres conferencias entre marzo y junio para que los guadalajareños conozcan mejor este instrumento tradicional. • Este martes se presenta además, la Colección de Partituras para Dulzaina, que recoge por primera vez un interesante repertorio de composiciones olvidadas, antaño cotidianas en las fiestas de los pueblos de la provincia.


La labor de la Escuela de Folclore Provincial se verá subrayada en la programación del Bicentenario de la Diputación que incluye este sábado el primer concierto pedagógico de la Escuela y entre marzo y junio las II Jornadas de Dulzaina. El objetivo es que no se pierda la tradición y que las nuevas generaciones se acerquen a la cultura de sus abuelos y bisabuelos. 

La diputada de Cultura, Marta Valdenebro, ha presentado estos actos junto al director de la Escuela de Folclore, Luis Manuel García y los profesores del aula de baile y dulzaina, SAra Moratilla y Antonio Trijueque, respectivamente. 

El concierto pedagógico será este sábado a las 12 horas, en el salón de actos del San José y lo han preparado profesores y alumnos de todas las aulas de la Escuela. "Es similar al famoso 'El Conciertazo' de televisión", ha dicho Valdenebro. Y se organiza con el fin de "educar en las raíces folclóricas de nuestra provincia y acercarlas de forma amena y participativa". 

"Se tratará de que sea un concierto participativo", ha añadido Sara Moratilla. "Los profesores presentarán instrumentos que se tocaban en las fiestas como el almirez, la mandolina, la guitarra..". El concierto servirá para que los niños que acudan "distingan instrumentos" y aprendan "la diferencia entre baile y danza". Se recrearán, para ello, bailes 'agarraos' así como las danzas de paloteo de Vadenuño y Albalate, entre otras. 

Las II Jornadas de Dulzaina incorporan tres conferencias. La primera, a cargo del etnógrafo provincial José Antonio Alonso, será el 19 de marzo. Alonso dará una visión certera de los instrumentos agrófonos tradicionales de Guadalajara. El 23 de mayo, el alumno de dulzaina Fernando Sancho compartirá el testimonio de un tamboritero tradicional se Segovia y Guadalajara y, finalmente, el 20 de junio, habrá una audición con la participación de todos los alumnos de dulzaina de la Escuela, más de 40. Todas las jornadas están abiertas al público y se celebrarán a las 19,30 horas en la Sala Multiusos del San José. 

Primera recopilación de piezas para dulzaina 

Este martes, se presenta a las 19 horas en la Sala Multiusos del San José el libro 'Colección de partituras para dulzaina. Nuevas composiciones para dúo y grupo de dulzainas castellanas', una recopilación de casi un centenar de páginas, donde el profesor de la Escuela de Folclore, Antonio Trijueque, repasa la tradición dulzainera de la provincia a través de partituras recuperadas. En los últimos años, la aparición de grupos de dulzaineros ha rescatado composiciones y sonidos, antaño cotidianos en las fiestas y rondallas de los pueblos. 

Trijueque ha contado para elaborar el contenido de esta colección con la colaboración de la Asociación Cultural 'Gaiteros del tío Maroto'. Entre las piezas incluidas, composiciones para dúo de dulzainas como ¡Que empiece la fiesta! , A la Virgen de la Herrería , Algarabía alcarreña, Jota de San Miguel, Marcha del figón, Jota de la Cañá Valdemonía, Mañanas dulzaineras, Mazurca de a tres, Pasacalles de Sinforoso o 'La Burré'. 

En composiciones para grupos, figuran, entre otras piezas, La Horcajada, Jota de la Escuela de Guadalajara, A la Virgen de la Antigua, Jota de Lucos, Jota del Olivar, Baile corrido del tío Calicía, La Pintizuela o Rondó de Cid. 

"Los niños de ahora ven las tradiciones como ciencia ficción" 

La Escuela Provincial de Folclore lleva 29 años siendo la guardiana de las tradiciones de la provincia. Se han conseguido "objetivos pero vamos evolucionando", señala el director, Luis Manuel García. La Escuela suma a su actividad docente, actividades añadidas para "incidir más si cabe" en mostrar fuera de los muros de este centro educativo todas las manifestaciones artísticas que se cultivan en él. Es el camino a seguir: "las nuevas generaciones no han nacido en el pueblo y no conocen la artesanía, la rondalla o los mercados... ahora tratamos de potenciarlo", añade García. 

La Escuela recibe, de hecho, visitas guiadas de escolares, que han demostrado que "los niños de ahora ven las tradiciones como ciencia ficción". Es lo que ocurre con la dulzaina, por ejemplo, vista hasta hace poco como un instrumento de museo.

Artículos Relacionados